America, Argentina
  • + Ultimos 2 Mensajes Emitidos

    NO HACEMOS POLÍTICA CON EL HAMBRE

    «Le preguntarán: "Señor, ¿cuándo te vimos hambriento o sediento, de paso o desnudo, enfermo o preso, y no te hemos socorrido?".
    Y él les responderá: "Les aseguro que cada vez que no lo hicieron con el más pequeño de mis hermanos, tampoco lo hicieron conmigo".
    Éstos irán al castigo eterno, y los justos a la Vida eterna»

    (Mateo 25, 44-46)

    El Gobierno de la Nación pide a los opositores no hacer política con el hambre. Pero sus «voceros» lo hacen. Negar la urgencia del hambre de millones de ciudadanos que no alcanzan a satisfacer la canasta alimentaria básica es hacer política con el hambre. Mandar a rezar a los que pasan hambre es hacer política con el hambre y no evangelizar, como quiere hacer creer la diputada Carrió (que bien haría en ir a rezar ella misma, para pedirle a Dios que perdone su maldad). Negar las cifras que el mismo INDEC y el Observatorio Social de la UCA hacen públicas día a día es hacer política con el hambre. Y ser insensibles a los rostros y nombres que esconden esas cifras es inmoralidad.

    Pero no es hora de detenernos a hablar del cinismo y la maldad de quienes verdaderamente hacen política con el hambre: cinismo y maldad que, por otro lado, se comentan solos. Es hora de obrar en consecuencia del mandato que los votantes dieron al presidente y a los legisladores de servir al bien común. La Comisión de Pastoral Social del episcopado argentino, la misma cúpula del episcopado y numerosísimas organizaciones sociales vienen advirtiendo desde hace meses la necesidad de hacer frente a la emergencia alimentaria que atraviesa nuestra Patria.

    Por eso saludamos y adherimos a la iniciativa de los legisladores que quieren promulgar una Ley de Emergencia Alimentaria en el parlamento. Exigimos a los legisladores oficialistas acompañar la iniciativa y al gobierno nacional ejecutar esa ley. Y si tienen problemas para saber de dónde podrán salir los fondos para solventar la emergencia alimentaria, como preguntó el ¡ministro de Educación!, le sugerimos la promulgación de un Decreto de Necesidad y Urgencia que expropie los bienes de quienes protagonizaron la fuga de capitales que sumió al país en esta crisis, comenzando por sus miembros y ex miembros.

    Grupo de Curas en la Opción por los Pobres,
    10 de setiembre de 2019

    www.curasopp.com.ar
    https://www.facebook.com/GrupodeCuraseOPP
    Twitter @GrupoCurasOPP

    (26)

    Mensaje a las comunidades y al pueblo del que formamos parte:

     

    Como grupo de curas opp nos hemos reunido en estos días en nuestro encuentro anual. Nos convocó, este año, reflexionar con motivo de los 50 años del documento de los obispos argentinos conocido como “San Miguel”; documento en el cual la Iglesia reafirmó su saberse pueblo de Dios en medio del pueblo argentino. Eso queremos ser, sabiendo que, desde 1969 a nuestros días, muchas cosas han cambiado.

    No entendemos que el pueblo sea el conjunto de los ciudadanos de la Nación, porque sabemos bien que hay quienes no defienden los intereses del pueblo sino los propios, o los de su clase o sus familiares y amigos. Un pueblo tiene un proyecto que es de vida y esperanza, de solidaridad y vida en comunidad. Vida en la que llora sus muertos, se solidariza con los dolores y celebra sus fiestas, comparte sus bienes y su fe, y brinda en los espacios de esperanza.

    Caminando y viviendo en medio del pueblo, del que formamos parte, podemos ser testigos de sus lágrimas y de sus dolores. Las angustias por no tener pan y trabajo, por la salud amenazada, por los niños ya no sin futuro sino casi sin presente, por los ancianos de los que el Estado se desentiende en sus medicamentos y sus jubilaciones, y, esto, además, siendo testigos de la mentira cínica y casi burlona de los gobernantes. Compartimos el dolor que padece nuestro pueblo, pero somos testigos también de la esperanza que se ve en sus ojos y sus gestos desde las recientes elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias. Elecciones por las que los poderosos quisieron castigar a los pobres y al pueblo todo poniendo en riesgo, más aún, la estabilidad social y económica jugando con el mercado, subiendo deliberadamente el dólar para castigar a los que no los votaron y comprometiendo el futuro, ya difícil, que espera a los próximos gobernantes.

