America, Argentina
  • + Ultimos 2 Mensajes Emitidos

    Ante el recrudecimiento de la pandemia moral

    Carta Abierta del Grupo de Curas en la Opción por los Pobres

    Acabamos de comenzar el año 2021 en medio de una situación sanitaria, con sus consecuencias sociales y económicas, que exige de todas y todos nosotros «poner el hombro» y hacerle frente solidariamente. La pandemia de Covid-19 recrudece en el mundo entero y exige fuertes medidas que permitan atravesarla de la mejor manera posible hasta tanto pueda ser controlada.

    Por eso no podemos dejar de asistir azorados al recrudecimiento de otra pandemia: la «pandemia moral» de quienes parecen empeñados en «poner palos en las ruedas» e impedir que los seres humanos podamos unirnos para enfrentar una crisis que, de una u otra manera, nos afecta a todos. Intereses políticos, intereses económicos, intereses de poder que tratan de sacar tajada de la desgracia de todas y todos a costa del bien común. Nuestra Patria no es la excepción, ni lo somos quienes habitamos este bendito suelo.

    Por el contrario, en estas semanas en las que la curva de contagios ha aumentado notoriamente, asistimos al recrudecimiento de un carnaval de inmoralidad que se manifiesta en falsas noticias, «conspiracionismos» varios que pretenden disfrazarse de ciencia, oposición a cualquier medida que tomen las autoridades elegidas por el voto del pueblo, oposición por oposición, en definitiva.

    La inundación de los medios hegemónicos con informaciones falsas respecto de la vacunación, la incitación a la aglomeración, la calificación de cualquier medida que pueda restringir la circulación del virus como restricción de las libertades individuales (¿terminarán diciendo que disparar un arma contra otra persona es un ejercicio de la libertad individual?), parecen la réplica multiplicada por miles de la inveterada costumbre de ciertos sectores de hacer política «tirando muertos sobre la mesa».

    Sectores económicos, que no han dejado de hacer pingües ganancias durante este tiempo en que la gran mayoría de la población ha asumido enormes dificultades económicas en beneficio del cuidado mutuo, manifiestan su insensibilidad social pretendiendo no reducir sus ganancias un mínimo porcentaje en beneficio de toda la sociedad. Empresas prestadoras de servicios, hoy indispensables, aumentan sus tarifas más allá de lo permitido, «por si pasa». Una pequeñísima pero poderosa minoría cartelizada ―los «dueños de la tierra» que se autodenominan «el campo»― se niega a ceder una mínima ganancia (que no pueden llamar pérdida), aún poniendo en peligro el derecho a una alimentación digna de todos y en especial de los más vulnerados por esta crisis, extorsionando a la sociedad entera con la amenaza de un lockout convocado para la semana que entra por el solo hecho de que se les pide que por dos meses contengan su avaricia..

    Podríamos enumerar más carrozas de este carnaval inmoral. Como cristianos, nos asusta y nos avergüenza que muchos de los que lo conducen digan profesar nuestra fe. Evidentemente no creemos en el mismo Cristo en quien dicen creer. Acabamos de celebrar la memoria de Aquél que siendo rico, se hizo pobre por nosotros, de Aquél que «se vació de si mismo asumiendo la condición de siervo» (Flp 2,7), el que nació en un humilde pesebre para ser, desde ese pesebre, Luz de las Naciones. No podemos dejar de intentar un llamado a la solidaridad, no podemos dejar de creer que pueden convertirse al Evangelio del Nazareno. O, por lo menos, que recuperen la sensatez y la responsabilidad social. Y no podemos sino llamar a todos y todas a no dejarse engañar por la maldad.

    Grupo de Curas en la Opción por los Pobres
    9 de Enero de 2021

    (736)

    Mensaje de Navidad 2020

     

    «El Ángel del Señor dijo a los pastores:“No teman… encontrarán un niño recién nacido envuelto en pañales”» (cf. Lc 2,10-12)

     

    Los pastores son el símbolo evangélico de los más pobres del pueblo. Allí encuentra Dios corazones dispuestos a recibir la Buena Noticia del Reino que se hace Navidad, nacimiento de Dios entre nosotros y nosotras. Son los pobres los que reconocen esta iniciativa divina, lejos de los palacios y del poder. Una vez más el nacimiento de la esperanza que es Jesús, Buena Noticia para los pobres, sólo podrá ser reconocido por los pastores de hoy.

