America, Argentina
  • + Ultimos 2 Mensajes Emitidos

    EL ODIO A LOS POBRES

    Comunicado del Grupo de Curas en la Opción por los Pobres


    “Hermano, cuando ves a un pobre, ves un espejo del Señor y de su madre pobre”
    (De la “Vida Segunda” de San Francisco de Asís, del beato Tomás de Celano)

    Justo en las Vísperas de la Fiesta de San Francisco de Asís, que eligió vivir pobre entre los pobres para seguir los pasos de Jesucristo, nos sorprenden (si es que nos queda capacidad de asombro) los dichos del candidato a vicepresidente de la fórmula oficialista y las medidas anunciadas por la ministra de Seguridad de la Nación. Dos pasos más de sectores del gobierno en la estigmatización y criminalización de los pobres. Parecieran tener como objetivo hacer escarmentar a los pobres porque no los han votado y creen que no los votarán. No podemos sino repudiar enfáticamente estas abominaciones:

    • Las declaraciones del candidato a vicepresidente Miguel Angel Pichetto de que habría que dinamitar la Villa 1-11-14, a la que además recordamos por haber sido la “casa” de un gran hermano y compañero nuestro, el cura Rodolfo Richiardelli. Esta expresión de violencia xenófoba y de odio a los pobres es una muestra más de los sentimientos que anidan en el corazón de quienes nos gobiernan.

    • La medida tomada por el ministerio a cargo de la ministra Patricia Bullrich de demorar y exigir documentos en los medios de transporte que utilizan la clase trabajadora y los más pobres reaviva una vez más el prejuicio de que los ladrones son pobres y los pobres son ladrones. Viviendo y trabajando en medio de los pobres damos testimonio constante de la falsedad de ese prejuicio. Sin duda hay delincuentes entre los pobres, como los hay en todos los demás estamentos de la sociedad, y sospechamos que proporcionalmente son muchos menos. No es entre los pobres que viven los grandes traficantes, estafadores, explotadores y corruptos. Estos malviven con buenos perfumes y bien alimentados y mejor vestidos, pero no radica en eso la honestidad. ¿Por qué no pedir documentos a quienes transitan en esos ambientes?

    Los recientes datos sobre el crecimiento de la pobreza no nos sorprenden ni llaman la atención. Se calcula que para fin de año 40% de la población de nuestro país estará bajo la línea de la pobreza. Ya, en este momento, más de la mitad de los niños de 14 años o menos viven en esa situación. Nos duelen todos y cada uno de ellos. Nos duele el día a día de los hermanos y hermanas que queremos acompañar y de los que tanto tenemos que aprender.

    Se aproximan las elecciones, y muchos creen que la suerte ya está echada. Esperamos y pedimos a los que todavía están en la conducción de la Patria, tan sufriente y maltratada, que tengan la dignidad de hacer lo que les queda en favor de las víctimas de este sistema que ellos mismos han generado. ¡Dios y la Patria se lo demandarán!

     

    Secretariado del Grupo de Curas en la Opción por los Pobres,
    4 de octubre de 2019, Fiesta de San Francisco de Asís

    www.curasopp.com.ar
    https://www.facebook.com/GrupodeCuraseOPP
    Twitter @GrupoCurasOPP

    (69)

    NO HACEMOS POLÍTICA CON EL HAMBRE

    «Le preguntarán: "Señor, ¿cuándo te vimos hambriento o sediento, de paso o desnudo, enfermo o preso, y no te hemos socorrido?".
    Y él les responderá: "Les aseguro que cada vez que no lo hicieron con el más pequeño de mis hermanos, tampoco lo hicieron conmigo".
    Éstos irán al castigo eterno, y los justos a la Vida eterna»

    (Mateo 25, 44-46)

    El Gobierno de la Nación pide a los opositores no hacer política con el hambre. Pero sus «voceros» lo hacen. Negar la urgencia del hambre de millones de ciudadanos que no alcanzan a satisfacer la canasta alimentaria básica es hacer política con el hambre. Mandar a rezar a los que pasan hambre es hacer política con el hambre y no evangelizar, como quiere hacer creer la diputada Carrió (que bien haría en ir a rezar ella misma, para pedirle a Dios que perdone su maldad). Negar las cifras que el mismo INDEC y el Observatorio Social de la UCA hacen públicas día a día es hacer política con el hambre. Y ser insensibles a los rostros y nombres que esconden esas cifras es inmoralidad.

