America, Argentina
  • + Ultimos 2 Mensajes Emitidos

    A LA COMUNIDAD PARROQUIAL DE LA ISLA MACIEL

     

    Como grupo de curas en la opción por los pobres, queremos solidarizarnos con la comunidad de la Parroquia Nuestra Señora de Fátima de la Isla Maciel, que durante años fue acompañada pastoralmente por nuestro hermano, el padre Paco Olveira, de manera ejemplar.

    Es central para la identidad y la vida de un pueblo el ejercicio de la memoria. También para el Pueblo de Dios: construimos nuestra comunidad con el centro en la memoria del Misterio Pascual, la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo, Buena Noticia anunciada a los pobres. Y esta memoria incluye, particularmente, la memoria de aquellos que, como el Maestro, entregaron su vida por devolver humanidad y dignidad a quienes son víctimas de la violencia y ambición de riquezas y poder de unos pocos.

    No es inocente que, a la par de empobrecer aún más a los más pobres de nuestra Patria, en estos tiempos se trate de obstaculizar e incluso silenciar el ejercicio de la memoria. Y, como cristianos, nos resulta particularmente escandaloso que, también en nuestra Iglesia, se trata de quebrar el espinazo de una comunidad prohibiéndole la memoria y borrando todos sus signos: es el eje de un modelo pastoral que pretende una grey dócil y obediente.

    Como pastores, tratamos de realizar nuestra misión recordando lo que decía San Agustín a los fieles de su diócesis: «Para ustedes soy obispo, con ustedes soy cristiano… Aquél es nombre del oficio recibido, éste es nombre de gracia; aquél, de peligro; éste, de salvación… A todos los debo amar... ayúdenme orando y obedeciendo; para que me deleite no tanto presidir cuanto servir» (Sermón 340). Por eso queremos llamar a nuestro hermano, el nuevo párroco de la Isla Maciel, a recapacitar recordando su condición de bautizado y, por tanto, ante todo hermano de los fieles de su comunidad, y sepa primero obedecer, como el santo obispo de Hipona, su historia y compromiso.

    Grupo de Curas en la Opción por los Pobres
    En el año de los Mártires Riojanos, 20 de febrero de 2019

    (73)

    La Palabra de Dios se hizo carne de fraternidad (cf Jn 1,14)

    Así expresaba el Papa Francisco en la Navidad pasada su “deseo de fraternidad”:

    “Fraternidad entre personas de toda nación y cultura. Fraternidad entre personas con ideas diferentes, pero capaces de respetarse y de escuchar al otro. Fraternidad entre personas de diversas religiones. Jesús ha venido a revelar el rostro de Dios a todos aquellos que lo buscan. Y el rostro de Dios se ha manifestado en un rostro humano concreto. No apareció como un ángel, sino como un hombre, nacido en un tiempo y un lugar. Así, con su encarnación, el Hijo de Dios nos indica que la salvación pasa a través del amor, la acogida y el respeto de nuestra pobre humanidad, que todos compartimos en una gran variedad de etnias, de lenguas, de culturas…, pero todos hermanos en humanidad… Que este tiempo de bendición le permita a Venezuela encontrar de nuevo la concordia y que todos los miembros de la sociedad trabajen fraternalmente por el desarrollo del país, ayudando a los sectores más débiles de la población”.

    También nosotros queremos adherir a este deseo del Papa ante el sufrimiento del querido pueblo venezolano. Queremos expresar nuestro más profundo rechazo ante el intento de golpe de estado en Venezuela, que, lejos de este deseo de vida fraterna para nuestros pueblos, cierra las puertas al diálogo y a la reconciliación.

    Creemos que el gobierno de Venezuela ha sido elegido democráticamente mediante uno de los sistemas electorales más transparentes del mundo. Han habido ya elecciones libres en este país hermano.

    Condenamos las políticas hegemónicas de los EE UU sobre los países de América Latina y el Caribe y las consecuentes presiones a sus gobiernos, que menoscaban el derecho a la autodeterminación de nuestros pueblos. Por eso consideramos digna de repudio toda injerencia externa en los problemas internos de nuestros pueblos.