    Es fin de año y un cierto balance se impone. Hemos transitado un año difícil con la inesperada pandemia del coronavirus (luego de la epidemia neoliberal 2015-2019). Año «raro» para la vida de nuestras comunidades. Con mucho dolor, hasta se nos hizo difícil despedir a los que morían: personas cercanas ―familiares, amigas y amigos― y personas importantes y significativas para la vida de nuestro pueblo.

    Una mención especial entre estas pérdidas la merece la reciente despedida de Diego Maradona. Nos recordó la «intuición de los pastores», la intuición del pueblo y de los pobres.. El «pueblo» constituye ese sustrato multitudinario que excede toda organización y trasciende toda representación. Como aquel 17 de octubre de 1945, fuimos testigos de un «aluvión» que se intentó «organizar». Pero el pueblo y los pobres son inasibles. Ellos reconocen quiénes los aman y los acompañan, más allá de toda organización. Diego es de ellos y de ellas, pobres de la tierra. Quienes anhelamos acompañar y servir al pueblo, más aún ser sencillamente parte del pueblo, debemos tomar nota.

    Esta pandemia deja al descubierto las expresiones más generosas y las actitudes más mezquinas del corazón humano. Y reveló sin más la extrema desigualdad en que vive nuestra Patria (El 34,9% de los hogares y el 44,2% de las personas se encuentran por debajo de la línea de la pobreza al cierre del tercer trimestre del año, según el Observatorio Social de la UCA). Desigualdad que no inventó el coronavirus. Injusticia social que crece al ritmo de la concentración obscena de la riqueza en cada vez menos manos.

    Nos pareció importante que un gobierno popular buscara diversas maneras de asistir a todos los sectores, pero especialmente a los más desprotegidos con planes en dinero y alimentos. El proyecto hecho ley del «aporte extraordinario a las grandes fortunas» fue una iniciativa que encontró la resistencia de los mismos de siempre: los ricos que cuestionó Jesús. Los que acumulan sus impúdicas fortunas de espaldas al hambre del pueblo. Anhelamos no sólo el pan en la mesa, sino el trabajo digno para conseguir este pan. Anhelamos mayor justicia social.

    También reconocemos desde el gobierno un enorme esfuerzo por la salud de nuestro pueblo. Nos conmovieron los agentes de la salud pública y privada que arriesgaron su vida en un servicio sin descanso (pese a todas las operaciones «anticuarentena»). Nuestro pueblo sencillo buscó cuidarse y cuidar. Y la solidaridad brilló más que la mezquindad en los barrios, los comedores y en las distintas iniciativas por acompañar la vida en los peores momentos. Más aún que las inmorales operaciones promovidas por los poderes fácticos desde los medios hegemónicos que, silenciando la devastación que dejó el gobierno cambiemita y poniendo incluso en riesgo la salud de nuestro pueblo, procuraron obstaculizar todas y cada una de las medidas con las que el gobierno nacional se esforzó por enfrentar las consecuencias sanitarias, sociales y económicas de la pandemia.

    A esas operaciones respondemos con palabras del Papa Francisco: «El engaño del “todo está mal” es respondido con un “nadie puede arreglarlo”, “¿qué puedo hacer yo?”. De esta manera, se nutre el desencanto y la desesperanza, y eso no alienta un espíritu de solidaridad y de generosidad. Hundir a un pueblo en el desaliento es el cierre de un círculo perverso perfecto: así obra la dictadura invisible de los verdaderos intereses ocultos, que se adueñaron de los recursos y de la capacidad de opinar y pensar.» (Fratelli tuti, n° 75).

    La renegociación de la deuda con los acreedores privados y con el FMI exigió de una destreza especial. Siempre estará en juego no sólo atender a las exigencias de los que piden esfuerzos de pagos y ajustes desde «afuera»; sino del pueblo que pide una vida digna aquí «adentro».

    El tema del «acceso a la tierra y la vivienda digna» se hizo patente en la toma de Guernica (Pcia.de Buenos Aires). «Tierra, Techo y Trabajo» para todos y todas debe seguir siendo la consigna. Exige decisión política y proyectos concretos que no se resuelvan en escritorios sino que se construyan con las familias que esperan una vida más digna. Las familias pobres, como la de Jesús, no encuentran más lugar que la de marginales pesebres donde esperar la vida (cf. Lc 2,7).

