America, Argentina
  • + Ultimos 2 Mensajes Emitidos

    Ante el recrudecimiento de la pandemia moral

    Carta Abierta del Grupo de Curas en la Opción por los Pobres

    Acabamos de comenzar el año 2021 en medio de una situación sanitaria, con sus consecuencias sociales y económicas, que exige de todas y todos nosotros «poner el hombro» y hacerle frente solidariamente. La pandemia de Covid-19 recrudece en el mundo entero y exige fuertes medidas que permitan atravesarla de la mejor manera posible hasta tanto pueda ser controlada.

    Por eso no podemos dejar de asistir azorados al recrudecimiento de otra pandemia: la «pandemia moral» de quienes parecen empeñados en «poner palos en las ruedas» e impedir que los seres humanos podamos unirnos para enfrentar una crisis que, de una u otra manera, nos afecta a todos. Intereses políticos, intereses económicos, intereses de poder que tratan de sacar tajada de la desgracia de todas y todos a costa del bien común. Nuestra Patria no es la excepción, ni lo somos quienes habitamos este bendito suelo.

    Por el contrario, en estas semanas en las que la curva de contagios ha aumentado notoriamente, asistimos al recrudecimiento de un carnaval de inmoralidad que se manifiesta en falsas noticias, «conspiracionismos» varios que pretenden disfrazarse de ciencia, oposición a cualquier medida que tomen las autoridades elegidas por el voto del pueblo, oposición por oposición, en definitiva.

    La inundación de los medios hegemónicos con informaciones falsas respecto de la vacunación, la incitación a la aglomeración, la calificación de cualquier medida que pueda restringir la circulación del virus como restricción de las libertades individuales (¿terminarán diciendo que disparar un arma contra otra persona es un ejercicio de la libertad individual?), parecen la réplica multiplicada por miles de la inveterada costumbre de ciertos sectores de hacer política «tirando muertos sobre la mesa».

    Sectores económicos, que no han dejado de hacer pingües ganancias durante este tiempo en que la gran mayoría de la población ha asumido enormes dificultades económicas en beneficio del cuidado mutuo, manifiestan su insensibilidad social pretendiendo no reducir sus ganancias un mínimo porcentaje en beneficio de toda la sociedad. Empresas prestadoras de servicios, hoy indispensables, aumentan sus tarifas más allá de lo permitido, «por si pasa». Una pequeñísima pero poderosa minoría cartelizada ―los «dueños de la tierra» que se autodenominan «el campo»― se niega a ceder una mínima ganancia (que no pueden llamar pérdida), aún poniendo en peligro el derecho a una alimentación digna de todos y en especial de los más vulnerados por esta crisis, extorsionando a la sociedad entera con la amenaza de un lockout convocado para la semana que entra por el solo hecho de que se les pide que por dos meses contengan su avaricia..

    Podríamos enumerar más carrozas de este carnaval inmoral. Como cristianos, nos asusta y nos avergüenza que muchos de los que lo conducen digan profesar nuestra fe. Evidentemente no creemos en el mismo Cristo en quien dicen creer. Acabamos de celebrar la memoria de Aquél que siendo rico, se hizo pobre por nosotros, de Aquél que «se vació de si mismo asumiendo la condición de siervo» (Flp 2,7), el que nació en un humilde pesebre para ser, desde ese pesebre, Luz de las Naciones. No podemos dejar de intentar un llamado a la solidaridad, no podemos dejar de creer que pueden convertirse al Evangelio del Nazareno. O, por lo menos, que recuperen la sensatez y la responsabilidad social. Y no podemos sino llamar a todos y todas a no dejarse engañar por la maldad.

    Grupo de Curas en la Opción por los Pobres
    9 de Enero de 2021

    (179)

    Mensaje de Navidad 2020

     

    «El Ángel del Señor dijo a los pastores:“No teman… encontrarán un niño recién nacido envuelto en pañales”» (cf. Lc 2,10-12)

     

    Los pastores son el símbolo evangélico de los más pobres del pueblo. Allí encuentra Dios corazones dispuestos a recibir la Buena Noticia del Reino que se hace Navidad, nacimiento de Dios entre nosotros y nosotras. Son los pobres los que reconocen esta iniciativa divina, lejos de los palacios y del poder. Una vez más el nacimiento de la esperanza que es Jesús, Buena Noticia para los pobres, sólo podrá ser reconocido por los pastores de hoy.