    En particular nos parece despreciable la actitud de algunos gobiernos de nuestro continente, incluido el nuestro, que, sometidos a los intereses del imperio, de las grandes corporaciones y de la economía neoliberal, se han arrogado el derecho de decidir por el pueblo venezolano quién debe gobernarlo. Nuestros países tienen la capacidad y el derecho soberano de autogobernarse a través del pleno desempeño de sus instituciones.

    Venezuela, como cualquiera de nuestros países de la Patria Grande, tiene sus problemas internos. Nadie ignora que muchos de estos problemas son generados “desde fuera” con la complicidad de mezquinos intereses que se defienden “desde dentro”. Pero son los mismos venezolanos quienes deben solucionarlos.

    Que la fraternidad sea una realidad en América Latina y en el mundo, con el respeto profundo a la autodeterminación de los pueblos.

    Grupo de Curas en la Opción por los Pobres

    24 de enero de 2019

    (147)

     

Categoría padre: ROOT Categoría: Cartas y Firmas

Carta a los Obispos Argentinos

 Estimados Padres Obispos:

             Sabemos por los Medios de Comunicación que el presidente parlamentario Eduardo Duhalde se dirigió en estos días al Cardenal Primado, Jorge Bergoglio pidiendo que la Iglesia no se retire de la así llamada “Mesa del Diálogo”. Sabemos, además, que en medio de la urgencia de principios de año, y quizá sin todas las consultas que en momentos de serenidad son de desear, los Obispos Argentinos se han sentado en esa mesa.

            Pero ahora, pasado ya tiempo, y teniendo la oportunidad de reflexionar más serenamente, y viendo algunos de los frutos o la ausencia de ellos, quisiéramos hacerles llegar nuestra opinión.

            Ciertamente es necesario el diálogo en todo momento, y particularmente en momentos como el que vive nuestra patria; sin embargo todo nos hace creer que esta “Mesa” es de hecho una pantalla que oculta otra mesa, “la mesa del monólogo”, donde habla el Fondo Monetario Internacional, y el gobierno obedece silenciosa y sumisamente. Una pantalla que permite a muchos creer que se están poniendo las bases de una nueva Argentina mientras se sigue saqueando el país; una anestesia que permite descuartizar a un paciente dormido.

            Y por otro lado, nos parece que esta “Mesa” no es una mesa abierta a todos:

             Vemos esto, particularmente porque nos llama la atención que se invite a dialogar a los “padres del modelo de la exclusión” y brillen por su ausencia los excluidos. Y no nos referimos a algunos que “aparecen” como representantes, como algunas organizaciones sindicales o piqueteras,   sino a “la gente”. ¿Qué diría la gente si se pusiera una mesa a la salida de un partido de futbol, de una bailanta o un cacerolazo? ¿Qué diría la gente que concurre a los comedores, a las escuelas o en asentamientos? ¿Por qué algunos partidos y agrupaciones se han negado a participar? ¿por qué los curas y religiosos de los barrios no fuimos invitados? ¿por qué son parte activa de la Mesa algunos que son responsables directos de lo que ocurre?

 

  • Porque creemos que la Mesa sirve de pantalla a un gobierno insensible a los dolores de los pobres, y disimula los principales problemas que nos afectan y sus causas;
  • porque se han invitado a gravísimos responsables de la situación que no han comenzado con un público arrepentimiento y restitución;
  • porque no se ve de parte de los responsables gestos concretos, palpables y públicos que permitan creer que su actitud ante el diálogo sea la escucha;
  • porque no entendemos la presencia de algunos sectores y personas en la misma mesa como parte integrante;
  • porque creemos que no podemos permanecer como aparentemente “neutrales”, sino tomando una clara e irrenunciable posición en favor de los pobres y contra las causas de la pobreza, y eso deben tenerlo muy claro todos los que quieran sentarse a la mesa por todo esto, es que creemos que sería necesario que los Obispos no participen más de dicha “Mesa” y que sean públicas sus razones.

