America, Argentina
  • + Ultimos 2 Mensajes Emitidos

    MENSAJE DE NAVIDAD

    Grupo de Curas en la Opción por los Pobres



    “Les traigo una buena noticia, una gran alegría para todo el pueblo” (Lc 2,10)

    Hace más de dos mil años José y María buscaban lugar para que el Hijo de Dios puediese “acampar” entre nosotros y nosotras (cf. Jn 1,14). La opresión del imperio romano ahogaba la economía del pueblo de Israel y se hacía sentir en quienes habían sido excluidos de la mesa de la vida. El sistema religioso judío se había tornado leguleyo y rígido, hipócrita y alejado de la vida del pueblo más pobre. Pero en el Niño de Belén viene Dios a encender la esperanza de todos y todas, especialmente la de los más humildes de entonces y de ahora.

    Hoy como ayer creemos que la Navidad es un canto de esperanza. Es anuncio de algo nuevo que Dios quiere hacer en la humanidad. Y especialmente es el anuncio de buenas nuevas a los pobres (cf. Is 61,1).

    Por eso nuestra esperanza cristiana se une a la esperanza puesta por nuestro pueblo en este nuevo tiempo en la democracia de la Patria. Todavía resuenan en nosotros las vivencias del pasado 10 de diciembre. Volvieron a escucharse palabras de consuelo para el bien de nuestro pueblo, para la vida de los más frágiles.

    Los propósitos asumidos por el nuevo gobierno nos inspiran confianza. Se atenderá con urgencia el hambre y el endeudamiento de nuestro pueblo. Pagaremos a los acreedores, pero no a costa de la vida del pueblo y de los pobres. Volvimos a escuchar la necesidad de integrarnos a la Patria Grande. Malvinas y su soberanía volverán a ser asuntos de Estado. Se cuidará de la tierra y de los recursos naturales como nos pide Francisco en “Laudato Si”. Se declara la emergencia social. Se volvió a pronunciar el “nunca más” que promete sanear el sistema judicial y acercar a todos y a todas una justicia largamente esperada. No se respaldará la política de la represión y el gatillo fácil. Ya no se sostendrán fondos secretos y reservados. Escuchamos que la mujer y los jóvenes estarán en el centro de la preocupación de este nuevo gobierno. Se buscará crecer en federalismo.

    Escuchamos a un presidente expresar estos propósitos. Confiamos en su sinceridad, en que no se trata de otro engaño: es lo que Dios y nuestra Patria le demandan. Sabemos que no será fácil “poner de pie” a nuestra querido país. Todavía hay deudas pendientes como la de nuestras presas y presos políticos. Las fuerzas de quienes tienen intereses mezquinos siguen vigentes. No todos adhieren a este sueño colectivo de felicidad sin exclusiones.

    Pero esta Navidad nos ofrece una nueva esperanza. La celebramos. Como grupo de curas seguiremos caminando junto al pueblo y a los pobres. Y, con ellos, estaremos atentos para recordarle a nuestro presidente si algo de lo anunciado quedó en el mero discurso.

    ¡Feliz Navidad!

     

    Secretariado del Grupo de Curas en la Opción por los Pobres,
    Navidad de 2019

    www.curasopp.com.ar
    https://www.facebook.com/GrupodeCuraseOPP
    Twitter @GrupoCurasOPP

    (178)

    HA PARTIDO UN PROFETA Y PASTOR

    (Comunicado del Grupo de Curas en la Opción por los Pobres)


    La noticia de la muerte de Miguel Esteban Hesayne, obispo emérito de Rio Negro inundó nuestros casilleros; en casi todos se decía más o menos lo mismo: ¡falleció un grande! Y no nos cabe duda señalar que así fue. Un grande.


    Cuando todos los que se creían grandes se empequeñecían día tras día, un muy reducido grupo de obispos entendió el dicho de Jesús: “quien quiera ser grande, hágase servidor de ustedes” (Mt 20,26). Y don Miguel fue un grande: fue servidor de su pueblo en la provincia, fue servidor de las comunidades, con un sínodo que marcó rumbos (muchos después no seguidos) y servidor de las víctimas del genocidio y la dictadura. No era fácil. Quizás los pequeños no soportan la grandeza servicial, o quizás, los que se creen grandes, no soportan la gigantesca pequeñez de los profetas, de los sabios, de los pastores que arriesgan su vida.

    Soportó las críticas feroces. Debió soportar (como otro grande, Paulo Evaristo Arns) que su diócesis fuera dividida en varias e incluso su discurso de recepción al Papa fue recortado en su alusión a Enrique Angelelli.

    La luz de su obispado, como otras (pocas), fue un faro para la Iglesia, y aunque haya sido cuestionado, criticado y ninguneado, él sí pasará a la historia de la Iglesia argentina como un obispo en serio. Así resultó un “servidor creíble” testigo de las cosas de Dios (Heb 3,5).

    Miguel querido, sin formalismos te decimos “¡descansá en paz!”, somos varios que esperamos, al menos en parte, seguir tus huellas, andar tus caminos y levantar, como lo hiciste, la voz en defensa y servicio de tu pueblo. Gracias, grande. Muchas gracias.