    Es fin de año y un cierto balance se impone. Hemos transitado un año difícil con la inesperada pandemia del coronavirus (luego de la epidemia neoliberal 2015-2019). Año «raro» para la vida de nuestras comunidades. Con mucho dolor, hasta se nos hizo difícil despedir a los que morían: personas cercanas ―familiares, amigas y amigos― y personas importantes y significativas para la vida de nuestro pueblo.

    Una mención especial entre estas pérdidas la merece la reciente despedida de Diego Maradona. Nos recordó la «intuición de los pastores», la intuición del pueblo y de los pobres.. El «pueblo» constituye ese sustrato multitudinario que excede toda organización y trasciende toda representación. Como aquel 17 de octubre de 1945, fuimos testigos de un «aluvión» que se intentó «organizar». Pero el pueblo y los pobres son inasibles. Ellos reconocen quiénes los aman y los acompañan, más allá de toda organización. Diego es de ellos y de ellas, pobres de la tierra. Quienes anhelamos acompañar y servir al pueblo, más aún ser sencillamente parte del pueblo, debemos tomar nota.

    Esta pandemia deja al descubierto las expresiones más generosas y las actitudes más mezquinas del corazón humano. Y reveló sin más la extrema desigualdad en que vive nuestra Patria (El 34,9% de los hogares y el 44,2% de las personas se encuentran por debajo de la línea de la pobreza al cierre del tercer trimestre del año, según el Observatorio Social de la UCA). Desigualdad que no inventó el coronavirus. Injusticia social que crece al ritmo de la concentración obscena de la riqueza en cada vez menos manos.

    Nos pareció importante que un gobierno popular buscara diversas maneras de asistir a todos los sectores, pero especialmente a los más desprotegidos con planes en dinero y alimentos. El proyecto hecho ley del «aporte extraordinario a las grandes fortunas» fue una iniciativa que encontró la resistencia de los mismos de siempre: los ricos que cuestionó Jesús. Los que acumulan sus impúdicas fortunas de espaldas al hambre del pueblo. Anhelamos no sólo el pan en la mesa, sino el trabajo digno para conseguir este pan. Anhelamos mayor justicia social.

    También reconocemos desde el gobierno un enorme esfuerzo por la salud de nuestro pueblo. Nos conmovieron los agentes de la salud pública y privada que arriesgaron su vida en un servicio sin descanso (pese a todas las operaciones «anticuarentena»). Nuestro pueblo sencillo buscó cuidarse y cuidar. Y la solidaridad brilló más que la mezquindad en los barrios, los comedores y en las distintas iniciativas por acompañar la vida en los peores momentos. Más aún que las inmorales operaciones promovidas por los poderes fácticos desde los medios hegemónicos que, silenciando la devastación que dejó el gobierno cambiemita y poniendo incluso en riesgo la salud de nuestro pueblo, procuraron obstaculizar todas y cada una de las medidas con las que el gobierno nacional se esforzó por enfrentar las consecuencias sanitarias, sociales y económicas de la pandemia.

    A esas operaciones respondemos con palabras del Papa Francisco: «El engaño del “todo está mal” es respondido con un “nadie puede arreglarlo”, “¿qué puedo hacer yo?”. De esta manera, se nutre el desencanto y la desesperanza, y eso no alienta un espíritu de solidaridad y de generosidad. Hundir a un pueblo en el desaliento es el cierre de un círculo perverso perfecto: así obra la dictadura invisible de los verdaderos intereses ocultos, que se adueñaron de los recursos y de la capacidad de opinar y pensar.» (Fratelli tuti, n° 75).

