America, Argentina
  • + Ultimos 2 Mensajes Emitidos

    ES HORA DE CRECER EN LA SOLIDARIDAD

    Grupo de Curas en la Opción por los Pobres


    «Ayúdense mutuamente a llevar las cargas, y así cumplirán la Ley de Cristo»
    (Gálatas 6,2)

    Vivimos horas difíciles en la Argentina y el mundo. La crisis de salud ocasionada por el coronavirus, que además ocasiona una crisis económica de alcance mundial, pero que afecta a cada país de manera diferente, nos obliga a repensar muchas cosas a nivel personal y también como sociedad.

    Las instituciones y autoridades sanitarias de todos los niveles han urgido a tomar medidas de «aislamiento social» como lo más efectivo para desacelerar el avance de la enfermedad y poder tratar más efectivamente a los que son más vulnerables al contagio y a la acción del virus. En nuestro país, como en muchos otros, se ha decretado una cuarentena por lo menos hasta el fin de mes.

    Estar aislados en nuestros hogares las 24 horas del día es algo a lo que no estamos acostumbrados. Son, al menos, ocho horas más de convivencia obligada a las que cada familia deberá darle uso y sentido. Puede ser una oportunidad para estrechar los lazos familiares, y ésa es la mejor manera de manejarlo. Pero también puede ser la ocasión de ahondar otra pandemia que es la violencia familiar y de género: hay que estar atentos.

    Hay muchos habitantes de nuestra patria que no podrán cumplir con este asilamiento. Para empezar: el personal sanitario, los proveedores de bienes y servicios indispensables para la vida cotidiana, autoridades, etc. Pero muchos más son los que, por las condiciones precarias de su vida cotidiana, no tienen la posibilidad de cumplir efectivamente con las medidas decretadas.

    Es una situación en la que la presencia o ausencia del Estado, que debe velar por el bien común, aparecen en todas sus consecuencias. El empobrecimiento y el empeoramiento en estos últimos años de las condiciones habitacionales de la población más vulnerable y el deterioro de la salud pública, hace a los más pobres todavía más vulnerables. Hay que confiar que las autoridades sabrán atender estos «puntos débiles» de la cuarentena.

    Las medidas adoptadas por el gobierno nacional, acompañado por los estados provinciales (y con el consenso de la oposición) parecen ser las apropiadas y deben ser acompañadas por nosotros con responsabilidad y solidaridad con los demás. Nos hablan también de la importancia de la presencia del Estado, en particular de la Salud Pública, tan castigada en los últimos años. No es hora, aunque habrá que hacerlo en algún momento, de llamar a los culpables a asumir su cuota de culpa. Es hora de unirnos para actuar proactiva y positivamente para disminuir los riesgos, para hacernos responsables unos de otros y para crecer en la solidaridad, cumpliendo con las medidas implementadas. Es también hora de hacer cumplir las leyes a los egoístas e irresponsables que sólo piensan en sí mismos: es muy triste ver cómo, quienes tienen posibilidades económicas o sociales, no se hacen cargo de la situación que atraviesa nuestra sociedad y ponen en peligro a todos.

    No hay que ser alarmistas ni, mucho menos, apocalípticos. No hay que hacerse eco de falsas noticias y hay que recurrir a la información oficial. Las redes sociales están infectadas de estas «fake news» y de oraciones apocalípticas que generan una paranoia colectiva. No les hagan caso. Hay que rezar, sí, pero no pidiendo o invocando milagros caídos del cielo. Hay que rezar por los enfermos y los que los cuidan, por los profesionales que los atienden, por los investigadores que buscan una cura, por las autoridades que deben guiarnos en este momento, para que usen todas sus capacidades ordenadas al bien de todos.

    Como curas nos ponemos a disposición de ustedes para acompañar a nuestro pueblo desde lo que podemos y lo que nos permiten las circunstancias.

    Que el Buen Dios nos bendiga a todos y nos ilumine para hacer frente a este momento con solidaridad, caridad y justicia.

