America, Argentina
  • + Ultimos 2 Mensajes Emitidos

    NUESTRA SOLIDARIDAD CON BOLIVIA

    (Comunicado del Grupo de Curas en la Opción por los Pobres)



    Queremos expresar nuestra incondicional solidaridad con el pueblo boliviano. Bolivia ha sufrido un golpe de Estado. El gobierno de nuestro país puede buscar los eufemismos que quiera, pero de eso se trata: de un golpe de Estado. Estamos consternados. Pensamos que no volveríamos a ver en América Latina lo que nuevamente contemplamos: la voluntad popular pisoteada por intereses foráneos en oscura complicidad con minorías de nuestros países que no quieren renunciar a sus privilegios de clase, sembrando el odio como respuesta al crecimiento en dignidad de las clases populares.

    Gobiernos populares, como el de nuestro hermano Evo Morales, socavados por aquellos a los que no les interesa el sueño colectivo de nuestros pueblos. No les interesa la distribución de la riqueza. Sólo los desvelan sus negocios que depredan la Madre Tierra y proponen un mundo injusto que defienden con la fuerza de las armas.

    Nos entristece saber que estos golpistas se nutren del fundamentalismo religioso. Pronuncian el nombre de Dios y actúan sembrando muerte. Nos avergüenza que un miembro de la Iglesia de Cristo (Luis Fernando Camacho) encabece esta sedición con la Biblia y el Rosario en la mano, persiguiendo y despreciando a los indígenas y a los pobres. Nos entristece que la misma jerarquía de nuestra iglesia en Bolivia no defienda a un gobierno democráticamente elegido y no tome partido por aquéllos a los que Jesús llama “los preferidos de mi Padre”.

    América Latina gime. El continente más desigual del mundo lucha por su liberación en la esperanza de sus pueblos y de sus pobres. México eligió otra alternativa, Chile despertó, Brasil celebra la libertad de Lula, Argentina tiene una nueva esperanza… Aquí y allá aparecen noticias que nos alientan. Pero al mismo tiempo, como lo marcan estos tristes acontecimientos de Bolivia, parece que quieren volver a abrir las venas de nuestra Patria Grande.

    Contactos:
    P. Félix Gibbs: +54 9 11 5793 4950; P. Ignacio Blanco: +54 9 11 3185 4724; P. Guillermo Fernández Beret: +54 9 380 428 6596

     

     

    Secretariado del Grupo de Curas en la Opción por los Pobres,
    11 de noviembre de 2019

    www.curasopp.com.ar
    https://www.facebook.com/GrupodeCuraseOPP
    Twitter @GrupoCurasOPP

    (22)

    UN NUEVO GOBIERNO, MOTIVO PARA LA ESPERANZA

    “La esperanza de los humildes, no quedará defraudada” (Salmo 9)

    Un nuevo gobierno, votado por la mayoría popular el pasado 27 de octubre, asumirá el próximo 10 de diciembre. Alberto y Cristina representan una nueva esperanza para la Patria, porque supieron vencer intereses sectoriales o partidarios, privilegiando la unidad de quienes representan una política que pone nuevamente su prioridad en la vida de nuestro pueblo y en valores como la solidaridad y la justicia.

    El pueblo argentino ha puesto un límite al avance neoliberal que siembra violencia en la región por la desigualdad que genera. Con razón alguien supo expresar que el estallido social en Chile puede compararse con el “estallido popular en las urnas” argentinas, primero el 11 de agosto y luego el domingo 27.

    Celebramos la reacción de nuestros pueblos ante el avance de la avaricia.

    Celebramos este despertar de nuestros pueblos que pone un freno a los que pregonan crecimiento sin equidad; a los que enseñan la meritocracia sin solidaridad alguna hacia los más frágiles; a los que sacralizan el individualismo dando la espalda a los proyectos colectivos.

    Desde el comienzo de esta pesadilla en Argentina, allá por 2015, fuimos críticos a este proceso que ha empobrecido la patria. No nos consideramos profetas, sólo intentamos una lectura creyente y desde los pobres de las políticas que siempre fueron en contra de los intereses de nuestro pueblo. Era cuestión de honrar la memoria de nuestra historia para darse cuenta que asistíamos a un nuevo ciclo de políticas antipopulares que nos llevaría a un nuevo desastre, agudizando la concentración de la riqueza.
    Hoy tenemos razones para la esperanza.

    No somos ingenuos: nos esperan tiempos durísimos por el endeudamiento asumido irresponsablemente y por el progresivo deterioro del tejido social.

    Pero somos hombres de esperanza porque creemos en el Dios de la Vida y en la fuerza del pueblo y de los pobres.
    Queremos sumarnos a esta reconstrucción de la esperanza.

    Secretariado del Grupo de Curas en la Opción por los Pobres
    28 de Octubre de 2019

    (197)

     

Categoría padre: ROOT Categoría: Cartas y Firmas

Nos acercamos a las elecciones de medio término en el contexto de una situación muy delicada para el país. En nuestras Cartas al Pueblo de Dios y otras comunicaciones a la opinión pública, hemos abundado en descripciones acerca de las características del gobierno de Cambiemos, de las consecuencias ya visibles de sus políticas de corte neoliberal conservador, de su perfil autoritario que ha debilitado notablemente el estado de derecho.