    La renegociación de la deuda con los acreedores privados y con el FMI exigió de una destreza especial. Siempre estará en juego no sólo atender a las exigencias de los que piden esfuerzos de pagos y ajustes desde «afuera»; sino del pueblo que pide una vida digna aquí «adentro».

    El tema del «acceso a la tierra y la vivienda digna» se hizo patente en la toma de Guernica (Pcia.de Buenos Aires). «Tierra, Techo y Trabajo» para todos y todas debe seguir siendo la consigna. Exige decisión política y proyectos concretos que no se resuelvan en escritorios sino que se construyan con las familias que esperan una vida más digna. Las familias pobres, como la de Jesús, no encuentran más lugar que la de marginales pesebres donde esperar la vida (cf. Lc 2,7).

    Son muchas los desafíos que tenemos todavía como sociedad. Es preciso un esfuerzo urgente para comenzar a resolver la brecha de la desigualdad. El cuidado de la tierra ante la amenaza de negocios voraces que envenenan el suelo, el agua y a la misma población, consumen los recursos naturales o incendian si se cree necesario para acrecentar el lucro, exige políticas severas y estrictas.

    Sigue pendiente la necesaria reforma judicial que no sólo termine con el lawfare o «guerra judicial», sino que dé forma a un sistema judicial que tenga como objetivo proteger la vida y los derechos de los más débiles y vulnerados, más que los intereses de los poderosos. Seguimos esperando la libertad de los presos políticos y expresamos aquí nuestra renovada solidaridad con Milagro Sala y con todos aquéllos y aquéllas que siguen presos y presas. Necesitamos contar definitivamente con fuerzas armadas y de seguridad que cuiden del pueblo y no conformen una amenaza latente: la violencia policial se ha mostrado «selectiva» en repetidas ocasiones reprimiendo violentamente a los sectores populares.

    Es preciso y urgente también desarmar la violencia de género: este año hemos sido testigos de un notable aumento de femicidios y crímenes de odio contra las minorías sexuales. Es responsabilidad de todos nosotros terminar con toda forma de racismo y xenofobia, encontrar formas de discusión que superen posturas binarias frente a los debates siempre complejos: celestes/verdes, vida/muerte, pro/anti); lograr proyectos a mediano y largo plazo que den continuidad a la esperanza de nuestro pueblo y especialmente de los pobres.

    El balance de fin de año es, para nosotros, un ejercicio creyente: creemos que la vida y el amor es más fuerte que toda forma de muerte. Y, en el servicio a nuestro pueblo, queremos con él reconocer la esperanza de la Vida que se hace Niño en el pesebre. ¡Feliz Navidad!

     

    Grupo de Curas en la Opción por los Pobres
    4 de Diciembre de 2020

     

    (277)

     

Categoría padre: ROOT Categoría: Carta al Pueblo de Dios

6ta carta al Pueblo de Dios



Grupo de curas en Opción por los pobres
6 de mayo de 2016

El domingo celebramos la fiesta litúrgica de la Ascensión de Jesús. Es el comienzo de un tiempo nuevo: los seguidores del maestro son enviados a continuar su obra, a anunciar el evangelio a los pobres, a buscar las ovejas perdidas del pueblo de Israel. Particularmente el Evangelio de Lucas muestra esta continuidad entre el ministerio de Jesús y el de sus amigos. Precisamente por eso los mensajeros de Dios nos invitan a no quedarnos “mirando el cielo”, sino a salir a las calles y caminos.

Pero ese anuncio de buenas noticias a los pobres no puede ni quiere ser “opio del pueblo” sino un compromiso militante en favor del otro, especialmente de los pobres, de los caídos al borde del camino. Son precisamente esos caídos los que nos golpean la conciencia en estos días. Nos exigen palabras y actitudes, y no podemos callar:

  • Sigue injusta, política e ilegalmente detenida Milagro Sala. A esto deben añadirse los allanamientos, la violencia y los maltratos a personas ligadas a la Tupac Amaru de Jujuy debidamente silenciados por la prensa.
  • La estrategia para expulsar del sistema a los pequeños productores, ya empobrecidos sin la Secretaria de Agricultura Familiar, es llenarlos de exigencias que no pueden cumplir. Lo mismo sucede con los numerosos “Banquitos Populares” que, en la década pasada ayudaron a muchas familias de economías emergentes.
  • Los cesanteados de la Agricultura familiar siguen produciéndose. Nos conmueve lo sucedido en Jujuy, Corrientes, Santiago del Estero, Entre Ríos y Córdoba, donde ya se echó al 40% de los técnicos la mayoría de ellos con muchos años de trayectoria en terreno. En este caso y en el de Santiago del Estero, la característica es que quienes asumieron como referentes nacionales a cargo de la delegación tienen amplia trayectoria en el mundo de los agronegocios y compraventa de campos. Es decir todo lo contrario a la tarea de Agricultura Familiar…

  • La Subsecretaría de Juventud del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación despidió arbitraria e injustificadamente 35 trabajadores contratados hasta fin de año que se suman a los 20 despedidos en enero; iniciativa originada en el subsecretario "discriminador" Pedro Robledo que reemplazó con amigos a los trabajadores echados por ser militantes. Y para mostrar su sensibilidad, lo informó el 1º de Mayo, entre los ecos del discurso presidencial que prometía pobreza cero y limpieza de los “empleos públicos inútiles".

  • Los combustibles aumentaron por tercera vez en lo que va del año y el Ministro de Energía nos alienta con su frase “el que no puede pagar, que no compre”. Estos aumentos  injustificados, sumados a las 7 licitaciones de barcos de petróleo ganadas por Shell, no pueden desligarse de la sospecha de conflicto de intereses que venimos denunciando en nuestras cartas anteriores: el ministro Aranguren sostiene que Shell es su “ex-empleador”, pero estuvo ligado a ella como CEO hasta hace poco menos de un año y sigue siendo accionista de la compañía. A nuestro juicio es éticamente inaceptable que ocupe ese cargo público al que creemos que debe renunciar.

  • Es preocupante, además de la mentira y el cinismo, el uso de algunos términos por parte del gobierno, especialmente en boca del presidente. Escuchar hablar de felicidad y de trabajo nos resulta ofensivo y grave. Las palabras tienen contenido que las definen, pero vacías o huecas pueden manipularse. Se manipulan de hecho. Escucharlo decir que “el trabajo dignifica” resulta cruel en boca de un “desocupador serial”. También los esclavos trabajan: resuena en nuestra sensibilidad la frase “el trabajo libera” (Arbeit macht frei) que se encontraba en las puertas de Auschwitz. El trabajo que dignifica es el remunerado con justicia y socialmente protegido por el Estado. La felicidad, por su parte, no es una energía que nos atraviesa. Creemos que es un estado de plenitud que se comparte porque se ha encarnado. Desearles felicidad a los que acaban de ser desocupados, además de sádico es desalmado. Pero la sensibilidad no parece una cualidad de los miembros de este gobierno.

  • El silencio de la prensa hegemónica ante la gravedad que representan las empresas off shore de funcionarios de este gobierno, sus familiares y amigos, de empresarios y responsables de medios de comunicación es coherente con el mismo silencio por las denuncias de Hernán Arbizu y el JP Morgan y de Hervé Falciani y el HSBC en Suiza. Pareciera que para algunos la corrupción sólo existe cuando es “de los otros”, aunque en aquellos casos lo escondido sea inmensamente más escandaloso”.

  • La sobreactuación del poder judicial resulta grotesca, con la complicidad de los medios de comunicación que muestran en Cadena Nacional una excavadora, un agujero y un perro en la provincia de Santa Cruz omitiendo mostrar los cada vez más frecuentes nombres cercanos al gobierno nacional incorporados en los Panama Papers. Además, esto ocurre a escasos días que Clarín y La Nación se quejaron de la lentitud judicial en el “caso Baéz”.