    Son muchas los desafíos que tenemos todavía como sociedad. Es preciso un esfuerzo urgente para comenzar a resolver la brecha de la desigualdad. El cuidado de la tierra ante la amenaza de negocios voraces que envenenan el suelo, el agua y a la misma población, consumen los recursos naturales o incendian si se cree necesario para acrecentar el lucro, exige políticas severas y estrictas.

    Sigue pendiente la necesaria reforma judicial que no sólo termine con el lawfare o «guerra judicial», sino que dé forma a un sistema judicial que tenga como objetivo proteger la vida y los derechos de los más débiles y vulnerados, más que los intereses de los poderosos. Seguimos esperando la libertad de los presos políticos y expresamos aquí nuestra renovada solidaridad con Milagro Sala y con todos aquéllos y aquéllas que siguen presos y presas. Necesitamos contar definitivamente con fuerzas armadas y de seguridad que cuiden del pueblo y no conformen una amenaza latente: la violencia policial se ha mostrado «selectiva» en repetidas ocasiones reprimiendo violentamente a los sectores populares.

    Es preciso y urgente también desarmar la violencia de género: este año hemos sido testigos de un notable aumento de femicidios y crímenes de odio contra las minorías sexuales. Es responsabilidad de todos nosotros terminar con toda forma de racismo y xenofobia, encontrar formas de discusión que superen posturas binarias frente a los debates siempre complejos: celestes/verdes, vida/muerte, pro/anti); lograr proyectos a mediano y largo plazo que den continuidad a la esperanza de nuestro pueblo y especialmente de los pobres.

    El balance de fin de año es, para nosotros, un ejercicio creyente: creemos que la vida y el amor es más fuerte que toda forma de muerte. Y, en el servicio a nuestro pueblo, queremos con él reconocer la esperanza de la Vida que se hace Niño en el pesebre. ¡Feliz Navidad!

     

    Grupo de Curas en la Opción por los Pobres
    4 de Diciembre de 2020

     

    (365)

     

Categoría padre: ROOT Categoría: Cartas y Firmas

No es “la Iglesia” ...

 

            Una de las cosas que llaman la atención en los periódicos de los últimos tiempos, es que hay un grupo muy importante de personas, periodistas, medios y lobbistas que parecen muy preocupados, y han ingresado en una suerte de campaña en diferentes sentidos. Dentro de estas palabras, supuestas informaciones, y aparentes operativos, hay una referida a “la Iglesia”  sobre la que queremos hacer llegar nuestra opinión:

 

            Las actitudes del Gobierno frente a las Fuerzas Armadas y los crímenes del terrorismo de Estado, las mal llamadas “leyes del perdón” (u ‘obediencia debida’ y ‘punto final’), la posibilidad de que tales leyes sean derogadas por inconstitucionales, y el pedido de gobiernos o la justicia extranjera de extradición de criminales de guerra y supuestos culpables de delitos de lesa humanidad, ha suscitado diversas notas periodísticas con sensación de lobby y campaña. “La Iglesia está en contra...” se ha escuchado o leído con frecuencia en estos días, pero nunca se han conocido más de dos nombres que no parecen ser voceros de “la Iglesia” en estos temas: el Arzobispo de La Plata, Héctor Aguer, y el obispo castrense, monseñor Antonio Baseotto.

            Creemos difícil que una iglesia que oficialmente pidió perdón por sus silencios pueda hoy aplaudir los silencios que continúan. Seguramente las notas de Sergio Rubin en Clarín, responden un poco a su imaginación y otro poco a su estilo “periodístico”, pero no deja de ser llamativa su insistencia en este tema en las últimas semanas, y sus persistentes comentarios sobre “luces amarillas en la Iglesia por cosas de este gobierno”. Llamativo hasta el punto de invitarnos a pensar si no está respondiendo a alguna sugerencia. La Iglesia Católica, que ha dicho con insistencia que para que se alcance la reconciliación son necesarios tres pasos fundamentales: arrepentimiento, confesión de los pecados, propósito de reparar (así el Catecismo de la Iglesia Católica 1419), no parece que pueda pensar que se ha alcanzado algún tipo de reconciliación nacional sin pedido de perdón, sin confesión de pecados y sin ninguna reparación de los mismos.

