La siguiente comparación se refiere sólo a los cambios importantes. Por ejemplo, hay muchos cambios redaccionales u ortográficos necesarios, cambios de estilo, o cambios que eran de esperar: por ejemplo, donde decía afroamericanos siempre dice afrodescendientes, o donde decía “América Latina” se añadió “y el Caribe”. Curiosa resulta la falta de unidad que en muchos casos, donde decía Continente se puso continente, y en otros casos, donde decía continente, pasó a Continente, o -más importante- el cambio, a veces incorpora “sacerdote y otras se cambia “sacerdote” por “presbítero”... (?). Hay, también errores que se supone serán corregidos en la edición impresa como la incorporación y repetición de “talentos” en el final de 480: Y resulta extraña la incorporación de dos “interpretaciones” de textos bíblicos en #193 (el “sumo sacerdote”) y en #439 (“los niños”) que creo que ningún biblista hoy sostendría. Pasa señalar los cambios destaco con rojo lo eliminado, con azul lo añadido y con verde lo cambiado de lugar. A partir de #100 la numeración cambia por que algunos números pasaron a ser “a, b, c...”, otros textos se dividieron o unieron, otros se agregaron y otros se omitieron... Las 250 notas de la cuarta redacción se transformaron en 292 como se destacará.

 

4ta. redacción

documento Aprobado

5. ... incoherencias, por el pecado de sus hijos...

5. ... incoherencias, en otras palabras, por el pecado de sus hijos...

6. ...la belleza y riqueza de sus tierras... vida de los hombres a los que abre...

6. ...la belleza y fecundidad de sus tierras... vida de los hombres y mujeres a quienes abre...

8. realidad en la que abunda el pecado -opresión, violencia...

8. realidad en la que abunda el pecado -descuido de Dios, conductas viciosas, opresión, violencia...

12. No resiste a los embates ... reducida ... a elenco de normas y prohibiciones...

12. No resistiría a los embates ... reducida ... a elenco de algunas normas y prohibiciones...

13. ...cultura contra el hombre...

13. ...cultura contra el ser humano...

15. Benedicto XVI al inicio de su Pontificado y proclamarlas...

15. Benedicto XVI al inicio de su Pontificado, haciendo eco de su predecesor el Siervo de Dios Juan Pablo II, y proclamarlas...

19. Este documento continúa la práctica del método “ver, juzgar y actuar”, utilizado en anteriores Conferencias Generales del Episcopado Latinoamericano. Muchas voces venidas de todo el Continente...

 

 

 

 

 

 

 

...valoración con simpatía crítica...

...la pertinencia de este método.

19. En continuidad con las anteriores Conferencias Generales del Episcopado Latinoamericano este documento hace uso del método ver, juzgar y actuar. Este método implica contemplar a Dios con los ojos de la fe a través de su Palabra revelada y el contacto vivificante de los Sacramentos, a fin de que en la vida cotidiana veamos la realidad que nos circunda a la luz de su providencia, la juzguemos según Jesucristo, Camino, Verdad y Vida, y actuemos desde la Iglesia, Cuerpo Místico de Cristo y Sacramento universal de salvación, en la propagación del reino de Dios, que se siembra en esta tierra y que fructifica plenamente en el Cielo. Muchas voces venidas de todo el Continente...

...valoración con sentido crítico...

...la eficacia de este método.

20. ... No nos afligen ni desconciertan los grandes cambios que experimentamos...

20. ... Nos afligen pero no nos desconciertan los grandes cambios que experimentamos...

21. ...despertaba su persona llegaron a ser discípulos de Jesús...

21. ...despertaba su persona, acogieron el don de la fe y llegaron a ser discípulos de Jesús...

22. En el clima cultural relativista que nos circunda, donde es aceptada solo una religión natural, se hace siempre más importante...

22. En el clima cultural relativista que nos circunda se hace siempre más importante

25. ...su creación con responsabilidad ecológica. Bendecimos...