    Pero no es hora de detenernos a hablar del cinismo y la maldad de quienes verdaderamente hacen política con el hambre: cinismo y maldad que, por otro lado, se comentan solos. Es hora de obrar en consecuencia del mandato que los votantes dieron al presidente y a los legisladores de servir al bien común. La Comisión de Pastoral Social del episcopado argentino, la misma cúpula del episcopado y numerosísimas organizaciones sociales vienen advirtiendo desde hace meses la necesidad de hacer frente a la emergencia alimentaria que atraviesa nuestra Patria.

    Por eso saludamos y adherimos a la iniciativa de los legisladores que quieren promulgar una Ley de Emergencia Alimentaria en el parlamento. Exigimos a los legisladores oficialistas acompañar la iniciativa y al gobierno nacional ejecutar esa ley. Y si tienen problemas para saber de dónde podrán salir los fondos para solventar la emergencia alimentaria, como preguntó el ¡ministro de Educación!, le sugerimos la promulgación de un Decreto de Necesidad y Urgencia que expropie los bienes de quienes protagonizaron la fuga de capitales que sumió al país en esta crisis, comenzando por sus miembros y ex miembros.

    Grupo de Curas en la Opción por los Pobres,
    10 de setiembre de 2019

    www.curasopp.com.ar
    https://www.facebook.com/GrupodeCuraseOPP
    Twitter @GrupoCurasOPP

    (99)

     

Categoría padre: ROOT Categoría: Cartas y Firmas

Memoria, verdad y justicia contra el terrorismo de Estado

Una vez más – con motivo de la “noche oscura de la dictadura” – estamos invitados a hacer memoria, a vivir verdad y luchar por la justicia. Una vez más esa memoria nos pone ante la muerte que se adueñó de nuestra patria, pero también queremos tener ante nuestros ojos la vida que resiste y quiere decir su última palabra.

Sabemos que la historia es nuestra creación, la gestamos en un proyecto y la recreamos en nuestro presente. Mirar la historia es comprender nuestro presente, y – como lo hacemos año a año – queremos detenernos para conmemorar, para llorar y celebrar, hacer duelo y fiesta.

La dictadura cívico eclesiástica militar – ya lo recordaba Rodolfo Walsh – buscó principalmente desmontar una matriz productiva con movilidad social e implantar un modelo económico de valorización financiera, endeudamiento y especulación. Y lo hizo a sangre y fuego. Ese mismo modelo económico vuelve a instalarse hoy. Pero ya no precisa aquellos medios violentos y puede hacerlo a tinta y video. Es que ese modelo de muerte, de exclusión, de descarte y genocidio una y otra vez, como en los ‘90 y como en el presente, persiste en volver para que la tierra de todos, sea sólo de unos pocos.

Pero también, disimuladamente, la muerte, la violencia, la persecución política siguen presentes, aunque los medios las maquillen como “nuevas doctrinas” (Chocobar, Bullrich, Irurzun). Es la misma que sacia su sed con la sangre de Santiago, Rafael, Facundo y tantos otros. Con asesinatos con balas de la patria que se vuelven contra ella, y con la vergonzosa complicidad del poder ejecutivo, que califica de héroes a los que matan por la espalda – aún niños – y del poder judicial que sólo parece juzgar (y mentir) lo que le ordena el poder real. Es la misma que cuelga nuevos cuadros de presas y presos políticos, encarcelados sin condena y – más irrisorio aún – sin proceso ni delito. Es la misma justicia que da por terminados temas que en otras partes del mundo escandalizan y derivan en renuncias de funcionarios por tener dinero en el exterior escondido en cuentas offshore. En nuestro caso, desde funcionarios menores, ministros, amigos presidenciales y hasta el mismo presidente y su hermano, tienen guaridas fiscales.

La dictadura cívico eclesiástica militar pudo implantar un modelo socio-económico, desaparecer compañeras y compañeros, establecer vergonzosas relaciones internacionales, porque gozó de impunidad. La misma impunidad de la que goza la actual democracia de baja intensidad, con la complicidad legislativa para abusar de los DNU, la cooptación del poder judicial, cada vez más revulsivo, y el monopolio de la comunicación y sus medios.