 

            Ante estos elementos, los abajo firmantes solicitamos a todos los miembros de la  Iglesia, y especialmente a quienes tienen responsabilidades y ministerio jerárquico que hagan pública su opinión dejando claro a todos que no es “la Iglesia” la que alienta la impunidad y la vigencia de delitos que persisten en el tiempo, sino algunos miembros que no responden al pensamiento del cuerpo eclesial ni de toda la Iglesia de Jesucristo, ni de toda la Iglesia Católica romana. Que seguimos esperando verdad y justicia como paso necesario para la verdadera reconciliación (Episcopado Argentino, Iglesia y Comunidad Nacional 34). Verdad y justicia que hasta hoy nos ha sido negada y que esperamos sean realidad, en nuestro país o el extranjero.

 

Firmantes (por orden alfabético)

                                    

Graciela Abril, San Isidro (docente de Ciencias Religiosas)

Guillermo Acedo, Lomas de Zamora 

R. P. Marcos Alemán sj, Mendoza

Rodrigo Matías Alemán, La Plata (docente, grupo Anauim)

Bernat Alemany Ramis, Mallorca, España

Pbro. Nicolás Alessio, Córdoba

Maria A. Amat Buenos Aires, (Asoc. Jaime de Nevares)

Cecilia Amelotti, Buenos Aires, (estudiante, UBA)

Florencia Amelotti, Buenos Aires, (estudiante, UBA)

Luciana Amelotti, Buenos Aires, (periodista, estudiante, UBA)

María Adela Antokoletz, Buenos Aires (docente, colaboradora de Madres de Plaza de Mayo LF, miembro de Hermanos de desaparecidos).

Norma Argerich, Buenos Aires (laica msscc)

Pilar Arias Iglesias, San Nicolás

Carola Arrúe, San Justo (Laica de Familia Dominicana)

Laura Liliana Artola. Mar del Plata

Pablo Arze, Buenos Aires

Martín Alejandro Asís

Patricia Astelarra, Buenos Aires

Luis Alejandro Auat, Santiago del Estero (filósofo, docente)

José Luis Avendaño, San Isidro

Viviana Avendaño, San Isidro (docente)

R. P.  Juan Aversa sdb, Quilmes

Juan Antonio Aversa, Quilmes (periodista)

Hna. Liliana Josefina Badaloni Dominica del Santísimo Nombre de Jesús, Tucumán

Cristina Badino, San Isidro

Pbro. Carlos Baigorri, La Rioja

Maria Belén Balestra, Buenos Aires

R. P.  Jorge Baletti ofm, San Juan

Adelaide Baracco, El Masnou- Barcelona, Catalunya, España

R. P.  Carlos Barbero sdb, Gregorio de Laferrere

María Laura Barral, Buenos Aires

María Adela Barraza, Córdoba

María S. Barrera-Vidal, Iglesia Discípulos de Cristo.

Pbro. Fernando Barrufet, Neuquén

Ana Basualdo, San Carlos de Bariloche (Surcos Patagónicos)

Mónica Bay, Buenos Aires

Geraldine Anabel Belardinelli. Buenos Aires (catequista)

Viviana de Bellucio, Buenos Aires

Pbro. Silverio Benítez, Merlo-Moreno

María Alejandra Bianco, Quilmes

Nancy Bianco, Buenos Aires (psicopedagoga)

Gladys Biancosino. Buenos Aires

Mariano Bindi, Buenos Aires (docente)

Pbro. Ignacio Javier Blanco, Quilmes

Pastor Arturo Blatezky, Iglesia Evangélica del Río de la Plata/Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos

Nestor Borri, Buenos Aires

Hna, Nélida Bosch rsj, San Justo.