  • En el actual panorama económico parece obvio escuchar a Paolo Rocca pidiendo ayuda al gobierno de Córdoba por la compra de 52.000 toneladas de caños para los gasoductos troncales de la Provincia. Los reclamos dieron resultado ya que, con ayuda del presidente, Techint venderá a los ganadores de la licitación al menos la mitad del material para la obra. Por otro lado se ve a Cristiano Rattazzi pidiendo un dólar más alto y poniendo como modelo a Colombia, el  segundo país más desigual de América Latina (detrás de Honduras), y el 7º más desigual del mundo y con la tasa de desempleo más alta de América Latina (datos del diario El Espectador [Bogotá], 5/3/2016). Es muy frecuente observar empresarios que se hacen millonarios con ayuda del Estado que dicen detestar, algo que ya vivimos en otros gobiernos con nombres fácilmente reconocibles.

  • Nos preocupa que las seiscientas mil computadoras que estaban asignadas dentro del marco del Programa Conectar Igualdad no hayan sido entregadas en provincias como Jujuy, Córdoba y Buenos Aires. Y más aún nos preocupa la transferencia a los ministerios de las provincias de la decisión de continuar este programa por sus propios medios económicos. Ellos no cuentan con los recursos del gobierno nacional, y si con el despido del personal que conllevará a la implementación defectuosa de dichos programas. A su vez preocupa que se busque realizar una transformación de este Programa Nacional en algo semejante al Plan Sarmiento que venía implementando la Ciudad de Bs.As. en fuerte cooperación con Microsoft y donde el Ministro de Modernización Andrés Ibarra ingresó al programa la Alianza por la Educación liderada por Microsoft, alianza que claramente compromete la gratuidad del proyecto en el futuro y que, para rematar, compró la conectividad de las computadoras a Prima SA empresa del Grupo Clarín.

  • Resulta patética la presencia en diferentes espacios de gobierno de Daniel Cerezo quien dice ser “experto en felicidad”. Nuestra experiencia entre los pobres nos dice que la felicidad surge de la justicia social, el trabajo digno, el respeto y la dignidad reconocidos. Nada de eso podemos reconocer en las actuales políticas de gobierno, y no creemos que – más allá del marketing o los espejitos de colores – el pueblo pueda acceder a la felicidad por un camino meramente motivacional. Además resulta agraviante su afirmación acerca de que “todos somos pobres por lo que nos falta y ricos por lo que podemos dar”, un insulto a los pobres de la tierra.

  • En el Polo Hotel Resort & Spa hubo un “Retiro” de María Eugenia Vidal y su gabinete, también debidamente motivacionado. Retiro que costó $ 230.000 al Estado provincial. Es la misma gobernadora que ya vetó dos leyes votadas, incluso por el bloque oficialista, de la expropiación para el hospital de Llavallol y la empresa recuperada de los acoplados Petinari.

  • Mariano Miranda, fiscal general de Jujuy y apoderado del frente “Cambia Jujuy” se dirigió al diputado nacional Máximo Kirchner en carta abierta diciéndole que “prepare las valijas” para ir con ropa a su provincia. Es el mismo que aludió a las valijas con “olor a dinero”. Además de lo grotesco y patético desearíamos que el poder judicial no sume más descrédito al que tiene y si tiene que tomar decisiones las haga en el terreno judicial y no con cartas abiertas.

  • El portal "Bahía Jobs" de Bahía Blanca ofrece trabajo de empleada administrativa, pero con una condición especial: ¡"no pertenecer a ninguna agrupación política relacionada con el gobierno saliente"! Es cada vez más claro el resurgimiento de la anti política.

  • La así llamada “corrupción”, ya lo hemos señalado, debe ser enfrentada con la ley y la justicia. Lamentablemente poca confianza nos inspira el Poder Judicial actual. Pero además es importante señalar que no hay “corruptos buenos” y “corruptos malos”. No se trata de buscar ostentosamente y en “cadena nacional” unos supuestos corruptos mientras se disimulan o esconden otros. Muchos de esos se repiten en cuentas en el exterior o en las compras de dólar a futuro, tema que pareciera algo ilegal o ilegítimo para unos mientras es inocente y casi meritorio para otros.

