Categoría padre: ROOT Categoría: Cartas y Firmas

Mensaje a la sociedad y las comunidades

(Grupo de curas en Opción por los Pobres)

 

"El profeta denuncia también los pecados internos de la Iglesia. ¿Y por qué no? Si obispos, papa, sacerdotes, nuncios, religiosas, colegios católicos estamos formados por hombres, y los hombres somos pecadores y necesitamos que alguien nos sirva de profeta para que nos llame a conversión... Sería muy triste una Iglesia que se sintiera tan dueña de la verdad que rechazara todo lo demás. Una Iglesia que sólo condena, una Iglesia que sólo mira pecado en los otros y no mira la viga que lleva en el suyo, no es la auténtica Iglesia de Cristo" (mons. Oscar Romero, Homilía del 8 de julio de 1979).

 

   Ante algunas voces de miembros de la comunidad cristiana a la que pertenecemos que aluden a una supuesta campaña contra la Iglesia, o contra el cristianismo, queremos hacer pública nuestra opinión:

 1. la reacción de numerosos medios de comunicación frente a las desacertadísimas declaraciones del Obispo Castrense merecieron una justa respuesta, que en algunos casos también la hubiéramos esperado de nuestros pastores;

 2. Nos parece razonable que en los medios de comunicación haya gente de diferentes credos, confesiones religiosas, y también quienes no las tienen; su compromiso no es con la Iglesia, sino con la verdad. Y creemos que eso los acerca a Dios mucho más que cerradas actitudes corporativas;

 3. No desconocemos que también en los medios hay quienes no obran con verdad, sino movidos por otras razones, pero lo cierto es que la causa de esa actitud de hoy, no radica en una campaña "desde afuera" contra la Iglesia, sino en algunas voces que "desde adentro" la desacreditan y hacen objeto de crítica, y hasta de burla; en la falta de gestos y de autocrítica, y la resistencia al diálogo con quienes piensan distinto.

 4. Hace ya algún tiempo (1 de marzo de 2003; "Sobre Baseotto") hemos señalado la inconveniencia de la existencia del obispado castrense; queremos reiterarlo en este momento, a fin que las Fuerzas Armadas puedan recibir el auténtico mensaje de Jesús que los invita a una sincera conversión, contribuyendo con la justicia, denunciando lo que saben de su pasado oscuro, revelando los archivos que hubiere para que se sepa qué y quién fue responsable de la suerte de los desaparecidos, y de la actual y falsa identidad de los menores nacidos en cautiverio. Como todos los cristianos, las Fuerzas Armadas no necesitan una voz que los aplauda o que sea cómplice, sino que los llame a la verdad, a la justicia y a la sincera conversión.

De esta manera, esta Pascua que se avecina mostrará a todos la fuerza luminosa de la vida que se eleva sobre la oscura sombra de la muerte.

 

24 de marzo de 2005

Jueves Santo

(Y 25° aniversario del martirio de mons. Oscar Romero)

 

P. Marcelo Ciaramella _ P. Marcos Alemán sj_ P. Eduardo de la Serna,

Delegados nacionales del grupo de curas en la Opción por los Pobres

Visitas: 1866