Olga Bottero, Buenos Aires (laica msscc)

Rodolfo Brardinelli, Quilmes (docente UNQ)

Pbro. Javier Buere, Quilmes

Berdardo J. Busso, Neuquén

Eduardo Busso, La Plata

R. P.  Pablo J. Bustos sdb, Santa Rosa

Silvina P. Cabezas Ríos, Ouviña (España, docente y catequista)

Fátima Cabrera de Rice (Equipo Internacional  de la Fraternidad Secular "Hno. Carlos de Foucauld")

Mario Cafiero, La Plata (diputado nacional)

Alfredo S. Calvo, Buenos Aires

Oscar Campana, Buenos Aires (teólogo, docente)

Francisco J. del Campo. Buenos Aires

Nelly Cancelleri, Nueve de Julio

Carmen N. Candelario, Buenos Aires (docente).

Claudia Candelmi, Neuquén (docente)

Hna. Diana Canepa odn, Buenos Aires.

Cecilia Canevari, Santiago del Estero

Magdalena Canevari, Morón

Antonia Canizo, Lomas de Zamora

Pbro. Rubén Capitanio, Neuquén

Hna. Angela Caputo rsj Resistencia

Hna Leonor Carabelli  hnse  Quilmes

Adrián Carbonell, Buenos Aires (catequista)

Daniel Carceglia, Quilmes

Carolina L. Cárdenas, Neuquén

Leticia Cárdenas, Buenos Aires (laica msscc)

Miguel A. Cárdenas, Neuquén

Diac. Ricardo L. Carrizo, Quilmes

Maria Laura Carunchio, Buenos Aires (laica msscc)

Pbro. Lucio Carvalho Rodrigues, Quilmes

Gabriela Castori, Quilmes

Carlos Castro, San Justo

Hna. María Teresa Castro odn., Buenos Aires

Edgardo Chabrillon, Concordia

Ana Chávez, Buenos Aires

José Chiclana, Neuquén

María Josefina Chino, Buenos Aires (docente)

María Laura Chino, La Plata

Nicolás Ciano, Chubut (laico, Comunidad Ntra. Sra. de Lujan - Trelew)

Pbro. Marcelo Ciaramella, Quilmes

Juana M. Colombi, San Nicolás, (médica)

Anahí Colombo, San Isidro

Mariano Colombo, Merlo Moreno (catequista)

Marina Colombo, San Isidro

R. P. Alfredo Constable sj, Córdoba

Carlos Corral, Mercedes-Luján

Graciela Córsico

Katherine Cortes Guerrieri, Buenos Aires (periodista)

María Elena Coseano Angelelli, Córdoba

Martín De Biase, Buenos Aires

Pbro. Alberto Dagorret, Concordia

Pbro. Juan Ángel Dieuzeide, San Carlos de Bariloche

Hna. Elsa Domínguez rsj, San Justo.

Pbro. Luis Domínguez, Morón

Hna. Silvia Domínguez, Hermana de la Compasión, Quilmes

Pbro. José María D´Orfeo, Neuquén

Hna. Cecilia Duarte cp, Buenos Aires (equipo de Liderazgo Provincial)

Mónica Echeverri, Lomas de Zamora (docente Universitaria).

R. P.  Daniel E. Echeverría msscc, San Justo (delegado de Argentina)

R. P.  Arnoldo Ederle svd, Jujuy

Nora Enecoiz, Buenos Aires

Carlos Eroles, Buenos Aires (docente UBA)

Pbro. Pablo Escariz, Merlo-Moreno

Juan María Escobar, Chubut (laico, Comunidad Ntra. Sra. de Guadalupe - Trelew)

Hna. Nelda Etchenique cdm, San Isidro

Nélida Etcheverry, Quilmes (dirigente sindical)

Nelly  Evrard, Alto Valle de Rio Negro (Pastoral Social)

Pbro. Claudio Faivre Duboz, Alto Valle de Río Negro (Delegado Pastoral Social)

Alcira Fares, Buenos Aires (laica msscc)

Beatriz Fernández, Buenos Aires (docente, catequista)

Gonzalo Fernández, Merlo Moreno (catequista)

Pbro. Justino Fernández, Mar del Plata

Mario Juan Fernández, Paraná (docente de Filosofía)

Sandra Ferrero, Neuquén (trabajadora social)

R. P. Franco Festa scj, Córdoba       

Pbro. Hugo Finola, Quilmes

Gerardo Fracaro, San Rafael

Raúl Franco, Rosario

Carlos Freije, Lomas de Zamora

Hno. Juan Ignacio Fuentes hhmm, Merlo-Moreno

Juan José Gajewski, Buenos Aires

Ricardo M. García, Bahía Blanca (Caritas)

