America, Argentina
  • + Ultimos 2 Mensajes Emitidos

    NOS HA NACIDO UN NIÑO, UN HIJO NOS HA SIDO DADO (Isaías 9,6)

    A comienzos del tiempo del Adviento, para animar la espera de la Navidad, enviamos una carta para quienes creen en este misterio y también para quienes, aun no creyendo, celebran la Navidad en familia como una fiesta de paz y de esperanza de un mundo mejor. Enumeramos en ella una serie de sombras y algunas luces para dar el contexto del Nacimiento de Jesús, como el del momento en que celebramos la Navidad.

    Llegamos al final de este año 2018 empobrecidos. Empobrecidos en lo económico: en cada vez más hogares se ha dificultado sistemáticamente el acceso a la salud, a la educación, e incluso al alimento. Salarios que quedan atrás del aumento del costo de vida y destrucción del empleo y la industria nacional son consecuencias de políticas económicas que favorecen a muy pocos y sumen en la pobreza a una enorme porción de los habitantes de esta bendita tierra.

    Empobrecidos en lo político. Un gobierno sin otro proyecto político que obedecer al FMI y favorecer la especulación y el capital (especialmente el extranjero). Una oposición que no termina de renunciar a intereses mezquinos, sectoriales y personales, incapaz de unirse para pensar juntos un proyecto amplio y común cuya prioridad sea hacer de nuestro país una Patria de todos.

    Empobrecidos en lo humano. Políticas de seguridad que criminalizan la disidencia y la pobreza, que nos llevan a ver que no toda vida vale. Políticas que crean brechas y nos llevan a ver al otro como una amenaza, cuya vida vale menos que la propia. Lejos de eliminar la “grieta” (como la llaman) pareciera que nos separan distancias cada vez más insalvables: otra de las tantas promesas incumplidas.

    Podríamos seguir con un largo catálogo de sombras. Pero sería un retrato incompleto y, por eso, falso de nuestra realidad. La Luz del Niño Dios en el pesebre nos deja ver más que las sombras. Nos deja darnos cuenta de las brasas encendidas, quizás tapadas por la ceniza, que pueden y deben ser avivadas.

    La generosidad solidaria de nuestro pueblo, de nuestros pobres, se multiplica creativamente para encontrar caminos, no sólo para la subsistencia, sino para crear los lazos que nos permiten saber que hay otra manera de vivir juntos y regenerar el tejido dañado de nuestra sociedad. Generosidad y solidaridad que deben ser la norma para aquellos que tienen la responsabilidad de elaborar y plasmar un proyecto de país distinto.

    Nos hace mirar nuestro futuro con esperanza ver el compromiso valeroso y creciente de tantas personas y organizaciones sociales con la defensa de los derechos: derecho a la vivienda digna, derecho a la tierra, derecho al trabajo, derecho a la salud y la educación, los Derechos Humanos. Nos permiten soñar con una Patria fraterna, que no teme al que es distinto, que se enriquece en las diferencias, aún en muchas que hoy nos parecen irreconciliables.

    Esta noche celebramos el Nacimiento del que viene “a traer la Buena Noticia a los pobres, a anunciar la liberación a los cautivos  y la vista a los ciegos, a dar la libertad a los oprimidos y proclamar un año de gracia del Señor” (Lucas 4,18-19). Esa Buena Noticia queremos  compartir con ustedes y darles gracias por los fueguitos que nos marcan el camino para que esta Noche bendita sea signo de una nueva historia en nuestra Patria y en nuestro mundo.

    No importa lo que esta noche puedan o no puedan poner sobre la mesa, lo que puedan o no regalar. Quienes nos sentamos a ella somos lo que importa: ¡Les deseamos una Bendita Navidad!

    Grupo de Curas en la Opción por los Pobres
    24 de diciembre de 2018

    (108)

    ANTE AFIRMACIONES DEL OBISPO CASTRENSE

    El día 26 de noviembre, el diario LA NACIÓN publicó una editorial exigiendo la aplicación de la ley 24.390, la “ley del 2x1”, a los casos de crímenes de lesa humanidad. La semana pasada, el 15 de diciembre, el obispo castrense, en carta al correo de lectores del mismo diario adhirió al contenido de dicha editorial, agregando a los argumentos “jurídicos” y “filosóficos” de la editorial, algún argumento de la “teología moral”. Creemos que es necesario responder a esas argumentaciones.