    Nuestra mirada quiere partir, teniendo un oído en el Evangelio y el otro en el pueblo, como siempre lo hemos intentado hacer, desde el lugar de las víctimas: los niños y los ancianos, las mujeres víctimas del patriarcado y la violencia del que pretende adueñarse de sus vidas y sus cuerpos, las personas presas políticas y quienes padecen la injusticia de un poder judicial cómplice de los poderes de ayer o de hoy, de los y las pobres y los desocupados, migrantes y enfermos, el campesinado y quienes son desposeídos de sus tierras por los amigos del poder, de las víctimas del extractivismo y quienes son invisibilizados e invisibilizadas por causas de sus etnias, sus elecciones personales, su situación social o económica, de todos aquellas y aquellos a los que desde el poder se victimiza. Querer ubicarnos del lado de las víctimas del sistema que mata a los más pobres y mirar desde su situación nos hace aprender a mirar con los ojos de Jesús de Nazaret ejecutado por los poderosos, y miembro de un pueblo victimizado por el imperio.

    Mirando con la nueva esperanza que se vislumbra en el horizonte, quisiéramos decirles a los gobernantes que asumirán en los próximos meses que no se olviden de las víctimas que hemos mencionado anteriormente; que ante la nueva deuda externa contraída irresponsablemente recuerden que los y las pobres están siempre primero. Que escuchen sus alegrías y dolores, que los y las tengan en cuenta en cada una de sus acciones y palabras y que lleven una vida austera conforme a la existencia que tanto le cuesta llevar adelante a nuestro pueblo.

    En el pasado mes de abril la Iglesia argentina pudo celebrar la beatificación de los mártires Carlos, Gabriel, Wenceslao y Enrique, a los que llamamos “mártires riojanos” porque es allí donde eligieron sembrar vida y gastarla hasta el final. A ellos les pedimos que intercedan por el futuro de nuestra Nación, por los responsables tanto de la Iglesia, que debe ser pueblo de Dios en medio de los pueblos, como de la Patria que empezamos a transitar, para que sepan mirar al pueblo, escucharlo y servirlo. Sabemos que “pueblo es el que no oprime y lucha contra la opresión”, y por eso queremos poner en ellos el oído que nos desafía a hundir nuestras raíces en la Madre Tierra de todas y todos y así, con el otro oído puesto en el Evangelio, trabajar y soñar con un mañana nuevo como el que el pueblo añora desde sus dolores cotidianos. Es desde y con las víctimas que una vez más, queremos seguir andando, nomás.

    Curas opp, Villa Allende 22 de agosto 2019

    www.curasopp.com.ar
    https://www.facebook.com/GrupodeCuraseOPP
    Twitter @GrupoCurasOPP

    (60)

     

Categoría padre: ROOT Categoría: Cartas y Firmas

Carta a los Obispos Argentinos

 Estimados Padres Obispos:

             Sabemos por los Medios de Comunicación que el presidente parlamentario Eduardo Duhalde se dirigió en estos días al Cardenal Primado, Jorge Bergoglio pidiendo que la Iglesia no se retire de la así llamada “Mesa del Diálogo”. Sabemos, además, que en medio de la urgencia de principios de año, y quizá sin todas las consultas que en momentos de serenidad son de desear, los Obispos Argentinos se han sentado en esa mesa.

            Pero ahora, pasado ya tiempo, y teniendo la oportunidad de reflexionar más serenamente, y viendo algunos de los frutos o la ausencia de ellos, quisiéramos hacerles llegar nuestra opinión.

            Ciertamente es necesario el diálogo en todo momento, y particularmente en momentos como el que vive nuestra patria; sin embargo todo nos hace creer que esta “Mesa” es de hecho una pantalla que oculta otra mesa, “la mesa del monólogo”, donde habla el Fondo Monetario Internacional, y el gobierno obedece silenciosa y sumisamente. Una pantalla que permite a muchos creer que se están poniendo las bases de una nueva Argentina mientras se sigue saqueando el país; una anestesia que permite descuartizar a un paciente dormido.

            Y por otro lado, nos parece que esta “Mesa” no es una mesa abierta a todos:

             Vemos esto, particularmente porque nos llama la atención que se invite a dialogar a los “padres del modelo de la exclusión” y brillen por su ausencia los excluidos. Y no nos referimos a algunos que “aparecen” como representantes, como algunas organizaciones sindicales o piqueteras,   sino a “la gente”. ¿Qué diría la gente si se pusiera una mesa a la salida de un partido de futbol, de una bailanta o un cacerolazo? ¿Qué diría la gente que concurre a los comedores, a las escuelas o en asentamientos? ¿Por qué algunos partidos y agrupaciones se han negado a participar? ¿por qué los curas y religiosos de los barrios no fuimos invitados? ¿por qué son parte activa de la Mesa algunos que son responsables directos de lo que ocurre?