Viviana A. García, Buenos Aires (fonoaudióloga)

Pablo Herrero Garisto, Avellaneda-Lanús (Cristian@s de Base)

Marìa Cristina van Gelderen, San Isidro (catequista)

Hna. Aterina Gelmi Doroteas de Cemmo, Quilmes

Ricardo Gerardi, Buenos Aires

Dora Giannoni, Buenos Aires

Lidia Giannoni, Buenos Aires

Graciela Adriana Giavon, Rosario (catequista)

Leonor Girardi, San Justo.

Rufina Gómez, Buenos Aires (laica msscc)

Juana Celia Gómez Pescié de Pilatti, Reconquista

Edgardo González, Buenos Aires (catequista)

Elena González Baldó, Caracas, Venezuela

Hna. Gianpaola Gorno, Doroteas de Cemmo, Quilmes

Hna. Giuliana Gorno, Doroteas de Cemmo, Quilmes

Pbro. Martín Gottle, Neuquén

R. P. Lorenzo Goyeneche svd, Buenos Aires (Director Editorial Guadalupe)

José Manuel Groesman, Nueve de Julio (laico marianista)

Octavio Groppa, Buenos Aires

Roberto Grumelli, Buenos Aires (laico msscc)

Nora Gutiérrez, Buenos Aires. (laica msscc)

P. Obispo Miguel Esteban Hesayne  Obispo emérito de Viedma

Pbro. Miguel Hrymacz, Quilmes

R. P.  Bernardo Hughes, cp, Buenos Aires

R. P. Jorge O. Ibar palotino, Buenos Aires

Ernesto Iglesias, Madrid, España

René Illanes, Buenos Aires (empresario)

Pbro. Hernán Ingelmo, Neuquén

Hna. Elena Iribarren, Carmelita de la Caridad - Venezuela

Maria Cecilia Jaurrieta de La Porta,  Buenos Aires (OFM Seglar)

Marta Kaupert, Neuquén

Jorge Antonio Marcelo Kelly, Viedma (Vicaría de la Fraternidad)

Neli Koetschruiter, Hoogeveen, Holanda

R. P. Enrique Lafforgue msscc, San Justo.

Graciela Lahitte, Buenos Aires

Pbro. Sergio Lamberti, Santiago del Estero

Alicia Celia Lantaño, Viedma (Cáritas)

Alba Lanzillotto, Buenos Aires, (Secretaria de Abuelas de Plaza de Mayo)

Pbro. Mariano R. Ledesma, Santiago del Estero

Juan Leiva, Mendoza (catequista)

R. P.  Eduardo Leuzzi fm, Merlo-Moreno

Ana María Lódola, Buenos Aires (Psicóloga - Obra de San José)

Jorge Alberto Luis Lolago, Concordia (odontólogo)

Liliana López Foresi, Buenos Aires (periodista)

Pbro. Jorge Maidana, San Isidro

Fortunato Mallimaci, Buenos Aires (Sociólogo, UBA/CONICET)

Mirta Mansilla, Quilmes

Hna. María Manterota, Carmelita de la Caridad – Venezuela

María Guadalupe Maradei (laica Dominica de la Anunciata), San Justo 

Pbro. Jorge Marenco, San Isidro

Pbro. Marcelo Julián Margni, Quilmes

Guilermina Marino, Quilmes

Osvaldo Marino, Quilmes

Pbro. Carlos A. Martín, Neuquén

Cris Martínez, Rosario (grupo comunitario Familia Kolping "Juntos Podemos")

Raúl E. Martínez, Buenos Aires

Hugo Eduardo Masramón, Rosario (abogado)

Olivier Lotele Mboba msscc, Buenos Aires

Petero Nolasko Mbyaliyehe msscc, Butare Rwanda

Marta R. Medina, Concordia

María Laura Méndez, Rosario

Luis A. Mercurio, Neuquén.

Ramón A. Messina, Concordia

Pbro. David Meza, Quilmes

Vicenç Miró. msscc, Buenos Aires

Juan José Monasterio, San Isidro (contador)

R. P. Fernando Montes sdb, Neuquén

Pbro. Daniel Moreno, Quilmes

Blanca Noemí Moro (laica msscc), Buenos Aires

Hna. Hilda Moschen rsj, San Justo.