Después de dos años, es largo el elenco de acciones reprobables: represión violenta a la protesta social y abusos de autoridad de las fuerzas de seguridad, protección a los capitales más que a los ciudadanos, promesas incumplidas, mentiras y falsedades permanentes, presos políticos, un desaparecido, persecución a quienes piensan distinto, aumento de la pobreza, desempleo, un insostenible endeudamiento que hipoteca el futuro, la especulación financiera, la desindustrialización, la entrega de nuestra soberanía.

Nos preocupa e indigna especialmente un rasgo cada vez más visible de este gobierno: no asume la función social del Estado y su necesario rol cohesionador. Expresiones del presidente o sus ministros y medidas de gobierno, están dirigidas contra los sectores más débiles o populares a quienes se les causa un visible perjuicio y sufrimiento, en especial porque son pisoteados sus derechos.

La lista sería interminable. La quita de miles de pensiones por discapacidad, la reducción de medicamentos gratuitos de primera necesidad entregados por el PAMI a los jubilados, el recorte de un programa histórico que brindaba asistencia técnica a pequeños y medianos productores y que excluye del beneficio a más de diez mil familias que viven en situación de vulnerabilidad, el desguace de las políticas de salud y la falta de medicamentos, los aumentos injustificados y delirantes de las tarifas de los servicios, el aumento de la mortalidad infantil. Estos casos sólo sirven de muestra. A esto debemos agregarle el gran ajuste y la extrema precarización laboral anunciadas para después de las elecciones.

Frente a esta coyuntura, como cristianos, sabemos que el resultado de estas elecciones puede confirmar o revocar el rumbo elegido por el gobierno, influyendo a su favor o en su contra en la relación de fuerzas, fortaleciendo o debilitando su poder político. Un gobierno que maltrata así a su población, y vive construyendo falsedades, es un gobierno que le da la espalda a los preferidos de Dios. Matar de hambre, desamparo o indiferencia al pobre es un pecado. Votar un gobierno que asfixia a los pobres, creemos que también lo es. Sin ningún temor o prejuicio sostenemos firmemente que un cristiano no puede darle el voto a un gobierno como éste, que multiplica las ayudas fraudulentas a sus amigos, facilita las ganancias de los ricos y condena a los pobres a la marginalidad y lo hace a la luz del día con mentiras y desparpajo.

Están en juego dos modelos antagónicos de país. Un país injusto y dependiente, que concentra la riqueza en una minoría o un país con la gente adentro, distributivo, soberano e inclusivo. La política no es una varita mágica ni una práctica purista, pero sigue siendo una herramienta imprescindible para forjar el destino de la sociedad y organizar la vida en torno a la dignidad, la libertad, los derechos humanos y la convivencia pacífica y solidaria.

Como cristianos y como curas, caminando a la par del pueblo, invitamos a votar contra este gobierno, contra la agresión a los pobres y vulnerables, contra el secuestro del futuro. Nos inspiramos en los amigos de Jesús, como el querido Santo Cura Brochero. En 1912, enfermo de lepra, casi ciego, escribe antes de las primeras elecciones legislativas en las que se aplicó la Ley Sáenz Peña de voto secreto y obligatorio. Militante del Partido Radical, alternativa popular frente al Partido Conservador, Brochero escribe sin dudar que Cárcano, el candidato conservador es “el hombre más funesto y contrario al bienestar y felicidad de los habitantes del Oeste” (carta 449) “los que votan por Cárcano van contra la felicidad y facilidades de los habitantes del Oeste” (carta 448, 26/9/1912) mientras que “votando por los candidatos que dará el Partido Radical buscan su felicidad, su engrandecimiento, el de la Provincia, y aún el de la Nación entera” (carta 451, 4/10/1912)

Inspirados en él, pues, y buscando la felicidad del pueblo y de los pobres creemos, sin dudarlo, que “no se puede ser cristiano y neoliberal”, como decía el recordado obispo Esteban Hesayne. Y exhortamos a nuestros hermanos a votar en consecuencia. “Los pobres, no pueden esperar”.

Mientras nos encaminamos a esta crucial elección del 22 de octubre, nos seguimos preguntando: ¿Dónde está Santiago Maldonado?

Curas en la Opción por los Pobres

Septiembre de 2017

 

Visitas: 1897

Lecturas sugeridas

Encuentro Nacional 1995…

Nosotros, los sacerdotes identificados en la opción del Evangelio por los pobres, reunidos en nuestr…

Carta de presbiteros a la Conferencia Episcopal…

Estimado monseñor:   Nosotros formamos parte de un grupo de presbíteros que desde hace ya bast…

Reflexión en Navidad 2003-2004…

Reflexión en Navidad 2003-2004 Sabemos que los tiempos y la mirada sobre la realidad cambian con v…

DEL MOVIMIENTO DE JESÚS A LA IGLESIA CRISTIANA…

DEL MOVIMIENTO DE JESÚS A LA IGLESIA CRISTIANA   Ensayo de exégesis sociológica del cristianism…

Nos Visitaron:   Amigos

Tenemos 54 visitantes y ningun miembro en Línea