    Dice la editorial de marras que “la ley que limitó el 2x1 en 2017 consagró una discriminación indebida con relación a los delitos de lesa humanidad”. Antes que nada, no deja de alegrarnos que tal editorial califique a los delitos que nos ocupan como lo que son: crímenes de “lesa humanidad” (aunque uno puede sospechar que no de buena gana). Si el diario utiliza la palabra discriminación en su sentido más originario de “distinción”, esa discriminación no es indebida: los crímenes de lesa humanidad son de una naturaleza muy distinta a otros crímenes. Por eso la ejecución de las sentencias, aún cuando puedan coincidir en penas aparentemente similares en el tiempo que se les asigna, deben conllevar distintos modos de ser tratadas.

    Si la palabra discriminación se utiliza en el sentido más usado en nuestros días (que parece ser a lo que se apunta en la editorial), lo que querría decir la editorial es que los condenados por esos crímenes están siendo discriminados, también es falaz la argumentación. Sólo serían discriminados si se rompiera el principio de igualdad ante la ley. La igualdad ante la ley implica que todos estamos obligados por las mismas leyes, no que las penas y su ejecución deban ser iguales si dependen de la violación de leyes diversas y la valoración distinta de crímenes de muy distinta naturaleza.

    También el principio de la interpretación más benigna de la ley debe distinguir la benignidad que puede aplicarse en el caso de cada ley. Y siempre, en estas distinciones, deben ser tenidos en cuenta, entre otras cosas, el daño ocasionado a la sociedad y la contumacia en el delito.
    Mons. Olivera, a quien queremos reconocer un sincero interés en la reconciliación de la sociedad argentina, retoma el argumento de la discriminación desde una perspectiva de la moral teológica, preguntándose cómo es posible que “entre muchos aberrantes delitos algunos fueran más condenables/perdonables que otros”. Y sí, así debe ser: tal como distinguimos en la teología moral entre pecados leves y graves, entre pecados menos y más graves. Y lo mismo sucede con las penas de los pecados: en la teología más tradicional se reconoce que quien ha cometido un pecado leve, puede acercarse a recibir el sacramento de la Eucaristía, no así quienes han cometido pecados graves.

    Y, distinguiendo aún entre quienes cometen pecados graves, hay pecados graves que pueden ser perdonados en una celebración normal del sacramento de la reconciliación y otros que, sufriendo la misma pena de no poder acercarse a comulgar, son sancionados con la excomunión por la particular gravedad del pecado y requieren otro tipo de proceso para ser absueltos. Y nada de esto significa discriminación del pecador.

    Y, si Mons. Olivera está verdaderamente preocupado por la reconciliación de los argentinos, le pedimos encarecidamente que, en su atención pastoral a los detenidos por crímenes de lesa hanidad, se preocupe por lograr que ellos den los pasos previos necesarios para todo perdón y reconciliación: el reconocimiento y arrepentimiento del pecado, el pedido de perdón a la sociedad por las faltas cometidas contra ella y la reparación posible, alentándolos a decir dónde están los más de 400 hijos secuestrados, con sus identidades borradas, y así aportar evangélicamente a la verdad y la justicia que merecen tantas familias que aún buscan a sus nietos e hijos. No recordamos que ninguno lo haya hecho. Ése será el momento de pensar en la benignidad.


    Curas en la Opción por los Pobres
    17 de diciembre de 2018

    https://www.lanacion.com.ar/2196229-el-2x1-y-la-vigencia-de…



    (99)

     

Categoría padre: ROOT Categoría: Mensajes del Grupo

Sacerdotes de todo el país, reunidos en el colegio Máximo de San Miguel (Bs. Aires) los días 23 a1 26 de Agosto 2004, queremos hacer nuestra y apoyar la solicitud que, el 11 de noviembre 2003, los Obispos de la Región Patagonia Comahue hicieran llegar al Señor Presidente de la Nación -la cual adjuntamos- sobre la necesidad urgente de hacer universal, por ley, el Salario Familiar para los  niños, reconociéndolo prima facie como un derecho de ellos  y teniendo en cuenta la enorme desocupación y subocupación que afecta a tantos Jefes y Jefas de Hogar.

