Categoría padre: ROOT Categoría: Cartas y Firmas

Comunicado del grupo de curas en la opción por los pobres.

con motivo del juicio y condena de Christian Von Wernich



Como curas, ya hemos expresado, en varias ocasiones, nuestro firme compromiso con la justicia, y nuestro deseo de que la verdad se imponga.

En nuestro reciente mensaje a la sociedad con motivo de las elecciones hemos aludido a los capellanes militares y policiales.


Hoy, con dolorosa alegría vemos que la condición clerical no ha servido para que la Iglesia sea una "cueva de bandidos" sino un agravante ante crímenes de lesa humanidad. Nos llama la atención que se diga que esto ‘nos conmociona’ cuando, ya desde que empezó a salir a la luz el genocidio, todo esto era evidente. Y cruel. Y si nos conmocionó en 1985 en el Juicio a las cúpulas genocidas, no se entiende la sorpresa de hoy.

Finalmente, no entendemos que una institución acusada de complicidad o silencio en los miembros de su jerarquía -y en este caso condenada en uno de sus miembros- hable de reconciliación. No son los victimarios sino las víctimas las que deben ofrecerla, y ante tanto dolor, esta vez sí sería preferible el silencio.


Sabemos que muchos, muchísimos en la Iglesia de Jesús repudian el genocidio y la complicidad, y nos alegra saberlo para que desde la misma Iglesia podamos decir que 'otra Iglesia es posible'; otra Iglesia se está viviendo que no aparenta sorpresa o invita a tapar debajo de la alfombra sus miserias.


Como Iglesia -una vez más- pedimos perdón a las víctimas por el encubrimiento y la complicidad con la ideología y métodos de la dictadura, y una vez más nos alegramos por la emergencia de la verdad y la justicia.


Grupo de curas en la opción por los pobres.

10 de octubre de 2007

   

 

Visitas: 2250