    Secretariado del Grupo de Curas en la Opción por los Pobres.
    20 de marzo de 2020

    www.curasopp.com.ar
    https://www.facebook.com/GrupodeCuraseOPP
    Twitter @GrupoCurasOPP

    (86)

    MENSAJE DE NAVIDAD

    Grupo de Curas en la Opción por los Pobres



    “Les traigo una buena noticia, una gran alegría para todo el pueblo” (Lc 2,10)

    Hace más de dos mil años José y María buscaban lugar para que el Hijo de Dios puediese “acampar” entre nosotros y nosotras (cf. Jn 1,14). La opresión del imperio romano ahogaba la economía del pueblo de Israel y se hacía sentir en quienes habían sido excluidos de la mesa de la vida. El sistema religioso judío se había tornado leguleyo y rígido, hipócrita y alejado de la vida del pueblo más pobre. Pero en el Niño de Belén viene Dios a encender la esperanza de todos y todas, especialmente la de los más humildes de entonces y de ahora.

    Hoy como ayer creemos que la Navidad es un canto de esperanza. Es anuncio de algo nuevo que Dios quiere hacer en la humanidad. Y especialmente es el anuncio de buenas nuevas a los pobres (cf. Is 61,1).

    Por eso nuestra esperanza cristiana se une a la esperanza puesta por nuestro pueblo en este nuevo tiempo en la democracia de la Patria. Todavía resuenan en nosotros las vivencias del pasado 10 de diciembre. Volvieron a escucharse palabras de consuelo para el bien de nuestro pueblo, para la vida de los más frágiles.

    Los propósitos asumidos por el nuevo gobierno nos inspiran confianza. Se atenderá con urgencia el hambre y el endeudamiento de nuestro pueblo. Pagaremos a los acreedores, pero no a costa de la vida del pueblo y de los pobres. Volvimos a escuchar la necesidad de integrarnos a la Patria Grande. Malvinas y su soberanía volverán a ser asuntos de Estado. Se cuidará de la tierra y de los recursos naturales como nos pide Francisco en “Laudato Si”. Se declara la emergencia social. Se volvió a pronunciar el “nunca más” que promete sanear el sistema judicial y acercar a todos y a todas una justicia largamente esperada. No se respaldará la política de la represión y el gatillo fácil. Ya no se sostendrán fondos secretos y reservados. Escuchamos que la mujer y los jóvenes estarán en el centro de la preocupación de este nuevo gobierno. Se buscará crecer en federalismo.

    Escuchamos a un presidente expresar estos propósitos. Confiamos en su sinceridad, en que no se trata de otro engaño: es lo que Dios y nuestra Patria le demandan. Sabemos que no será fácil “poner de pie” a nuestra querido país. Todavía hay deudas pendientes como la de nuestras presas y presos políticos. Las fuerzas de quienes tienen intereses mezquinos siguen vigentes. No todos adhieren a este sueño colectivo de felicidad sin exclusiones.

    Pero esta Navidad nos ofrece una nueva esperanza. La celebramos. Como grupo de curas seguiremos caminando junto al pueblo y a los pobres. Y, con ellos, estaremos atentos para recordarle a nuestro presidente si algo de lo anunciado quedó en el mero discurso.

    ¡Feliz Navidad!

     

    Secretariado del Grupo de Curas en la Opción por los Pobres,
    Navidad de 2019

    www.curasopp.com.ar
    https://www.facebook.com/GrupodeCuraseOPP
    Twitter @GrupoCurasOPP

    (238)

     

Categoría padre: ROOT Categoría: Mensajes del Grupo

Mensaje a nuestras comunidades y la opinión pública en general

4ª Cumbre de las Américas, Mar del Plata, 4 y 5 de Noviembre de 2005


    Con un oído en el pueblo y otro en el Evangelio, como pastores queremos expresarnos acerca de la realización en nuestra tierra Argentina de la Cuarta Cumbre de las Américas, donde mandatarios de 34 democracias americanas se reunirán en Mar del Plata bajo el lema "Crear Trabajo para Enfrentar la Pobreza y Fortalecer la Gobernabilidad Democrática". Entre los temas de la agenda encontramos prioridades como combatir la desigualdad, la pobreza, el hambre y la exclusión a fin de elevar el nivel de vida de nuestros pueblos y ampliar las oportunidades de empleo para todos, con atención especial a los grupos vulnerables, minorías, pueblos aborígenes, afrodescendientes, personas con discapacidades, los jóvenes y la tercera edad.