Nos duele el 50% de conciudadanos nuestros reducidos a vivir bajo la línea de pobreza; nos duele la enorme y creciente brecha entre ricos y pobres en un mismo país, nos duelen tantos  hombres, mujeres y niños desatendidos en sus derechos  y por ende afectados en su dignidad.

Es tiempo de reconstruir nuestra nación sobre la base de la Justicia y del Derecho, sobre una más justa y equitativa distribución del ingreso.

Por eso queremos sumar nuestra voz a la de los Obispos de la Patagonia, a la de algunos diputados nacionales, a la de la CTA, a la de tantos Jefes de hogar angustiados por el presente y el futuro de sus hijos que son ellos mismos el futuro de la nación Argentina.


Será Justicia.


Vicente S Reale, L.E. 6 508 536, Mendoza

José Ignacio Albuin, DNI 13 474 277, Tucumán

Roberto Murall, DNI 16 056 846, Santiago del Estero

Juan Carlos Aguiar, DNI 13 868 963, Rosario

Juan Carlos Prado, DNI 14 984 379. Tucumán

Alfredo Constable, LE 6 461 375, Córdoba

Jorge Aloi, DNI 12 739 618, Rosario

Luis Emilio Sánchez, DNI 4 459 923, Avellaneda

José Meisegeier, DNI 4 126 043, Capital Federal

Rodolfo Taboada, DNI 16 560 522, San Isidro

Fermín Gauna, DNI 14 251 001, Quilmes

Salvador D. Yaco, DNI 10 986 030, Rosario

Fernando Luis Leonfanti, DNI 21 486 791, Neuquén

Daniel Oscar Siñeriz, LE 7 634 104, Rosario

Luis Domínguez, DNI 18 780 784, Avellaneda_Lanús

Justino Fernández DNI 93 148 309 Mar del Plata

Nestor Cruz García, DNI 13 792 953, San Isidro

Antonio Quilaza, DNI 16 519 879, Neuquén

José Piguillem, DNI 4 804 685, Merlo_Moreno

Luis Rodríguez, DNI 12 210 059, Lomas de Zamora

Eduardo de la Serna, DNI 11.451.363, Quilmes

Marcelo Eyheramendy, DNI 14 952 115, Quilmes

Alberto Carbone, DNI 4 150 227, Merlo_Moreno

Claudio Faivre Duboz, DNI 92 052 156, A. Valle (RN)

Rubén Omar Capitanio, DNI 5 222 846, Neuquén

Sergio Alberto Lamberti DNI 16 404 799, Santiago del Estero

Mariano R Ledesma, DNI 16 101 001, Santiago del Estero

Pascual Alberto Faraoni, DNI  4 783 923, Buenos Aires

Gustavo Carlos Gleria, DNI 16 506 805, Córdoba

Juan Luis Moyano, LE 7 989 430, Buenos Aires

Martin Gottle, DNI 92 839 579, Neuquén

Luis María Ocampo, DNI 11 266 697, Mar del Plata

Alberto Dagorret, DNI 21 418 050, Concordia

David Gastón Meza, DNI 23 111 743, Quilmes

Carlos Ponce de León, DNI 6 484 349, Córdoba

Enrique Romani, DNI 10 356 115, Buenos Aires

Enio Cargnello, DNI 93.718 844, Quilmes

Víctor M. Fernández, DNI 16.024 248, Río Cuarto

Juan José Gravet, DNI 13 240 986, Rosario

Eduardo A. González, Buenos Aires

Víctor S. Acha, DNI 6 511 140, Córdoba

Juan Ángel Dieuzeide, DNI 4 910 090, San Carlos de Bariloche

Patricio Grehan, DNI 13 407 376, San Isidro

Marcelo Sarrailh, LE 4 909 922, Córdoba

Nicolás Alessio, DNI 13 353 129, Córdoba

Raimundo Alessio, DNI 14 323 423, Córdoba

Guillermo Fernández Beret, DNI 13 115 034, Santiago del Estero

********************************************************

Región  Pastoral Patagonia _ Comahue

                                        San Miguel, 11 de Noviembre de 2003

     Ref./ Presentar propuestas/ Salario Familiar del Niño

          

 

Sr.  Presidente de la

República Argentina

Dr. Néstor Kirchner

Casa de Gobierno

 

De nuestra mayor consideración:

           En oportunidad del encuentro que los Obispos de las diócesis que Integran la región Pastoral  Patagonia-Comahue tuvimos con los delegados de Pastoral Social de las mismas, en la ciudad de Viedma, los pasados días 16 y 17 de setiembre, analizamos diversas inquietudes concernientes a la situación social que se vive  en nuestra querida región, y que no es ajena a la experimentada en otros puntos del País.

