America, Argentina
  • + Ultimos 2 Mensajes Emitidos

    LA VERDAD LOS HARÁ LIBRES (Juan 8,32)

    "Porque no hay nada oculto que no haya de ser manifestado;
    ni escondido, que no haya de salir a la luz.; (Marcos 4,22.)"


    Estos días, en que hacemos memoria de los primeros pasos de la independencia de nuestra Patria, nos encuentran inmersos en un proceso electoral. A nuestro juicio, en estas elecciones está en juego mucho más que un modelo económico o afinidades políticas o ideológicas: lo que está sometido a escrutinio es el mismísimo sustento ético de la Patria que queremos y, en definitiva, qué clase de personas somos.

    El fracaso estrepitoso del actual gobierno, tanto en el orden político como económico y, sobre todo, social, no sólo se debe a políticas económicas (sometidas a las decisiones de poderes foráneos) que enriquecen a unos pocos y condenan al hambre a una inmensa proporción de los que habitan esta bendita Patria del pan (además de su ineptitud y negligencia), sino también al rencor y al ánimo de revancha que ha dirigido sus acciones. Se ha manejado como si la justicia fuese un instrumento del Poder Ejecutivo, como lo muestra el juicio que se inició hoy y los otros procesos en que involucran a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

    No se entiende la saña con que se persigue judicialmente al anterior gobierno, sin ese rencor que en mucho se asemeja a un “odio de clase” y creyendo que, de esa manera, conseguirá recuperar algo del crédito que ha perdido ante la sociedad. Pero no se puede esconder ya la manipulación de la justicia: el caso D’Alessio ha dejado al descubierto la impudicia y mentira con que se han armado causas, preparado testigos, extorsionado a otros… y todo desde el seno mismo del Ejecutivo.

    Hace unos meses hicimos un llamado a los políticos que quieren otro modelo de Patria, en la que los pobres cuenten −los que Jesús llamaba “benditos de mi Padre” (Mateo25,34)−, en la que se les garantice el derecho a una vivienda digna, a la salud, a la alimentación y a un trabajo bien remunerado. Les pedimos la generosidad de dejar de lado intereses sectoriales y personales, para pensar juntos una Patria de hermanos que sea una alternativa realista al país de unos pocos que quiere este gobierno.

    Saludamos, por eso, la voluntad de buscar esos consensos que han manifestado Alberto Fernández y Cristina Fernández de K. al presentar la fórmula con que se presentarán a las PASO. Creemos que ése es el camino para reconstruir la Patria. “Busquen primero el Reino y su justicia, y todo lo demás se les dará por añadidura; (Mateo 24,34)

    Que los Beatos Mártires Riojanos, Enrique, Wenceslao, Carlos y Gabriel, testigos de la opción por los pobres, nos guíen con su ejemplo en esa tarea. Como ellos busquemos juntos la Justicia y la Paz.

    Secretariado del Grupo Curas en la Opción por los Pobres
    21 de mayo de 2019

    (73)

    A LA COMUNIDAD PARROQUIAL DE LA ISLA MACIEL

     

    Como grupo de curas en la opción por los pobres, queremos solidarizarnos con la comunidad de la Parroquia Nuestra Señora de Fátima de la Isla Maciel, que durante años fue acompañada pastoralmente por nuestro hermano, el padre Paco Olveira, de manera ejemplar.

    Es central para la identidad y la vida de un pueblo el ejercicio de la memoria. También para el Pueblo de Dios: construimos nuestra comunidad con el centro en la memoria del Misterio Pascual, la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo, Buena Noticia anunciada a los pobres. Y esta memoria incluye, particularmente, la memoria de aquellos que, como el Maestro, entregaron su vida por devolver humanidad y dignidad a quienes son víctimas de la violencia y ambición de riquezas y poder de unos pocos.

    No es inocente que, a la par de empobrecer aún más a los más pobres de nuestra Patria, en estos tiempos se trate de obstaculizar e incluso silenciar el ejercicio de la memoria. Y, como cristianos, nos resulta particularmente escandaloso que, también en nuestra Iglesia, se trata de quebrar el espinazo de una comunidad prohibiéndole la memoria y borrando todos sus signos: es el eje de un modelo pastoral que pretende una grey dócil y obediente.

    Como pastores, tratamos de realizar nuestra misión recordando lo que decía San Agustín a los fieles de su diócesis: «Para ustedes soy obispo, con ustedes soy cristiano… Aquél es nombre del oficio recibido, éste es nombre de gracia; aquél, de peligro; éste, de salvación… A todos los debo amar... ayúdenme orando y obedeciendo; para que me deleite no tanto presidir cuanto servir» (Sermón 340). Por eso queremos llamar a nuestro hermano, el nuevo párroco de la Isla Maciel, a recapacitar recordando su condición de bautizado y, por tanto, ante todo hermano de los fieles de su comunidad, y sepa primero obedecer, como el santo obispo de Hipona, su historia y compromiso.