 

Cordialmente, en el Señor de los pobres y de la historia

 

 

 

Fieles laicos:

Lucía Álvarez (Buenos Aires)

María Josefina Chino (Buenos Aires)

Adrián Eslaimán (Morón)

Antonio Fernández (Quilmes)

René H. Flores (Morón)

Alberto García (Quilmes)

María Inés García (Quilmes)

Pablo Herrero Garisto (Avellaneda)

Dora Giannoni (Buenos Aires)

Lidia Giannoni (Buenos Aires)

Victoria Hure de Leonhardt (San Isidro)

Ernesto Iglesias (Buenos Aires)

Fortunato Mallimaci (Buenos Aires)

María Ester Obarrio (San Isidro)

Norma Mercedes Peláez (Bahía Blanca)

Luisa Ripa (Quilmes)

Mabel Moyano (Buenos Aires)

Mónica Scagliotti (Buenos Aires)

Andrea Fabiana Silva (San Isidro)

Jorge Tinetti (Buenos Aires)

Miguel Ángel Vidal (Bahía Blanca)

 

Grupos laicales

Asociación de Fieles Laicos Carlos de Foucauld

Catequistas (10) Parroquia Santa Rosa de Lima, Munro

Centro Tiempo Latinoamericano (Córdoba)

Comunidades de Base (Córdoba)

Familia Conde, Familia Dolmen y Familia Lucero (6 adultos) (Buenos Aires)

Grupo Seminarios de Teología (Córdoba)

Grupo de Laicos (25), Parroquia Preciosísima Sangre (Córdoba)

Laicas franciscanas (15) del Departamento de Justicia y Paz del Centro Franciscano

Red de Fe y Política (Córdoba)

 

Religiosas

Analuisa Cusán, ocd

Sheilla Mullan, dominica

Andrea Nowosad, ocd

Martha Pelloni, Carm. misionera

 

Comunidades de Religios@s

CRIMPO (Quilmes, Florencio Varela y Berazategui)

Hermanas de Nuestra Señora de la Esperanza (Florecio Varela)

 

Diáconos/Seminaristas

Ricardo Luis Carrizo (Quilmes)

Raúl Fabián Ponce, operario diocesano (Buenos Aires)

 

Presbíteros

 Víctor Acha (Córdoba)

Pablo Agüero fm (Quilmes)

Marcos Alemán sj (Buenos Aires)

Nicolás Alessio (Córdoba)

Alfredo Altamira sj (Buenos Aires)

Hugo Carrillo (Córdoba)

Alfredo Constable sj (Córdoba)

Luis Coscia ofmCap (Buenos Aires)

Juan Ángel Dieuzeide (Bariloche)

Daniel Emmerich, ofmCap (Buenos Aires)

Pablo Escariz (Merlo-Moreno)

Félix Gibbs fm (Quilmes)

Gustavo Glería (Córdoba)

Patricio Greham (San Isidro)

Ramón Gómez (Quilmes)

Eduardo Antonio González (Buenos Aires)

Julio Li sj (Buenos Aires)

José Mariani (Córdoba)

José María Meisegeier sj (Buenos Aires)

David Meza (Quilmes)

Juan Luis Moyano sj (Buenos Aires)

Juan Carlos Ortiz (Córdoba)

Carlos Ponce de León (Córdoba)

Germán Pravia fm (Quilmes)

Antonio Puigjané ofmCap (Buenos Aires)

Juan Carlos Romero palotino (Córdoba)

Eduardo de la Serna (Quilmes)

Ulrich Theodor Timpte (Quilmes)

Rodolfo Viano ofm (Orán)

 

Comunidades Cristianas

Mabel Filippini (Iglesia Evangélica Metodista; CEASOL)

Visitas: 1972

Lecturas sugeridas

Retos doctrinales…

TEOLOGÍA INDIA Retos doctrinales P. Adriano Garutti. OFM Congregación para la Doctrina de la…

Encuentro 2011, Escenarios de la Iglesia…

Escenarios de la Iglesia Viabilidad histórica y congruencia evangélica João Batista Libanio Ed…

Carta al Pueblo de Dios Nº 2 (11 de marzo de 2016)

Carta al Pueblo de Dios Nº 2 (11 de marzo de 2016)…

2da carta al Pueblo de Dios Grupo de curas en Opción por los pobres11 de marzo de 2016  …

UNA MISIÓN DESCOLONIZADORA DE NUESTRAS MENTES EN RELACIÓN A LOS INDÍGENAS…

UNA MISIÓN DESCOLONIZADORA DE NUESTRAS MENTES EN RELACIÓN A LOS INDÍGENAS eazar López Herná…

Nos Visitaron:   Amigos

Tenemos 20 visitantes y ningun miembro en Línea