          Vimos que la implementación durante largo tiempo de políticas económicas de neto corte neoliberal llevaron a los hogares argentinos a condiciones de pobreza y marginación nunca vistos anteriormente, condiciones que fundamentalmente golpean a millones de niños y ponen en riesgo sus personas y calidad de vida. Esta cruda realidad, y la necesidad de empezar a enfrentar la pobreza con medidas concretas que hagan creíbles y perdurables los nuevos aires que se perciben, fueron parte del análisis de esos días y nos hizo pensar  que si partiéramos del derecho que los niños tienen a la alimentación, educación, salud y una vida digna en general, se iría superando ese doloroso e injusto presente, y se iría preparando, a la vez, un futuro mejor para ellos y para nuestra República.

           En estos días, los Obispos de la mencionada Región Pastoral que estamos participando de la 66ª Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Argentina en la ciudad de San Miguel, como fruto de aquel encuentro de Viedma, hemos visto conveniente dirigirle a Ud., Sr. Presidente, esta carta con la propuesta que con sencillez y sincera vocación de servicio ponemos a su digna consideración.

            Creemos que sería  sumamente  oportuno  y posible  implementar un salario familiar propio de los hijos, desligado del trabajo de sus padres,  en  particular  para  aquellos niños con padres desocupados.

            También pensamos que este salario  debería ser suficiente como para conseguir la finalidad deseada: el bien de nuestros niños. En definitiva, deseamos que los niños no pierdan el derecho al salario familiar porque sus padres perdieron el trabajo!

             Sabemos que deberán estudiarse aspectos económicos, legales y de factibilidad para llevar a la práctica la idea, pero nuestra experiencia pastoral nos hace estar convencidos que es perfectamente viable y que, de implementarse, puede llevar un verdadero alivio a millones de nuestros hermanos más pobres y a sus familias.

            Confiando en que Ud., Sr. Presidente, sabrá interpretar el verdadero espíritu de nuestra iniciativa, nos despedimos cordialmente, asegurándole nuestras oraciones para el éxito de la importante gestión que le confiara el pueblo argentino.

 

Mons. Néstor Hugo Navarro                              Mons. José Pedro Pozzi sdb

Obispo del Alto Valle del Río Negro                   Obispo Emérito del Alto Valle


Mons. Pedro Luis Ronchino sdb                         Mons. Marcelo Melani sdb

Obispo de Comodoro Rivadavia                         Obispo de Neuquén


Mons. Alejandro Antonio Buccolini sdb               Mons. Fernando Maletti

Obispo de Río Gallegos                                   Obispo de S. Carlos de Bariloche

                                              Mons. Esteban Laxague sdb

                                               Obispo de Viedma

 

Visitas: 1557

Lecturas sugeridas

Mensaje Final Encuentro Nacional Curas en la Opción por los Pobres 2018…

Mensaje Final Encuentro Nacional Curas en la Opción por los Pobres 2018 Reunidos en el 31º encuen…

La Palabra se hizo carne y habitó entre nosotros Investigación sobre Jesús y fe cristiana…

La Palabra se hizo carne y habitó entre nosotros Investigación sobre Jesús y fe cristiana zabet…

Mensaje de Navidad del 2008…

Mensaje de Navidad 2008 Fin de año es -habitualmente- tiempo de balance, evaluación. Tiempo de…

GUADALUPE, ICONO Y TEOLOGÍA DEL PUEBLO MEXICANO…

(LA DEVOZIONE E IL CULTO DELLA VIRGEN DE GUADALUPE COME ICONA DI UNA INCULTURAZIONE PROFONDA FATA DA

Nos Visitaron:   Amigos

Tenemos 157 visitantes y ningun miembro en Línea