America, Argentina
  • + Ultimos 2 Mensajes Emitidos

    MENSAJE DE NAVIDAD

    Grupo de Curas en la Opción por los Pobres



    “Les traigo una buena noticia, una gran alegría para todo el pueblo” (Lc 2,10)

    Hace más de dos mil años José y María buscaban lugar para que el Hijo de Dios puediese “acampar” entre nosotros y nosotras (cf. Jn 1,14). La opresión del imperio romano ahogaba la economía del pueblo de Israel y se hacía sentir en quienes habían sido excluidos de la mesa de la vida. El sistema religioso judío se había tornado leguleyo y rígido, hipócrita y alejado de la vida del pueblo más pobre. Pero en el Niño de Belén viene Dios a encender la esperanza de todos y todas, especialmente la de los más humildes de entonces y de ahora.

    Hoy como ayer creemos que la Navidad es un canto de esperanza. Es anuncio de algo nuevo que Dios quiere hacer en la humanidad. Y especialmente es el anuncio de buenas nuevas a los pobres (cf. Is 61,1).

    Por eso nuestra esperanza cristiana se une a la esperanza puesta por nuestro pueblo en este nuevo tiempo en la democracia de la Patria. Todavía resuenan en nosotros las vivencias del pasado 10 de diciembre. Volvieron a escucharse palabras de consuelo para el bien de nuestro pueblo, para la vida de los más frágiles.

    Los propósitos asumidos por el nuevo gobierno nos inspiran confianza. Se atenderá con urgencia el hambre y el endeudamiento de nuestro pueblo. Pagaremos a los acreedores, pero no a costa de la vida del pueblo y de los pobres. Volvimos a escuchar la necesidad de integrarnos a la Patria Grande. Malvinas y su soberanía volverán a ser asuntos de Estado. Se cuidará de la tierra y de los recursos naturales como nos pide Francisco en “Laudato Si”. Se declara la emergencia social. Se volvió a pronunciar el “nunca más” que promete sanear el sistema judicial y acercar a todos y a todas una justicia largamente esperada. No se respaldará la política de la represión y el gatillo fácil. Ya no se sostendrán fondos secretos y reservados. Escuchamos que la mujer y los jóvenes estarán en el centro de la preocupación de este nuevo gobierno. Se buscará crecer en federalismo.

    Escuchamos a un presidente expresar estos propósitos. Confiamos en su sinceridad, en que no se trata de otro engaño: es lo que Dios y nuestra Patria le demandan. Sabemos que no será fácil “poner de pie” a nuestra querido país. Todavía hay deudas pendientes como la de nuestras presas y presos políticos. Las fuerzas de quienes tienen intereses mezquinos siguen vigentes. No todos adhieren a este sueño colectivo de felicidad sin exclusiones.

    Pero esta Navidad nos ofrece una nueva esperanza. La celebramos. Como grupo de curas seguiremos caminando junto al pueblo y a los pobres. Y, con ellos, estaremos atentos para recordarle a nuestro presidente si algo de lo anunciado quedó en el mero discurso.

    ¡Feliz Navidad!

     

    Secretariado del Grupo de Curas en la Opción por los Pobres,
    Navidad de 2019

    www.curasopp.com.ar
    https://www.facebook.com/GrupodeCuraseOPP
    Twitter @GrupoCurasOPP

    (94)

    HA PARTIDO UN PROFETA Y PASTOR

    (Comunicado del Grupo de Curas en la Opción por los Pobres)


    La noticia de la muerte de Miguel Esteban Hesayne, obispo emérito de Rio Negro inundó nuestros casilleros; en casi todos se decía más o menos lo mismo: ¡falleció un grande! Y no nos cabe duda señalar que así fue. Un grande.


    Cuando todos los que se creían grandes se empequeñecían día tras día, un muy reducido grupo de obispos entendió el dicho de Jesús: “quien quiera ser grande, hágase servidor de ustedes” (Mt 20,26). Y don Miguel fue un grande: fue servidor de su pueblo en la provincia, fue servidor de las comunidades, con un sínodo que marcó rumbos (muchos después no seguidos) y servidor de las víctimas del genocidio y la dictadura. No era fácil. Quizás los pequeños no soportan la grandeza servicial, o quizás, los que se creen grandes, no soportan la gigantesca pequeñez de los profetas, de los sabios, de los pastores que arriesgan su vida.

    Soportó las críticas feroces. Debió soportar (como otro grande, Paulo Evaristo Arns) que su diócesis fuera dividida en varias e incluso su discurso de recepción al Papa fue recortado en su alusión a Enrique Angelelli.

    La luz de su obispado, como otras (pocas), fue un faro para la Iglesia, y aunque haya sido cuestionado, criticado y ninguneado, él sí pasará a la historia de la Iglesia argentina como un obispo en serio. Así resultó un “servidor creíble” testigo de las cosas de Dios (Heb 3,5).

    Miguel querido, sin formalismos te decimos “¡descansá en paz!”, somos varios que esperamos, al menos en parte, seguir tus huellas, andar tus caminos y levantar, como lo hiciste, la voz en defensa y servicio de tu pueblo. Gracias, grande. Muchas gracias.