Así, las fuerzas de seguridad están descontroladas por el discurso de mano dura y gatillo fácil que baja del poder ejecutivo. Cualquier cosa le puede pasar a cualquiera, sin que sea juzgado. Y puede que su asesino sea recibido y aplaudido en la Casa Rosada. Los (¿ex?) periodistas repiten lo que sea, a cambio de una jugosa pauta publicitaria (¿el nuevo nombre del soborno?), exhibiendo su impudicia sin que nada se corrija o sancione. La economía del país, cada vez más endeudada como en la dictadura, y los pobres cada vez más pobres, también como entonces. Soportamos la sistemática burla cínica oficial que se desentiende de la realidad e inventa una fantasía diciendo sin ningún pudor que la pobreza y la inflación están bajando, que el trabajo está aumentando, que los jubilados mejoran sus ingresos…

Hacer memoria del pasado 24 de marzo de 1976 es militancia del presente. Es sostener la firme determinación de que el ayer no sea hoy, para tener mañana.

Por eso miramos con una cierta esperanza la entrega de los libros de los bautismos realizados en la capilla de la ex ESMA, aunque repudiamos las lamentables declaraciones del obispo castrense, Santiago Olivera, burlándose caricaturescamente de las banderas de memoria, verdad y justicia, vaciándolas de contenido y reviviendo viejos demonios.

Miramos con esperanza las movilizaciones populares, tanto las que reclamaron contra la ley de saqueo previsional en el pasado diciembre, la marcha de los trabajadores y los gremios en febrero, y la de las mujeres el pasado 8 de marzo. El gobierno intenta distraer a la población con cortinas de humo, apoyado en un discurso mediático alienante y divorciado de la realidad. Pero el malhumor social y la conflictividad laboral van en aumento. En la calle se percibe el descontento, el dolor, el deterioro del consumo, el salario y el trabajo. Cientos de miles de personas han marchado desde diciembre hasta marzo haciendo oír su reclamo que el presidente y sus ministros peligrosamente se niegan a escuchar.

Miramos con esperanza que, a pesar de la campaña deplorable del gobierno y la prensa para otorgar prisión domiciliaria a los genocidas, del desfinanciamiento y desarticulación de espacios de memoria e investigación, y de sentencias repudiables, como la aplicación del beneficio del cómputo del 2x1 para los represores que la Corte Suprema de Injusticia no ha modificado claramente, todavía haya tribunales que persistan en mantener viva la memoria y ejercer justicia. Celebramos las cárceles comunes – no domiciliarias – para los genocidas.

Miramos con esperanza éste y cada 24 de marzo, porque vemos que la vida sigue vigente. Y levantamos una vez más la bandera de los Derechos Humanos para conseguir verdad, hacer memoria y conquistar justicia. Es lo que creemos que hoy nos exige el Evangelio de Jesús, nos pide el Dios de la Vida y nos impulsa el espíritu de la verdad.


Grupo de curas en opción por los pobres

24 de marzo de 2018

www.curasopp.com.ar
https://www.facebook.com/GrupodeCuraseOPP/
twitter @GrupoCurasOPP

Visitas: 647

Lecturas sugeridas

TEOLOGIA ÍNDIA…

6.2. TEOLOGIA ÍNDIA Eleazar López HernándezCentro  nacional de ayuda a misiones indígenas,CENAMI. M…

CAMINAR DE LA PASTORAL INDIGENA Y DE LA TEOLOGÍA INDIA EN AMERICA LATINA…

CAMINAR DE LA PASTORAL INDIGENA Y DE LA TEOLOGÍA INDIA EN AMERICA LATINA Eleazar López Hernández

Des-helenizar el cristianismo…

Des-helenizar el cristianismo*   José Ignacio González Faus, San Cugat del Vallés, Barcelona, Cen…

Ignacio Ellacuría, teólogo y mártir…

Ignacio Ellacuría, teólogo y mártir Víctor Codina publicado originalmente en "Cuarto Intermedio"…

Nos Visitaron:   Amigos

Tenemos 79 visitantes y ningun miembro en Línea