* Nos parece válido todo espacio tendiente a generar los consensos necesarios para fortalecer las democracias del continente y revertir la situación de pobreza y desigualdad que padecen la mayor parte de nuestros pueblos. Pero estos objetivos no resultarán posibles sin una clara y firme decisión política frente a las causas de tales calamidades.

* No habrá bienestar ni futuro para nuestros pueblos si se persiste en la aplicación del modelo capitalista neoliberal de mercado que propicia una concentración de la riqueza en manos de pocos y una intolerable desigualdad e injusticia social. Recordamos las palabras de Juan Pablo II en Cuba en 1998: "resurge en varios lugares una forma de neoliberalismo capitalista que subordina la persona humana y condiciona el desarrollo de los pueblos a las fuerzas ciegas del mercado, gravando desde sus centros de poder a los países menos favorecidos con cargas insoportables. Así, en ocasiones, se imponen a las naciones, como condiciones para recibir nuevas ayudas, programas económicos insostenibles. De este modo se asiste en el concierto de las naciones al enriquecimiento exagerado de unos pocos a costa del empobrecimiento creciente de muchos, de forma que los ricos son cada vez más ricos y los pobres cada vez más pobres".

* Bajo la excusa del progreso y el desarrollo al imponer un modelo único se nos imponen también instrumentos de dominación y sometimiento que aumentan los sufrimientos de nuestros pueblos: la presión para implementar el Tratado de Libre Comercio de las Américas (ALCA) que beneficiará a los más fuertes y excluirá a los más débiles; la deuda externa fraudulenta, incobrable, impagable e inmoral, que hipoteca el futuro de varias generaciones de americanos; la imposición de una doctrina de seguridad interior que con la excusa del combate contra el terrorismo, quiere legitimar la intromisión de EEUU en la vida y libertad de nuestros pueblos, y la posesión indiscriminada de los recursos naturales como el gas, el petróleo y el agua. Manifestamos nuestra preocupación por la instalación de la base norteamericana en territorio de la hermana república del Paraguay, y pedimos que se reconozcan al FMI, el Banco Mundial y el BID como responsables directos del genocidio cotidiano a que se someten los pobres de nuestros países y constituyen una clara y flagrante violación de los derechos humanos más elementales.

* Damos la bienvenida a los mandatarios de América pero repudiamos la visita del presidente de los EEUU, George W. Bush, principal responsable de inéditos y lamentables genocidios en Irak, Afganistán y siempre potencial amenaza de la paz y la justicia en América. De ninguna manera podemos aceptar que sea recibido con honores quien ha reivindicado una y otra vez acciones militares irresponsables y asesinas repudiadas por el mundo entero. Como cristianos no podemos compaginar el Evangelio de Jesucristo con el endiosamiento del poder, y repudiamos que se arrogue representación del nombre de Dios para matar, invadir, saquear y oprimir.

* Renovamos nuestra solidaridad con los pobres de la tierra, sufrientes en América, torturados por la desigualdad, el hambre, la desocupación, la depredación de recursos, y volvemos a manifestarnos en favor de bajar de la cruz a los pueblos crucificados con una globalización de la solidaridad y la justa distribución de las riquezas.

Visitas: 1851

Lecturas sugeridas

LA VERDAD LOS HARÁ LIBRES (Juan 8,32)

LA VERDAD LOS HARÁ LIBRES (Juan 8,32)…

LA VERDAD LOS HARÁ LIBRES (Juan 8,32) "Porque no hay nada oculto que no haya de ser manifestado;ni…

Visión de la realidad…

Visión de la realidad (Alcira Argumedo) 23 de agosto 2004  ¿En qué mundo estamos par…

Nueva Agresión a Milagro Sala

Nueva Agresión a Milagro Sala…

Ante la decisión del gobernador de Jujuy, de prohibir toda visita a la presa política Milagro Sala,…

Carta al pueblo de Dios Nº 12

Carta al pueblo de Dios Nº 12…

Carta al pueblo de Dios Nº 12 Grupo de curas en Opción por los pobres 29 de julio de 2016…

Nos Visitaron:   Amigos

Tenemos 121 visitantes y ningun miembro en Línea