America, Argentina
  • + Ultimos 2 Mensajes Emitidos

    MENSAJE DE NAVIDAD

    Grupo de Curas en la Opción por los Pobres



    “Les traigo una buena noticia, una gran alegría para todo el pueblo” (Lc 2,10)

    Hace más de dos mil años José y María buscaban lugar para que el Hijo de Dios puediese “acampar” entre nosotros y nosotras (cf. Jn 1,14). La opresión del imperio romano ahogaba la economía del pueblo de Israel y se hacía sentir en quienes habían sido excluidos de la mesa de la vida. El sistema religioso judío se había tornado leguleyo y rígido, hipócrita y alejado de la vida del pueblo más pobre. Pero en el Niño de Belén viene Dios a encender la esperanza de todos y todas, especialmente la de los más humildes de entonces y de ahora.

    Hoy como ayer creemos que la Navidad es un canto de esperanza. Es anuncio de algo nuevo que Dios quiere hacer en la humanidad. Y especialmente es el anuncio de buenas nuevas a los pobres (cf. Is 61,1).

    Por eso nuestra esperanza cristiana se une a la esperanza puesta por nuestro pueblo en este nuevo tiempo en la democracia de la Patria. Todavía resuenan en nosotros las vivencias del pasado 10 de diciembre. Volvieron a escucharse palabras de consuelo para el bien de nuestro pueblo, para la vida de los más frágiles.

    Los propósitos asumidos por el nuevo gobierno nos inspiran confianza. Se atenderá con urgencia el hambre y el endeudamiento de nuestro pueblo. Pagaremos a los acreedores, pero no a costa de la vida del pueblo y de los pobres. Volvimos a escuchar la necesidad de integrarnos a la Patria Grande. Malvinas y su soberanía volverán a ser asuntos de Estado. Se cuidará de la tierra y de los recursos naturales como nos pide Francisco en “Laudato Si”. Se declara la emergencia social. Se volvió a pronunciar el “nunca más” que promete sanear el sistema judicial y acercar a todos y a todas una justicia largamente esperada. No se respaldará la política de la represión y el gatillo fácil. Ya no se sostendrán fondos secretos y reservados. Escuchamos que la mujer y los jóvenes estarán en el centro de la preocupación de este nuevo gobierno. Se buscará crecer en federalismo.

    Escuchamos a un presidente expresar estos propósitos. Confiamos en su sinceridad, en que no se trata de otro engaño: es lo que Dios y nuestra Patria le demandan. Sabemos que no será fácil “poner de pie” a nuestra querido país. Todavía hay deudas pendientes como la de nuestras presas y presos políticos. Las fuerzas de quienes tienen intereses mezquinos siguen vigentes. No todos adhieren a este sueño colectivo de felicidad sin exclusiones.

    Pero esta Navidad nos ofrece una nueva esperanza. La celebramos. Como grupo de curas seguiremos caminando junto al pueblo y a los pobres. Y, con ellos, estaremos atentos para recordarle a nuestro presidente si algo de lo anunciado quedó en el mero discurso.

    ¡Feliz Navidad!

     

    Secretariado del Grupo de Curas en la Opción por los Pobres,
    Navidad de 2019

    www.curasopp.com.ar
    https://www.facebook.com/GrupodeCuraseOPP
    Twitter @GrupoCurasOPP

    (97)

    HA PARTIDO UN PROFETA Y PASTOR

    (Comunicado del Grupo de Curas en la Opción por los Pobres)


    La noticia de la muerte de Miguel Esteban Hesayne, obispo emérito de Rio Negro inundó nuestros casilleros; en casi todos se decía más o menos lo mismo: ¡falleció un grande! Y no nos cabe duda señalar que así fue. Un grande.


    Cuando todos los que se creían grandes se empequeñecían día tras día, un muy reducido grupo de obispos entendió el dicho de Jesús: “quien quiera ser grande, hágase servidor de ustedes” (Mt 20,26). Y don Miguel fue un grande: fue servidor de su pueblo en la provincia, fue servidor de las comunidades, con un sínodo que marcó rumbos (muchos después no seguidos) y servidor de las víctimas del genocidio y la dictadura. No era fácil. Quizás los pequeños no soportan la grandeza servicial, o quizás, los que se creen grandes, no soportan la gigantesca pequeñez de los profetas, de los sabios, de los pastores que arriesgan su vida.

    Soportó las críticas feroces. Debió soportar (como otro grande, Paulo Evaristo Arns) que su diócesis fuera dividida en varias e incluso su discurso de recepción al Papa fue recortado en su alusión a Enrique Angelelli.