25. ...su creación de la cual somos responsables. Bendecimos...

26. Damos gracias a Dios que nos ha dado el don de la palabra, con la cual nos podemos comunicar entre nosotros y con El por medio de su Hijo, que se ha hecho Palabra para nosotros. Damos gracias a El ...

...Madre de Dios y Madre de América Latina y el Caribe...

26. Damos gracias a Dios que nos ha dado el don de la palabra, con la cual nos podemos comunicar con Él por medio de su Hijo, que es su Palabra (cf. Jn 1,1), y entre nosotros. Damos gracias a Él ...

...Madre de Dios y Madre de la Iglesia en América Latina y el Caribe...

35. ... la religión. No nos corresponde, como pastores de la Iglesia, hacer un análisis técnico de este complejo fenómeno y de sus causas, aunque sea importante y necesario para una acción evangelizadora consecuente con la realidad. Nos interesa más bien saber cómo afecta la vida de nuestros pueblos y el sentido religioso y ético de nuestros hermanos que buscan infatigablemente el rostro de Dios, y que, sin embargo, deben hacerlo ahora interpelados por nuevos lenguajes del dominio técnico, que no siempre revelan sino que también ocultan el sentido divino de la vida humana redimida en Cristo. Sin una percepción clara del misterio de Dios presente, se vuelve opaco también, al menos en algunos ámbitos, el designio amoroso y paternal de una vida digna para todos los seres humanos.

35. ...la religión. Como pastores de la Iglesia nos interesa cómo este fenómeno afecta la vida de nuestros pueblos y el sentido religioso y ético de nuestros hermanos que buscan infatigablemente el rostro de Dios, y que, sin embargo, deben hacerlo ahora interpelados por nuevos lenguajes del dominio técnico, que no siempre revelan sino que también ocultan el sentido divino de la vida humana redimida en Cristo. Sin una percepción clara del misterio de Dios, se vuelve opaco el designio amoroso y paternal de una vida digna para todos los seres humanos.

36. ... necesita siempre más información de la que dispone, si quiere ejercer sobre la realidad el señorío al que por vocación está llamada a realizar. Este hecho no es por sí mismo negativo. Nos ha enseñado a mirar la realidad cada vez con más humildad, sabiendo que ella es más grande y compleja que las simplificaciones ideológicas con que solíamos verla en un pasado aún no demasiado lejano y que, en muchos casos, introdujeron conflictos dentro de la sociedad que dejaron muchas heridas que aún no logran cicatrizar. Pero también ha introducido la dificultad de que a la conciencia humana le cuesta percibir la unidad de todos los fragmentos dispersos ...

36. ... necesita siempre más información si quiere ejercer sobre la realidad el señorío que por vocación está llamada. Esto nos ha enseñado a mirar la realidad con más humildad, sabiendo que ella es más grande y compleja que las simplificaciones con que solíamos verla en un pasado aún no demasiado lejano y que, en muchos casos, introdujeron conflictos en la sociedad, dejando muchas heridas que aún no logran cicatrizar. También se ha hecho difícil percibir la unidad de todos los fragmentos dispersos ...

37. ...devoción mariana, que ha logrado persuadirnos de nuestra común condición...

37. ...devoción mariana que ha contribuido a hacernos más conscientes de nuestra común condición...

38. esta preciosa tradición comienza también a erosionarse. La mayoría...

38. esta preciosa tradición comienza a erosionarse. La mayoría...

45. La ciencia y la técnica cuando son puestas al servicio del mercado, con los valores de la eficacia, la rentabilidad y lo funcional, ha creado una lógica que invade las prácticas sociales, las mentes y las cosmovisiones. Se han ido introduciendo, por la utilización de los medios de comunicación de masas, un sentido estético, una visión acerca de la felicidad, una percepción de la realidad y hasta un lenguaje, que se quiere imponer como una auténtica cultura. Sin embargo, su superficialidad termina por destruir lo que de verdaderamente humano hay en los procesos de construcción cultural, que nacen del intercambio personal y colectivo.