     

     

    Secretariado del Grupo de Curas en la Opción por los Pobres,
    2 de diciembre de 2019

    (109)

     

Categoría padre: ROOT Categoría: Mensajes del Grupo

 

Hay que seguir andando, nomás

1. El grupo nacional de Curas en Opción por los Pobres nos hemos reunido esta semana en nuestro 27º encuentro anual. Desde la vida y la fe expresamos nuestra mirada de las presencias del Espíritu de Dios en la realidad, y aquellas en donde es rechazado.

· No podemos callar frente a la imposición global del capitalismo liberal que multiplica la desigualdad y la pobreza y acelera la concentración inmoral de la riqueza en manos de pocos. Mientras el patrón económico sea la acumulación de capital y las reglas del sistema estén solo en función de eso, no habrá salida para las situaciones más críticas que vivimos en el mundo y en nuestra patria.

· No podemos callar ante la presión de la usura internacional, de los fondos “buitres” y sus cómplices en nuestra tierra que responden genuflexos ante las voces imperiales siendo responsables de políticas que en nuestro país nos condujeron a la debacle, a la crisis más grave de nuestra historia, al hambre y la desocupación.

· No podemos callar frente a los dolores de los pobres, como la amenaza del virus del ébola, cuyo tratamiento fue priorizado sólo cuando se convirtió en amenazante para los países desarrollados; cuando miles y miles de inocentes son asesinados en la franja de Gaza desarmados e inertes ante el silencio cómplice y aberrante especialmente de las grandes potencias occidentales. Para este sistema injusto la vida de los pobres no vale nada.

· No podemos callar ante posturas eclesiásticas que simpatizan con políticas en favor de los poderosos y en contra de los pobres, que son indiferentes al neoliberalismo, y que se resisten a la continuidad de los juicios por los crímenes de lesa humanidad. Ante las condenas a los responsables del asesinato del obispo de La Rioja Enrique Angelelli, seguimos aguardando una palabra episcopal, omitida y negada por 40 años.

Pero a su vez celebramos y queremos compartir nuestra alegría porque

· Nos parece entender que el gobierno nacional confronta con los sectores poderosos que se niegan al necesario protagonismo regulador del Estado en favor del bien común con herramientas como la Ley de Abastecimiento, habituados como están a hacer siempre lo que quieren, en su propio beneficio y en perjuicio de la población entera;

· Celebramos la aparición de cada nieto restituido, en este caso – por todo su valor simbólico – la recuperación de la identidad tanto tiempo robada de Ignacio Guido Montoya Carlotto;

· Seguimos celebrando la democracia, que con todas sus – y nuestras – limitaciones, nos permite vivir en libertad, y celebrando la vida, a pesar de tantas sombras que tantos quieren arrojar en las calles de nuestra patria;

· Seguimos celebrando la unidad latinoamericana, solidariamente expresada con respecto a nuestro país en los últimos tiempos, y el encuentro de caminos y vidas, culturas y pueblos, de fe y de fiestas que se expresan en las distintas instancias en las que las diferencias nos unen y no nos distancian;

· Celebramos los derechos tan variados que se han ido adquiriendo y ampliando en todos estos tiempos recientes. Tenemos la esperanza que cual sea el resultado de las futuras elecciones estos derechos sean ratificados y el pueblo pueda sentirse feliz poseedor de lo que legítimamente le pertenece;

· Celebramos con nuestro pueblo su experiencia creyente, en el dolor y la fiesta, en la muerte y la vida y queremos seguir acompañando estos momentos de fe y de esperanza, aprendiendo de ellos y dejándonos con ellos conducir por el Espíritu;

· Las figuras de nuestros mártires, especialmente de Carlos Mugica, de quien conmemoramos 40 años de su martirio en meses pasados, y de Enrique Angelelli, a la vez que recordamos grandes obispos de nuestra patria, y de América Latina, como Carlos Ponce de León, Jaime de Nevares, Alberto Devoto, Oscar Romero y tantos otros miembros de las comunidades, curas, religiosos, laicos y laicas, sabiendo que en ellos y en su testimonio Dios nos marca un camino, nos señala un rumbo y nos habla de la Iglesia que debiéramos ser y vivir.

Creemos que el Espíritu de Dios guía la historia, acompaña e ilumina, aunque muchas veces no sepamos escucharlo. Y por eso celebramos cada encuentro de hermanos, cada espacio de vida y cada signo en el que queremos aprender a reconocer la presencia de Dios entre nosotros y la protección de la Virgen María.

Castelar (Buenos Aires), 21 de agosto de 2014

Visitas: 1963

Lecturas sugeridas

Comunicado con motivo del juicio y condena de Christian Von Wernich…

Comunicado del grupo de curas en la opción por los pobres. con motivo del juicio y condena de C

Encuentro Nacional 2017…

El grupo de Curas en opción por los pobres nos hemos reunido en nuestro 30º Encuentro anual haciendo…

El Dios que nos revelan las mujeres Carmiña Navia Velasco…

El Dios que nos revelan las mujeres Carmiña Navia Velasco Introducción El punto de part…

Encuentro Nacional 2013…

30 años caminando en democracia   El grupo nacional de curas en Opción por los Pobre…

Nos Visitaron:   Amigos

Tenemos 90 visitantes y ningun miembro en Línea