  • La propuesta de emergencia laboral que impide despidos (a la que Infobae llama “cepo laboral”) fue amenazada de veto por quien preside el gobierno nacional. El argumento es que esa medida fue perjudicial en el pasado sumando una más a las ya demasiado frecuentes mentiras del mandatario.

  • Y siguiendo en la misma línea el Poder Ejecutivo propone un Plan de Primer Empleo cuyos objetivos dice son estimular la creación de empleo formal y la formalización de los trabajadores pero oculta su real intención que es disminuir el costo laboral como desincentivo a la creación de trabajo y lo hace transfiriendo recursos a través de la reducción de las contribuciones patronales y subsidiando una parte o la totalidad del salario que abona el empleador al trabajador. Nuevamente transferencia de recursos del Estado a empresarios privados.

  • En coherencia con lo que afirma el Presidente y el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, el jefe de Gabinete de Ministros, en el informe mensual al congreso, negó que hubiera más despidos que lo habitual aunque todos coincidan en que ya superan los 140.000 en lo que va del año según el informe del CEPA (abril de 2016). La desocupación es una “sensación térmica” dijo el ministro de Hacienda sumando uno más a su ya larga lista de sarcasmos. Siendo algo que sostienen los mismos que afirmaban que la inseguridad era una realidad y no una “sensación” (“sensación” hoy silenciada porque pareciera que “mágicamente” ya no ocurren los actos y hechos que inundaban las pantallas antes del 22 de noviembre) resulta doblemente cínico.

  • Que Marcos Peña afirme que se están dando pasos en la unidad de los argentinos cuando se persigue sistemáticamente a todos los que apoyaron el gobierno anterior. Que diga que se está avanzando en la lucha contra el narcotráfico, justo cuando cinco muertes enlutan la ciudad de Buenos Aires a pesar del silencio ominoso del alcalde Rodríguez Larreta y la complicidad de fuerzas de seguridad. Que asegure que se avanza hacia la pobreza cero, cuando los despedidos aumentan de modo notable y los precios de los alimentos de la canasta básica de nuestro pueblo se disparan sin freno, nos hace pensar que los logros que ostentará el gobierno son todos globos publicitarios, vacíos y sostenidos por un fenomenal aparato mediático.

  • Sigue creciendo el desmantelamiento de los trabajos territoriales de contención social como se ve claramente en los CEPLA (Centros Preventivos locales en adicciones) en numerosas áreas de la Salud, como los consultorios móviles, el plan Argentina Sonríe y otros.

  • Fue inadmisible y peligrosamente antidemocrática la injustificada demora de la vicepresidentas Gabriela Michetti en enviar a la cámara de Diputados el proyecto de “Ley Anti-despidos” o de “Emergencia laboral” con sanción en el Senado. La democracia no consiste en hacer lo que “nos da la gana” (o les da la gana a los mandantes).

  • La Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) revocó los convenios que otorgaban en comodato dos predios de San Miguel de Tucumán a la Fundación María de los Ángeles, que preside Susana Trimarco, en razón de “una cuestión de reorganización”. En uno de los predios, del ex Hospital Militar, estaba planificada la construcción de un centro de desarrollo materno-infantil para víctimas de trata y sus hijos, una casa de educación terapéutica en convenio con el Sedronar y un polideportivo para niños. En el otro, se proyectaba la construcción de 100 viviendas para víctimas sobrevivientes de trata y explotación. Esos terrenos ahora deberán ser devueltos al Estado. Este gobierno desprecia la contención social de cualquier tipo y lo disimula con la vana promesa de los empleos de calidad y la pobreza cero.

  • Nos solidarizamos con todos los trabajadores despedidos, con la excusa falaz de ser “ñoquis”, con los que tienen su fuente laboral amenazada, tanto en el sector público como privado. Particularmente queremos hacer llegar un abrazo fraterno a los/as trabajadores/as de radio del Plata y 360 TV, e Infonews como lo hicimos antes con los de Tiempo Argentino, radio América y CN 23.

  • Nos duele el silencio ominoso de los obispos ante la actual situación. La presencia de miembros de Cáritas en el Ministerio de Desarrollo Social no debería tapar sus bocas, pero pareciera que muchos no se han enterado del padecimiento de sus ovejas.