    La luz de su obispado, como otras (pocas), fue un faro para la Iglesia, y aunque haya sido cuestionado, criticado y ninguneado, él sí pasará a la historia de la Iglesia argentina como un obispo en serio. Así resultó un “servidor creíble” testigo de las cosas de Dios (Heb 3,5).

    Miguel querido, sin formalismos te decimos “¡descansá en paz!”, somos varios que esperamos, al menos en parte, seguir tus huellas, andar tus caminos y levantar, como lo hiciste, la voz en defensa y servicio de tu pueblo. Gracias, grande. Muchas gracias.

     

     

    Secretariado del Grupo de Curas en la Opción por los Pobres,
    2 de diciembre de 2019

    (111)

     

Categoría padre: ROOT Categoría: Cartas y Firmas

NO SON PRESOS POLÍTICOS


"Se te ha indicado hombre, qué es lo bueno y qué exige de ti el Señor: nada más que practicar la justicia..." (Miqueas 6, 8)


El miércoles 19 de este mes representantes de varias agrupaciones negacionistas, que defienden a represores de la última dictadura, estuvieron reunidos con el secretario de la Conferencia Episcopal Argentina, Mons. Carlos Malfa, obispo de Chascomús, y Mons. Jorge García Cuerva, obispo auxiliar de Lomas de Zamora.

Estas agrupaciones reclamaron a los obispos su intervención ante lo que llamaron “persecución” de los involucrados en crímenes de lesa humanidad.

La reunión se dio a conocer el viernes 21 por un escueto comunicado del obispado castrense en su cuenta de Twitter, que afirmaba que “entidades que representan a Presos Políticos” −así, con mayúsculas− “reclamaron por su situación a la CEA”.

Ante este hecho no podemos permanecer callados.

Creemos que toda persona tiene derecho a ser escuchada por la Iglesia.

Pero esto no puede validar cualquier reclamo.

Por eso esperamos escuchar de nuestros obispos una palabra clara que deje constancia de que no existe tal “persecución”, de que el accionar de la justicia ante la represión ilegal es conforme a derecho ante los crímenes aberrantes de la dictadura.

El pueblo argentino espera todavía una palabra clara del episcopado al respecto, que dé por tierra con la “teoría de los dos demonios”: no hubo un enfrentamiento entre fuerzas iguales, sino el rigor de la fuerza del Estado para seguir un plan sistemático de persecución, silenciamiento y exterminio de toda voz opositora.


Y también pedimos a la Conferencia Episcopal que definitivamente desautorice la postura del obispado castrense, que no es la primera vez que insinúa y afirma la existencia de tal “persecución”.

No se trata de “presos políticos”, sino de criminales condenados o que están siendo juzgados por la violación sistemática de la dignidad humana y de las leyes de la República.

En estos tiempos en que nos preparamos para celebrar la beatificación del Obispo Mártir Enrique Angelelli y sus compañeros Wenceslao, Carlos y Gabriel, a cuya intercesión nos acogemos, esperamos la clara solidaridad de los obispos, como la que muestra el Papa Francisco, con las víctimas de la dictadura y los organismos que se consagran a la defensa de los Derechos Humanos.

Por fidelidad al testimonio de los cristianos (laicas y laicos, religiosas y religiosos, sacerdotes y obispos) a los que se persiguió y martirizó durante la misma dictadura.


Grupo de Curas en la Opción por los Pobres
23 de setiembre de 2018

Visitas: 540

Lecturas sugeridas

No al ajuste neoliberal y la represión a los trabajadores…

No al ajuste neoliberal y la represión a los trabajadores Desde nuestra primera carta al Pueblo…

Navidad 2014…

En estos tiempos de Navidad, celebramos al Dios con nosotros, a la Palabra hecha carne. El Dios enca…

Encuentro Nacional 2001…

Nosotros, 80 sacerdotes diocesanos y religiosos de diferentes regiones del País, hemos recordado al…

NOS HA NACIDO UN NIÑO, UN HIJO NOS HA SIDO DADO (Isaías 9,6)

NOS HA NACIDO UN NIÑO, UN HIJO NOS HA SIDO DADO (Isaías 9,6)…

NOS HA NACIDO UN NIÑO, UN HIJO NOS HA SIDO DADO (Isaías 9,6) A comienzos del tiempo del Advient…

Nos Visitaron:   Amigos

Tenemos 5 visitantes y ningun miembro en Línea