America, Argentina
  • + Ultimos 2 Mensajes Emitidos

    NUESTRA SOLIDARIDAD CON BOLIVIA

    (Comunicado del Grupo de Curas en la Opción por los Pobres)



    Queremos expresar nuestra incondicional solidaridad con el pueblo boliviano. Bolivia ha sufrido un golpe de Estado. El gobierno de nuestro país puede buscar los eufemismos que quiera, pero de eso se trata: de un golpe de Estado. Estamos consternados. Pensamos que no volveríamos a ver en América Latina lo que nuevamente contemplamos: la voluntad popular pisoteada por intereses foráneos en oscura complicidad con minorías de nuestros países que no quieren renunciar a sus privilegios de clase, sembrando el odio como respuesta al crecimiento en dignidad de las clases populares.

    Gobiernos populares, como el de nuestro hermano Evo Morales, socavados por aquellos a los que no les interesa el sueño colectivo de nuestros pueblos. No les interesa la distribución de la riqueza. Sólo los desvelan sus negocios que depredan la Madre Tierra y proponen un mundo injusto que defienden con la fuerza de las armas.

    Nos entristece saber que estos golpistas se nutren del fundamentalismo religioso. Pronuncian el nombre de Dios y actúan sembrando muerte. Nos avergüenza que un miembro de la Iglesia de Cristo (Luis Fernando Camacho) encabece esta sedición con la Biblia y el Rosario en la mano, persiguiendo y despreciando a los indígenas y a los pobres. Nos entristece que la misma jerarquía de nuestra iglesia en Bolivia no defienda a un gobierno democráticamente elegido y no tome partido por aquéllos a los que Jesús llama “los preferidos de mi Padre”.

    América Latina gime. El continente más desigual del mundo lucha por su liberación en la esperanza de sus pueblos y de sus pobres. México eligió otra alternativa, Chile despertó, Brasil celebra la libertad de Lula, Argentina tiene una nueva esperanza… Aquí y allá aparecen noticias que nos alientan. Pero al mismo tiempo, como lo marcan estos tristes acontecimientos de Bolivia, parece que quieren volver a abrir las venas de nuestra Patria Grande.

    Contactos:
    P. Félix Gibbs: +54 9 11 5793 4950; P. Ignacio Blanco: +54 9 11 3185 4724; P. Guillermo Fernández Beret: +54 9 380 428 6596

     

     

    Secretariado del Grupo de Curas en la Opción por los Pobres,
    11 de noviembre de 2019

    www.curasopp.com.ar
    https://www.facebook.com/GrupodeCuraseOPP
    Twitter @GrupoCurasOPP

    (31)

    UN NUEVO GOBIERNO, MOTIVO PARA LA ESPERANZA

    “La esperanza de los humildes, no quedará defraudada” (Salmo 9)

    Un nuevo gobierno, votado por la mayoría popular el pasado 27 de octubre, asumirá el próximo 10 de diciembre. Alberto y Cristina representan una nueva esperanza para la Patria, porque supieron vencer intereses sectoriales o partidarios, privilegiando la unidad de quienes representan una política que pone nuevamente su prioridad en la vida de nuestro pueblo y en valores como la solidaridad y la justicia.

    El pueblo argentino ha puesto un límite al avance neoliberal que siembra violencia en la región por la desigualdad que genera. Con razón alguien supo expresar que el estallido social en Chile puede compararse con el “estallido popular en las urnas” argentinas, primero el 11 de agosto y luego el domingo 27.

    Celebramos la reacción de nuestros pueblos ante el avance de la avaricia.

    Celebramos este despertar de nuestros pueblos que pone un freno a los que pregonan crecimiento sin equidad; a los que enseñan la meritocracia sin solidaridad alguna hacia los más frágiles; a los que sacralizan el individualismo dando la espalda a los proyectos colectivos.

    Desde el comienzo de esta pesadilla en Argentina, allá por 2015, fuimos críticos a este proceso que ha empobrecido la patria. No nos consideramos profetas, sólo intentamos una lectura creyente y desde los pobres de las políticas que siempre fueron en contra de los intereses de nuestro pueblo. Era cuestión de honrar la memoria de nuestra historia para darse cuenta que asistíamos a un nuevo ciclo de políticas antipopulares que nos llevaría a un nuevo desastre, agudizando la concentración de la riqueza.
    Hoy tenemos razones para la esperanza.

    No somos ingenuos: nos esperan tiempos durísimos por el endeudamiento asumido irresponsablemente y por el progresivo deterioro del tejido social.

    Pero somos hombres de esperanza porque creemos en el Dios de la Vida y en la fuerza del pueblo y de los pobres.
    Queremos sumarnos a esta reconstrucción de la esperanza.