  • Expresamos nuestra solidaridad con los pueblos cuyos habitantes (más de 20.000) se ven afectados por las inundaciones en el litoral, especialmente en las provincias de Entre Ríos - en especial con los 6.000 habitantes del pueblo de Santa Elena, cuyas casas corren peligro de desmoronarse -, Formosa, Santa Fe, Corrientes; también con los pequeños productores, tamberos, que pierden su producción, en medio de campos, caminos y pueblos aislados

Vemos como positivo:

  • la reciente Movilización gremial del día del trabajo, derecho sagrado para todas y todos los trabajadores. Y vemos también positiva algunas ausencias en el palco que ponen blanco sobre negro su compromiso en favor de los opresores desentendiéndose de los oprimidos.

  • El fallo de la justicia, que ordenó al gobierno de la provincia de Buenos Aires a reabrir las paritarias con sus empleados, paritarias que había cerrado unilateralmente.

  • La asociación de diferentes grupos reunidos bajo la convocatoria del Frente Ciudadano para reflexionar y defenderse frente a la pérdida de derechos y libertades que se experimenta. En la Universidad Nacional de Quilmes la convocatoria nucleó a 700 personas de distintos ámbitos de la ciudad. Ha habido experiencias similares en otros puntos del país.

  • La provincia de la Rioja, testigo de una nueva conquista de la democracia. Luego de un gran esfuerzo, particularmente de las víctimas, sus familias y abogados, de todo el pueblo y la secretaria de Derechos Humanos de la Provincia, se logró una histórica sentencia en el juicio de la “Megacausa”. Luego de siete meses de audiencias, y de desgarradores testimonios, el tribunal federal, sentenció el viernes 29 de abril, a 12 años de prisión al ex juez federal Roberto Catalán (primer ciudadano civil condenado en La Rioja) por su participación activa como magistrado en el último golpe de estado y 16 años, al médico Carlos Moliné. También condenaron a prisión perpetua a Benjamín Menéndez, junto con otros 9 acusados con diferentes años de condena.

En este “tiempo de la Iglesia” iniciado por la Ascensión de Jesús no podemos callar lo que hemos visto ni oído; sabemos que debemos ser fieles a Dios antes que a las autoridades, sabemos que Jesús nos desafía a que nuestro corazón esté junto a los pobres y hacia ellos se dirijan nuestras acciones y palabras. Y vemos, y seguimos viendo la insensibilidad de un gobierno de ricos y para ricos, tan ajeno a la Iglesia pobre y para los pobres que queremos y debemos ser.

Jesús asciende pero nos deja la responsabilidad de continuar su ministerio de misericordia. Pero una misericordia que no es “limosna”, en el sentido habitual, sino también capaz de denunciar proféticamente la injusticia anunciando que Dios quiere reinar allí donde los pobres sean tratados y entendidos como verdaderos hermanos y hermanas. Es el encargo de Jesús en este día y no queremos quedar “mirando al cielo”.

Grupo de curas en Opción por los Pobres

www.curasopp.com.ar
https://www.facebook.com/GrupodeCuraseOPP

Twitter @GrupoCurasOPP

Visitas: 2974

Lecturas sugeridas

NO SON PRESOS POLÍTICOS

NO SON PRESOS POLÍTICOS…

NO SON PRESOS POLÍTICOS "Se te ha indicado hombre, qué es lo bueno y qué exige de ti el Señor:…

El Reino de Dios…

Del libro de Rafael Aguirre La Mesa Compartida (Sal Terrae1994) 135-163 1. El Reino de Dios, c…

OJOROXTOTIL…

OJOROXTOTIL Relato de los pueblos mayas de Chiapas (México)   Dicen los ancianos que antiguam…

Encuentro 2010: Encuesta Reigión…

Compartimos acá material comentado y citado en el encuentro por el sociólogo Aldo Ameigeiras.Para lo…

Nos Visitaron:   Amigos

Tenemos 35 visitantes y ningun miembro en Línea