 

  • Porque creemos que la Mesa sirve de pantalla a un gobierno insensible a los dolores de los pobres, y disimula los principales problemas que nos afectan y sus causas;
  • porque se han invitado a gravísimos responsables de la situación que no han comenzado con un público arrepentimiento y restitución;
  • porque no se ve de parte de los responsables gestos concretos, palpables y públicos que permitan creer que su actitud ante el diálogo sea la escucha;
  • porque no entendemos la presencia de algunos sectores y personas en la misma mesa como parte integrante;
  • porque creemos que no podemos permanecer como aparentemente “neutrales”, sino tomando una clara e irrenunciable posición en favor de los pobres y contra las causas de la pobreza, y eso deben tenerlo muy claro todos los que quieran sentarse a la mesa por todo esto, es que creemos que sería necesario que los Obispos no participen más de dicha “Mesa” y que sean públicas sus razones.

 

Cordialmente, en el Señor de los pobres y de la historia

 

 

 

Fieles laicos:

Lucía Álvarez (Buenos Aires)

María Josefina Chino (Buenos Aires)

Adrián Eslaimán (Morón)

Antonio Fernández (Quilmes)

René H. Flores (Morón)

Alberto García (Quilmes)

María Inés García (Quilmes)

Pablo Herrero Garisto (Avellaneda)

Dora Giannoni (Buenos Aires)

Lidia Giannoni (Buenos Aires)

Victoria Hure de Leonhardt (San Isidro)

Ernesto Iglesias (Buenos Aires)

Fortunato Mallimaci (Buenos Aires)

María Ester Obarrio (San Isidro)

Norma Mercedes Peláez (Bahía Blanca)

Luisa Ripa (Quilmes)

Mabel Moyano (Buenos Aires)

Mónica Scagliotti (Buenos Aires)

Andrea Fabiana Silva (San Isidro)

Jorge Tinetti (Buenos Aires)

Miguel Ángel Vidal (Bahía Blanca)

 

Grupos laicales

Asociación de Fieles Laicos Carlos de Foucauld

Catequistas (10) Parroquia Santa Rosa de Lima, Munro

Centro Tiempo Latinoamericano (Córdoba)

Comunidades de Base (Córdoba)

Familia Conde, Familia Dolmen y Familia Lucero (6 adultos) (Buenos Aires)

Grupo Seminarios de Teología (Córdoba)

Grupo de Laicos (25), Parroquia Preciosísima Sangre (Córdoba)

Laicas franciscanas (15) del Departamento de Justicia y Paz del Centro Franciscano

Red de Fe y Política (Córdoba)

 

Religiosas

Analuisa Cusán, ocd

Sheilla Mullan, dominica

Andrea Nowosad, ocd

Martha Pelloni, Carm. misionera

 

Comunidades de Religios@s

CRIMPO (Quilmes, Florencio Varela y Berazategui)

Hermanas de Nuestra Señora de la Esperanza (Florecio Varela)

 

Diáconos/Seminaristas

Ricardo Luis Carrizo (Quilmes)

Raúl Fabián Ponce, operario diocesano (Buenos Aires)

 

Presbíteros

 Víctor Acha (Córdoba)

Pablo Agüero fm (Quilmes)

Marcos Alemán sj (Buenos Aires)

Nicolás Alessio (Córdoba)

Alfredo Altamira sj (Buenos Aires)

Hugo Carrillo (Córdoba)

Alfredo Constable sj (Córdoba)

Luis Coscia ofmCap (Buenos Aires)

Juan Ángel Dieuzeide (Bariloche)

Daniel Emmerich, ofmCap (Buenos Aires)

Pablo Escariz (Merlo-Moreno)

Félix Gibbs fm (Quilmes)

Gustavo Glería (Córdoba)

Patricio Greham (San Isidro)

Ramón Gómez (Quilmes)

Eduardo Antonio González (Buenos Aires)

Julio Li sj (Buenos Aires)

José Mariani (Córdoba)

José María Meisegeier sj (Buenos Aires)

David Meza (Quilmes)

Juan Luis Moyano sj (Buenos Aires)

Juan Carlos Ortiz (Córdoba)

Carlos Ponce de León (Córdoba)

Germán Pravia fm (Quilmes)

Antonio Puigjané ofmCap (Buenos Aires)

Juan Carlos Romero palotino (Córdoba)

Eduardo de la Serna (Quilmes)

Ulrich Theodor Timpte (Quilmes)

Rodolfo Viano ofm (Orán)

 

Comunidades Cristianas

Mabel Filippini (Iglesia Evangélica Metodista; CEASOL)

Visitas: 2176

Lecturas sugeridas

EL PODER EN LA IGLESIA SEGÚN EL NUEVO TESTAMENTO…

EL PODER EN LA IGLESIA SEGÚN EL NUEVO TESTAMENTO   Rafael AGUIRRE Profesor de Sagrad

Encuentro Nacional 1988…

Como hermanos sacerdotes, seguidores de Jesús, "enviados a anunciar la Buena Noticia a los pob…

Encuentro 2011 ¿Adónde va la Iglesia?…

"¿Adónde va la Iglesia?" ómo se ubica "la Iglesia de los pobres" en ese "lugar"?os Aire

Nos Visitaron:   Amigos

Tenemos 15 visitantes y ningun miembro en Línea