    Secretariado del Grupo de Curas en la Opción por los Pobres
    28 de Octubre de 2019

    (235)

     

Categoría padre: ROOT Categoría: Mensajes del Grupo

Los miembros del grupo nacional de curas en la opción por los pobres, reunidos en nuestro 19° Encuentro anual

queremos hacer llegar nuestra mirada a la opinión pública y a nuestras comunidades frente a la situación actual.



Vemos una campaña política absolutamente encarnizada, en la que abundan los golpes bajos y no se escuchan propuestas prácticamente de ningún tipo, y no hay un debate abierto a todos acerca de qué país queremos y hacia dónde queremos ir. Campaña donde se continúa alentando el clientelismo político y los pobres están ausentes sin que figure ningún indicio sobre qué se va a hacer para solucionar su situación que afecta a toda la Nación. Se discuten caras o apellidos, pero ningún sistema alternativo que dé respuestas y ponga cimientos de un país justo y solidario, e independiente de las injerencias externas que nos siguen dominando.

Vemos que el discurso oficial ha cambiado notable y positivamente, pero no ha cambiado nada la situación de injusticia y opresión; antes bien, se sigue profundizando la desigualdad, agrandando la brecha entre ricos y pobres. Y si bien puede observarse una ligera baja de la desocupación, la injusticia de los salarios y el trabajo precario no inciden en un cambio en la situación de los pobres.

Vemos que los extremos de la sociedad, los ancianos y los niños y jóvenes siguen siendo víctimas principales de este modelo de exclusión y hambre. Los jubilados siguen, semana a semana, reclamando lo que les pertenece, sin ser escuchados; los jóvenes y los niños, particularmente los más pobres son olvidados por la justicia y desatendidos por las leyes en sus derechos, necesidades, y situaciones de riesgo y explotación.

Vemos una ausencia de la justicia en defensa de la vida de los pobres, y nos escandaliza que haya casi exclusivamente pobres en las cárceles del país, en su gran mayoría, sin condena; mientras que los responsables del genocidio, del vaciamiento del país, y de la explotación de la vida siguen gozando de la libertad, o a lo sumo una detención de lujo.

Vemos, también, que la voz jerárquica de la Iglesia no se levanta en reclamo de la justicia, y aparece como ausente del lado de los pobres; que aparece sin reclamar insistentemente por la dignidad que les es conculcada, y sin denunciar claramente a los responsables de su muerte cotidiana; como también vemos una Iglesia que se muestra cercana al poder, como se expresa patentemente en el próximo congreso nacional de laicos y los escenarios escogidos para su realización;

Pero también vemos signos que nos alientan continuamente a la esperanza:

· Sabiendo que la única lucha que se pierde es la que se abandona, los jubilados siguen, hace ya 700 semanas, marchando por sus reclamos;

· Acompañamos y alentamos las manifestaciones de la gente que reclama sus derechos y lucha por ellos, desde las organizaciones cartoneras o grupos piqueteros, las nuevas cooperativas, las fábricas recuperadas, y todas las expresiones de vida, algunas, casi imperceptibles.

· Alentamos todo encuentro de la gente, en los diferentes ámbitos sociales, sindicales, religiosos, políticos o culturales, que se reúnen para reclamar, para rezar, para festejar porque cuando varones y mujeres se encuentran y caminan, sabemos que la vida crece y se celebra.

Descubrimos que en los barrios, el campo, los suburbios hay un clamor cada vez más fuerte que se eleva desde las entrañas de Dios y queremos hacernos eco de él, y acompañarlo; para escuchar la voz de los pobres, siempre silenciados, y la voz de Dios, tantas veces enmascarada.
 

Florencio Varela, 25 de agosto de 2005

Visitas: 1689

Lecturas sugeridas

NO HACEMOS POLÍTICA CON EL HAMBRE

NO HACEMOS POLÍTICA CON EL HAMBRE…

NO HACEMOS POLÍTICA CON EL HAMBRE «Le preguntarán: "Señor, ¿cuándo te vimos hambriento o sedien

SOCIEDAD EN CAMBIO Y MINISTERIO PRESBITERAL…

* SOCIEDAD EN CAMBIO Y MINISTERIO PRESBITERAL[1]               Luzio URIARTE G.            …

Actas de los mártires latinoamericanos…

Actas de los mártires latinoamericanos José Ignacio González Faus 2-3 de agosto de 2001 s…

10º Carta al Pueblo de Dios

10º Carta al Pueblo de Dios…

10º Carta al Pueblo de Dios Grupo de curas en Opción por los Pobres 30 de junio de 2016…

Nos Visitaron:   Amigos

Tenemos 27 visitantes y ningun miembro en Línea