     

     

    Secretariado del Grupo de Curas en la Opción por los Pobres,
    2 de diciembre de 2019

    (163)

     

Categoría padre: ROOT Categoría: Mensajes del Grupo


Mensaje de los curas en la opción por los pobres

Creemos que la situación actual nos invita a decir "una palabra". Pero ¿qué palabra? La crisis internacional sin precedentes, el nuevo reclamo de los sectores de las patronales agropecuarias, el adelantamiento de las elecciones, la ley de radiodifusión. Todo parece entremezclarse, y sabemos que cualquier palabra puede ser usada por unos o por otros en un sentido o el otro, a favor o en contra.

Entre nosotros tenemos miradas diferentes. A veces, ¡muy diferentes!, y lejos de ser motivo de conflicto, son temas que nos unen y acercan. Hay entre nosotros algunos que se sienten muy cercanos al gobierno (nacional, o provincial) y otros que se ven totalmente en oposición; algunos quieren palabras claras y firmes ante una actitud o decisión, y otros no tienen claro qué decir o hacer, o prefieren no hacerlo.

Entonces, ¿cómo decir 'una palabra' ante esta situación? Pero veamos algunas cosas:

1. Los problemas nacionales como el conflicto con el autodenominado "campo", o el "adelantamiento" de las elecciones nos hacen ver estupefactos "desde afuera" cómo unos y otros pelean por carroña sin que los pobres sean el tema central y principal, y a veces sin que parezca que importen. Unos estaremos más cerca de un lado, otros de otro, pero sí tenemos claro que los pobres no se ven beneficiados en esto. Y es allí donde queremos estar. Invariablemente.

2. La enorme crisis internacional es fruto exclusivo del capitalismo; y parece que se la pretende solucionar con "más capitalismo". Se inyectan miles de millones de dólares en los bancos y compañías que fueron "las madres de la crisis". ¡Qué distinto sería si ese dinero se destinara directamente y sin intermediarios a los pobres, a lo que los beneficia claramente. ¿No es impúdico escuchar que se dan miles de millones de dólares al banco tal o la aseguradora cual mientras millones y millones de hermanos y hermanas entran diariamente en el "universo de la pobreza"? ¿No es impúdico y criminal el hambre, la falta de salud, y de trabajo, o los subsidios que nunca llegan a los pobres?

3. Proyectos de leyes como los de radiodifusión parecerían ajenos a los problemas fundamentales de la gente; pero a su vez es cierto que los medios de comunicación pueden crear ánimos sociales, insoportables sensaciones de inseguridad, ser amplificadores de voces menores, o hasta gestar golpes de Estado. Y eso repercute en la vida de la sociedad y de los pobres en especial (no olvidamos la responsabilidad de muchos medios en el clima de descontento que terminó apoyando el golpe de estado genocida de 1976). Por esto nos parece fundamental que se modifique esta ley de la Dictadura militar y que se diversifique lo más posible el universo de las comunicaciones ya que monopolios u oligopolios sólo perjudican la mirada diversa o la lectura de la realidad más profunda.


4. No olvidamos, también, la actitud frecuentemente intolerante de pretender ser dueños de la verdad, intérpretes autorizados y exclusivos del sentir y ser popular que terminamos, tantas veces, viendo a los que no piensan "como yo" como verdaderos "enemigos", incluso a aquellos que tan honestamente como nosotros, pretenden priorizar a los pobres y defender sus intereses, contribuyendo de esa manera al desconcierto de la gente. En este sentido, nos parece indispensable una actitud de sincero diálogo y respeto que nos permita ver con la mayor claridad posible quiénes son los que defienden con sus palabras y su vida a los pobres, y quienes se desinteresan de su suerte, ¡o la provocan!

Insistimos en un tema que nos parece fundamental: aun con diferentes miradas, pretendemos mirar lo que nos parece -humilde y honestamente- que más beneficia, o perjudica a los pobres. Y queremos invitar a todos, en especial a los que tienen responsabilidad pública a cambiar el enfoque, a abandonar actitudes de discordia y -especialmente- a recordar que sólo donde los pobres de ven beneficiados Jesús se hace presente, y Dios reina. Es desde allí que pretendemos decir nuestra palabra.


Grupo de Curas en Opción por los pobres

Marzo 2009

Visitas: 1872

Lecturas sugeridas

Inicio

Inicio…

.palito { border: solid; border-radius: 7px; color: #033; border-color: #0080FF; border-wi…

Mensaje a la sociedad y las comunidades sobre el Obispo Castrense…

Mensaje a la sociedad y las comunidades (Grupo de curas en Opción por los Pobres)   El p…

Rechazo a la designación del Dr. Carlos De Casas en la CIDH

Rechazo a la designación del Dr. Carlos De Casas en la CIDH…

COMUNICADO DE PRENSARechazo a la designación del Dr. Carlos De Casas en la CIDH     El grup…

Encuentro Nacional 2005…

Los miembros del grupo nacional de curas en la opción por los pobres, reunidos en nuestro 19° Encuen

Nos Visitaron:   Amigos

Tenemos 76 visitantes y ningun miembro en Línea