America, Argentina
  • + Ultimos 2 Mensajes Emitidos

    A LA COMUNIDAD PARROQUIAL DE LA ISLA MACIEL

     

    Como grupo de curas en la opción por los pobres, queremos solidarizarnos con la comunidad de la Parroquia Nuestra Señora de Fátima de la Isla Maciel, que durante años fue acompañada pastoralmente por nuestro hermano, el padre Paco Olveira, de manera ejemplar.

    Es central para la identidad y la vida de un pueblo el ejercicio de la memoria. También para el Pueblo de Dios: construimos nuestra comunidad con el centro en la memoria del Misterio Pascual, la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo, Buena Noticia anunciada a los pobres. Y esta memoria incluye, particularmente, la memoria de aquellos que, como el Maestro, entregaron su vida por devolver humanidad y dignidad a quienes son víctimas de la violencia y ambición de riquezas y poder de unos pocos.

    No es inocente que, a la par de empobrecer aún más a los más pobres de nuestra Patria, en estos tiempos se trate de obstaculizar e incluso silenciar el ejercicio de la memoria. Y, como cristianos, nos resulta particularmente escandaloso que, también en nuestra Iglesia, se trata de quebrar el espinazo de una comunidad prohibiéndole la memoria y borrando todos sus signos: es el eje de un modelo pastoral que pretende una grey dócil y obediente.

    Como pastores, tratamos de realizar nuestra misión recordando lo que decía San Agustín a los fieles de su diócesis: «Para ustedes soy obispo, con ustedes soy cristiano… Aquél es nombre del oficio recibido, éste es nombre de gracia; aquél, de peligro; éste, de salvación… A todos los debo amar... ayúdenme orando y obedeciendo; para que me deleite no tanto presidir cuanto servir» (Sermón 340). Por eso queremos llamar a nuestro hermano, el nuevo párroco de la Isla Maciel, a recapacitar recordando su condición de bautizado y, por tanto, ante todo hermano de los fieles de su comunidad, y sepa primero obedecer, como el santo obispo de Hipona, su historia y compromiso.

    Grupo de Curas en la Opción por los Pobres
    En el año de los Mártires Riojanos, 20 de febrero de 2019

    (70)

    La Palabra de Dios se hizo carne de fraternidad (cf Jn 1,14)

    Así expresaba el Papa Francisco en la Navidad pasada su “deseo de fraternidad”:

    “Fraternidad entre personas de toda nación y cultura. Fraternidad entre personas con ideas diferentes, pero capaces de respetarse y de escuchar al otro. Fraternidad entre personas de diversas religiones. Jesús ha venido a revelar el rostro de Dios a todos aquellos que lo buscan. Y el rostro de Dios se ha manifestado en un rostro humano concreto. No apareció como un ángel, sino como un hombre, nacido en un tiempo y un lugar. Así, con su encarnación, el Hijo de Dios nos indica que la salvación pasa a través del amor, la acogida y el respeto de nuestra pobre humanidad, que todos compartimos en una gran variedad de etnias, de lenguas, de culturas…, pero todos hermanos en humanidad… Que este tiempo de bendición le permita a Venezuela encontrar de nuevo la concordia y que todos los miembros de la sociedad trabajen fraternalmente por el desarrollo del país, ayudando a los sectores más débiles de la población”.

    También nosotros queremos adherir a este deseo del Papa ante el sufrimiento del querido pueblo venezolano. Queremos expresar nuestro más profundo rechazo ante el intento de golpe de estado en Venezuela, que, lejos de este deseo de vida fraterna para nuestros pueblos, cierra las puertas al diálogo y a la reconciliación.

    Creemos que el gobierno de Venezuela ha sido elegido democráticamente mediante uno de los sistemas electorales más transparentes del mundo. Han habido ya elecciones libres en este país hermano.

    Condenamos las políticas hegemónicas de los EE UU sobre los países de América Latina y el Caribe y las consecuentes presiones a sus gobiernos, que menoscaban el derecho a la autodeterminación de nuestros pueblos. Por eso consideramos digna de repudio toda injerencia externa en los problemas internos de nuestros pueblos.

    En particular nos parece despreciable la actitud de algunos gobiernos de nuestro continente, incluido el nuestro, que, sometidos a los intereses del imperio, de las grandes corporaciones y de la economía neoliberal, se han arrogado el derecho de decidir por el pueblo venezolano quién debe gobernarlo. Nuestros países tienen la capacidad y el derecho soberano de autogobernarse a través del pleno desempeño de sus instituciones.

    Venezuela, como cualquiera de nuestros países de la Patria Grande, tiene sus problemas internos. Nadie ignora que muchos de estos problemas son generados “desde fuera” con la complicidad de mezquinos intereses que se defienden “desde dentro”. Pero son los mismos venezolanos quienes deben solucionarlos.

    Que la fraternidad sea una realidad en América Latina y en el mundo, con el respeto profundo a la autodeterminación de los pueblos.