María del Carmen Mosteiro, Buenos Aires 

Pbro. Hugo Mujica, Buenos Aires

Miguel Ángel Muñoz, Buenos Aires

Pbro. Roberto Murall, Santiago del Estero

R. P.  Francisco Murray, cp, Buenos Aires

R. P. Roberto Musante sdb, Gregorio de Laferrere

Hno. Federico Nantes sm, Buenos Aires

Gustavo Manuel Naser, Córdoba

Laura Constanza Naval, Buenos Aires (catequista)

Hno. Manolo Navarro sm, Buenos Aires

Pedro Navarro Floria, Neuquén (CONICET / Universidad Nacional del Comahue)

Pastor Gerardo Oberman, Mar del Plata (Vice-presidente Iglesias Reformadas en Argentina)

Pbro. Luis María Ocampo Mar del Plata

R. P. Enrique Oggier svd, Buenos Aires (Provincial)

Pbro. Juan José Olivera, Merlo-Moreno

Marcelo Eduardo Ouviña, San Isidro (movimiento de Jornadas de Vida Cristiana)

Florencia Oyharzabal, Buenos Aires

Pbro. Magin Páez, Neuquén

Adela Passarello, Paraná (jubilada)

Hna. Martha Pelloni cmt, Buenos Aires

Lucía Perata, Mendoza

José Luis Pereira, Neuquén

Carlos D. Pérez, Buenos Aires – Montevideo, Uruguay (Coordinador Gral. de REDH - Red Solidaria por los Derechos Humanos)

R. P.  Marcelo Pérez, cp, Buenos Aires

Pbro. José Piguillem, Merlo-Moreno

Pablo Pimentel, La Matanza (APDH)

Raúl Emilio Pimienta, Buenos Aires (postulante SSP)

Teté Piñero, Buenos Aires

Sergio Oscar Policilla, San Nicolás

Fernando Angel Portillo, Buenos Aires (Fraternidad Laica del Hno. Carlos de Foucauld - abogado)

R. P.  Germán Pravia fm, Quilmes

R. P. Antonio Puigjané ofmCap, Buenos Aires

Walter Quiroga, Vannes, Morbihan-Francia (docente)

Diácono Carlos Ramírez, Rosario

R. P.  Aldo Ranieri sdb, Buenos Aires (docente)

Pbro. Vicente Reale, Mendoza

Luis Rey, Buenos Aires

Patricio Rice (Equipo Internacional  de la Fraternidad Secular "Hno. Carlos de Foucauld")

Luisa Fernanda Ripa Alsina, Quilmes (filósofa, docente)

Graciela Rodrigo, Buenos Aires

Edgardo Norberto Rodríguez, Quilmes (economista)

R. P.  Francisco Rodríguez msscc..Buenos Aires

R. P. Enrique Romani sdb, Buenos Aires

Alejandro Romero, Buenos Aires (grupo Tres Democracias, profesor UBA)

R. P. Juan José Romero Palotino, Córdoba

Mónica Rubalcaba, Quilmes (Centro de Derechos Humanos "Emilio Mignone", UNQ)

Pbro. Julio Sabagh, Santiago del Estero

Alfredo Salibián, Iglesia Bautista.

Hna. Mirta Sánchez, Oblatas del Santísimo Redentor, San Justo

Ana Sandoval, Alto Valle

Hno. Gonzalo Santa Coloma, Buenos Aires (Provincial de los hhmm, Río de la Plata)

Hna. Norma Santa Cruz rsj, San Justo.

Any Santinelli, Quilmes (Movimiento Encuentros Matrimoniales)

Jorge Santinelli, Quilmes (Movimiento Encuentros Matrimoniales)

Lylian Santochi, Buenos Aires (Vecinos de San Cristóbal contra la Impunidad)

R. P.  Carlos Saracini cp , Buenos Aires

Pbro. Marcelo Sarrailh, Córdoba

Mónica Scagliotti, Buenos Aires (socióloga)

María Angélica Schepens, La Plata

Pbro. Adolfo Segovia, Rosario

Héctor F. Seoane, Buenos Aires (Foro Argentino de la Deuda Externa)