    Grupo de Curas en la Opción por los Pobres
    En el año de los Mártires Riojanos, 20 de febrero de 2019

    (206)

     

Categoría padre: ROOT Categoría: Cartas y Firmas

No al ajuste neoliberal y la represión a los trabajadores

Desde nuestra primera carta al Pueblo de Dios (26 de febrero de 2016) fuimos críticos de la represión como política de gobierno de las nuevas autoridades. Señalamos, también, reiteradamente que “este modelo no cierra sin represión”, y una y otra vez nos vemos exigidos a señalarlo.

 Hoy repudiamos la represión en la fábrica PepsiCo, como ayer lo fueron otras comenzando por Cresta Roja y sabemos que mañana habrá nuevos hechos detestables. Las mentiras que son también política de gobierno han acompañado todas las instancias, con un Ministerio de Trabajo presidido por Jorge Triaca, en franca alianza con “el Capital”, con una ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, que entiende que sus absurdos y anti-humanos protocolos constituyen un beneficio para la población y con una Gobernadora de la Pcia de Bs As, María Eugenia Vidal,  que goza de su blindaje mediático mostrando en los hechos la más feroz cara de la intolerancia y la injusticia.

 •  Lamentamos los dichos del fiscal Gastón Larramendi justificando el accionar policial, aunque en estos momentos pareciera que nada se puede esperar del poder judicial en favor de los trabajadores y los pobres.

•  Lamentamos la prensa oficialista y militante que disfraza, una vez más, la realidad con palabras o fotos direccionadas a la mala lectura.

•  Lamentamos el silencio cómplice del sindicalismo amable o encubridor de las políticas neoliberales.

•  Lamentamos que en algunos sectores de la sociedad estas actitudes de represión sean aplaudidas, sabiendo que en realidad forman parte de la campaña oficialista para “cercar” a su núcleo duro.

•  Lamentamos las declaraciones del Ministro de Seguridad de la Pcia de Bs As, Cristian Ritondo, diciendo que “la violencia” provino de los trabajadores. Parece que para el gobierno actual los ciudadanos deben soportar quedarse sin trabajo, ver a sus familias sin cobertura ni seguridad (porque la salud, la educación, la tranquilidad del hogar también es seguridad), deben soportan cabizbajos la humillación, o ver cómo la apertura indiscriminada de las importaciones se adueña de las góndolas donde ayer los productos eran nacionales. Además, deben tolerar el gas pimienta, los lacrimógenos, las balas de goma, los hidrantes, los golpes sin ningún tipo de respuesta. Desde hace ya muchos años los cristianos sabemos que la violencia primera no es la de la reacción sino la violencia institucionalizada e injusta de los poderosos.

 Si el cristiano cree en la fecundidad de la paz para llegar a la justicia, cree también que la justicia es una condición ineludible para la paz. Vemos que América Latina se encuentra, en muchas partes, en una situación de injusticia que puede llamarse de violencia institucionalizada cuando, por defecto de las estructuras de la empresa industrial y agrícola, de la economía nacional e internacional, de la vida cultural y política, "poblaciones enteras faltas de lo necesario, viven en una tal dependencia que les impide toda iniciativa y responsabilidad, lo mismo que toda posibilidad de promoción cultural y de participación en la vida social y política" (Enc. Populorum Progressio, Nº. 30), violándose así derechos fundamentales. Tal situación exige transformaciones globales, audaces, urgentes y profundamente renovadoras. No debe, pues, extrañarnos que nazca en América Latina "la tentación de la violencia". No hay que abusar de la paciencia de un pueblo que soporta durante años una condición que difícilmente aceptarían quienes tienen una mayor conciencia de los derechos humanos. (Medellín, Paz 16)

 Curas en la Opción por los Pobres
13 de julio de 2017

Visitas: 945

Lecturas sugeridas

RELIGIOSIDAD INDIGENA EN MESOAMERICA…

RELIGIOSIDAD INDIGENA EN MESOAMERICA P. Eleazar López Hernández Centro Nacional de Ayuda a Misio…

“LA IGLESIA EN AMÉRICA” DESDE LA PERSPECTIVA INDÍGENA…

“LA IGLESIA EN AMÉRICA” DESDE LA PERSPECTIVA INDÍGENAzar López HernándezCENAMI La Exhortaci…

¡Feliz Navidad! ¿Para quién?…

I.- eliz Navidad! ¿Para quién?ronguntaban hace ya varias décadas los queridos Sacerdotes par…

Encuentro Nacional 1991…

A nuestras comunidades: Durante tres días estuvimos reunidos ciento veinte sacerdotes de distin…

Nos Visitaron:   Amigos

Tenemos 22 visitantes y ningun miembro en Línea