    Grupo de Curas en la Opción por los Pobres

    24 de enero de 2019

    (144)

     

Categoría padre: ROOT Categoría: Mensajes del Grupo

Como hermanos sacerdotes, seguidores de Jesús,

"enviados a anunciar la Buena Noticia a los pobres y a dar la libertad a los oprimidos" (Lc.4,18)

y escuchando la Voz de Dios en el clamor de los que sufren,

les hacemos llegar una palabra que ayude a pensar

y aliente la esperanza:

 

DE USTEDES APRENDEMOS Y NOS ADMIRAMOS:

. porque son capaces de sobrevivir ante situaciones extremas y sacan del dolor, fuerzas para crecer.

. porque dan valor al trabajo y saben festejar las cosas buenas de la vida.

. porque se organizan desde las bases para mejorar el barrio y saben luchar por un pedacito de tierra propia.

. porque entre Uds. se va afirmando una convivencia en verdadera democracia.

. porque para ustedes "toda persona" es importante.

. porque les gusta vivir en familia y siempre hay lugar para uno más.

. porque saben aprovechar los momentos políticos para estar presentes y reclamar sus derechos.

. porque fácilmente comprenden la palabra de Dios, se organizan alrededor de ella, la descubren presente en la vida y en la muerte, y buscan el ejemplo y la ayuda de la Virgen y los Santos.

 

NOS DAMOS CUENTA que todo esto bueno, corre peligro de perderse, no sólo por el egoísmo de cada uno, sino también por los golpes que nos da la dura realidad de hoy.

 

POR ESO NOS DUELE E INDIGNA:

. que la vida sea cada vez más dura, que falte el pan y el trabajo.

. que todo aumente menos el salario real.

. que haya cada vez más desnutridos y enfermos y disminuya la asistencia y promoción de la salud.

. que el tener tierra propia sea un sueño.

. que nos empujen a huir de la realidad:

- con los medios de comunicación social, droga que nos paraliza y nos hace vivir un mundo falso

- con los juegos de azar, solución fácil e individualista

- con la propuesta que, en nombre de Dios, aseguran milagros y predican la resignación aquí en la tierra y la salvación en el otro mundo.

. que aumente el consumo de las drogas y, como consecuencia, la violencia entre los jóvenes; todo esto manejado por los intereses destructores de los narcotraficantes.

. que haya corrupción alarmante en las fuerzas de seguridad, justicia y dirigencia política.

. que haya prepotencia y agresión contra los jóvenes y la gente humilde del pueblo, de parte de quienes deben cuidar el orden.

. que, como consecuencia de la ley de obediencia debida y del punto final, estén libres de culpa y cargo quienes cometieron delitos criminales.

. que algunos políticos dividan y enfrenten al pueblo diciéndoles frases bonitas en lugar de proyectos claros y realizables.

. que se siga manteniendo una economía llamada de la "patria financiera" que facilite el camino de quienes especulan con el dinero, que obedezca al Fondo Monetario Internacional.

 

TODO ESTO ES PECADO GRAVE Y VA CONTRA EL EVANGELIO.

 

FRENTE A TODO ESTO, NOSOTROS COMO SACERDOTES, llamados a servir a este pueblo, reconocemos que muchas veces hemos sido culpables, por eso, pedimos sinceramente perdón y nos comprometemos:

 

. a acompañarlos con nuestra oración con Dios, papá de todos.

. a estar al lado de ustedes y mantener la esperanza.

. a luchar por hacer el Reino de Dios, que está presenta y va creciendo cada vez que el pueblo se une y se organiza.

. a participar de las organizaciones de base como movimientos por la tierra, comisiones vecinales, cooperativas, centros de salud y educación, etc... haciendo así más fuerte la democracia.

. a apoyar las propuestas que tengan los distintos gobiernos y que respondan a las necesidades del pueblo y lo hagan participar y decidir.

. en definitiva, a CREER QUE ES POSIBLE UNA SOCIEDAD NUEVA DONDE HAYA JUSTICIA, PAZ Y LIBERTAD.

 

Los abrazan de corazón, 124 sacerdotes de distintas partes del País, reunidos en su encuentro anual.

Cura Brochero (Bosques) Pcia. De Bs. As. 31/6/88

Visitas: 1536

Lecturas sugeridas

Monseñor Romero. Cristiano y salvadoreño…

Monseñor Romero. Cristiano y salvadoreño n Sobrino, ntro de Reflexión Teológica, strSalv

Encuentro Nacional 1988…

Como hermanos sacerdotes, seguidores de Jesús, "enviados a anunciar la Buena Noticia a los pob…

SOCIEDAD EN CAMBIO Y MINISTERIO PRESBITERAL…

* SOCIEDAD EN CAMBIO Y MINISTERIO PRESBITERAL[1]               Luzio URIARTE G.            …

Encuentro 2011,The Future Church.…

Global, intransigente,pentecostal, extrovertida Notas sociológicas de la Iglesia que viene  <

Nos Visitaron:   Amigos

Tenemos 56 visitantes y ningun miembro en Línea