Pbro. Eduardo de la Serna, Quilmes

R. P. Ramiro de la Serna ofm, Río Cuarto (provincial)

Raúl Shanberguer, Buenos Aires (laico msscc)

Mabel Antonia Siblen de Lolago, Concordia (docente)

Alicia Susana Sieiro, Buenos Aires (laica msscc)

María de Luján Sieiro, Buenos Aires (laica msscc)

Patricia Sierra, Neuquén (docente)

Andrea Fabiana Silva, San Isidro

Ezequiel Silva, Buenos Aires

R. P.  Jesús Ramón Silva, Hermanitos del Evangelio, Caracas, Venezuela

Héctor Simona, Buenos Aires

R. P.  Damiá Socías. mscc. Valencia (España)

R. P.  Federico José Soneira, cp, Buenos Aires

Pablo Sosa, La Plata (filósofo, docente)

Lucas Spigariol, Buenos Aires

Daniel Sticotti, Morón

Nicolás Sticotti, Morón

Evangelina Noemí Suárez, Iglesia Evangélica Metodista Argentina

Pbro. Rodolfo Taboada, San Isidro

Claudio Taladríz, La Plata

Mercedes Taladriz, La Plata

Pbro. Carlos Tazzioli, Concordia

R. P. Angel Tettamanzzi sdb, Formosa

Jorge Torreiro, Buenos Aires

Olga Torreiro, Buenos Aires

Mónica Tranmar, Buenos Aires (Redacción de la Revista Misiones Consolata)

Marta Inés Uribe, Neuquén

Viviana Vaca, Neuquén

R. P. Marcelo Valsecchi sdb, Rosario

Pbro Marcos Gabriel Vanzini, Merlo-Moreno

R. P. Rodolfo Viano ofm, Orán

Hna. Teresa Isabel Vicentín rsj, Lomas de Zamora

Eduardo Valli, Azul (docente / dirigente gremial)

Pbro. Miguel Velo, Buenos Aires

Jorge Cesar Villanueva, Neuquén (agrimensor)

Joni Virgine

Rosa Vizgarra, Buenos Aires

Gabriela Volcomirsky, San Isidro (Psicóloga/Operadora de Calle)

María Isabel Zamora, Buenos Aires

Ezequiel Zapiola, San Isidro

María Antonia Zapiola, San Isidro

Graciela Zolezzi, San Isidro

Luis Zorzin, Morón (docente universitario)

Hna. María Jesús Zudaire fmm, Córdoba

Comunidad de Hermanas Franciscanas Misioneras de María, Quilmes

Comunidad de Hermanas de Ntra. Sra. de la Esperanza, Quilmes (8 religiosas)

Comunidad de Hermanas Pasionistas, Buenos Aires

Comunidades Eclesiales de Base, Parroquia Santa Cruz, Buenos Aires

Comunidades Eclesiales de Base, Parroquia Medalla Milagrosa, Quilmes

Comunidades de la Fraternidad Misionera, Quilmes y Merlo-Moreno

Equipo de Derechos Humanos, Parroquia Santa Cruz, Buenos Aires

Fundación José María Llorens S.J.

Grupo Don Jaime De Nevares, Chubut

Grupo Obispo Angelelli, Rosario

Obra Kolping de Argentina

Secretaría Diocesana para los Derechos Humanos, Santiago del Estero

Visitas: 6057

Lecturas sugeridas

LA CALUMNIA COMO MODO DE OBRAR

LA CALUMNIA COMO MODO DE OBRAR…

LA CALUMNIA COMO MODO DE OBRAR Como grupo de curas opp hemos repudiado los casos de pederastia, pa…

Carta al Pueblo de Dios Nº 1 (26-02-2016)…

Carta al Pueblo de Dios Nº 1 Grupo de Curas en la Opción por los Pobres de Febrero de 2016

Encuentro 2004 Visión de la realidad…

Visión de la realidad Visión de la realidad lcira Argumedo) de agosto 2004  ¿En qué mu…

LA OPCION POR LOS POBRES DESPUES DE APARECIDA…

LA  OPCION POR LOS POBRES DESPUES DE APARECIDA o Muñozle)   L A   O P C I O…

Nos Visitaron:   Amigos

Tenemos 24 visitantes y ningun miembro en Línea