45. La ciencia y la técnica, cuando son puestas exclusivamente al servicio del mercado, con los únicos criterios de la eficacia, la rentabilidad y lo funcional, crean una nueva visión de la realidad. Así se han ido introduciendo, por la utilización de los medios de comunicación de masas, un sentido estético, una visión acerca de la felicidad, una percepción de la realidad y hasta un lenguaje, que se quiere imponer como una auténtica cultura. De este modo se termina por destruir lo que de verdaderamente humano hay en los procesos de construcción cultural, que nacen del intercambio personal y colectivo.

49. ...la familia y en la sociedad.

49. ...la familia y en la sociedad, a veces por vías equivocadas.

51. ...suscita imaginarios...

51. ...suscita en ella mundos imaginarios...

52. ...valor fundamental de la persona, de la subjetividad y experiencia... (...)

...renovado valor, sobre todo cuando se reconoce en un Dios que se encarna y nace en un pesebre, asumiendo una condición humilde y pobre.

52. …valor fundamental de la persona, de su conciencia y experiencia… (…)

…renovado valor, sobre todo cuando se reconoce en el Verbo encarnado y que nace en un pesebre, y asume una condición humilde, de pobre.

56. ...culturas indígenas... por la vida comunitaria. Los afrodescendientes...

56. ...culturas indígenas... por la vida comunitaria y por una cierta búsqueda de Dios. Los afrodescendientes...

62. ...La pobreza hoy es de conocimiento y del uso y acceso a nuevas tecnologías, por eso es necesario que los empresarios asuman su responsabilidad de crear más fuentes de trabajo y de invertir en las regiones más pobres para contribuir al desarrollo.

62. ...La pobreza hoy es pobreza de conocimiento y del uso y acceso a nuevas tecnologías. Por eso, es necesario que los empresarios asuman su responsabilidad de crear más fuentes de trabajo y de invertir en la superación de esta nueva pobreza.

65. ...Nos preocupan también quienes dependen de las drogas, las personas con discapacidad, los portadores de VIH y los enfermos del SIDA que sufren de soledad y se ven excluidos de la convivencia familiar y social...

65. ...Nos preocupan también quienes dependen de las drogas, las personas con capacidades diferentes, los portadores y víctima de enfermedades graves como la malaria, la tuberculosis y VIH - SIDA, que sufren de soledad y se ven excluidos de la convivencia familiar y social...

66. ...Con mucha frecuencia se subordina la destrucción de la naturaleza al desarrollo económico, con daños a la biodiversidad, con el agotamiento de las reservas de agua y de otros recursos naturales, con la contaminación del aire y el cambio climático. Una nueva tendencia con múltiples implicaciones en la región es la creciente producción de agro combustibles, que no debe hacerse a costa de la necesaria producción de alimentos para la sobrevivencia humana. América Latina posee los acuíferos...

66. ...Con mucha frecuencia se subordina la preservación de la naturaleza al desarrollo económico, con daños a la biodiversidad, con el agotamiento de las reservas de agua y de otros recursos naturales, con la contaminación del aire y el cambio climático. Las posibilidades y eventuales problemas de la producción de agro combustibles deben ser estudiadas de tal manera que prevalezca el valor de la persona humana y de sus necesidades de supervivencia. América Latina posee los acuíferos...

67. ...la utilización de organismos genéticamente manipulados muestra que no siempre contribuye ni al combate contra el hambre ni al desarrollo rural sostenible.

67. ...la utilización de organismos genéticamente manipulados muestra que no siempre contribuye la globalización ni al combate contra el hambre ni al desarrollo rural sostenible.

69. ...Sin embargo, según la Doctrina Social de la Iglesia, la Economía Social de Mercado sigue siendo una forma idónea de organizar el trabajo, el conocimiento y el capital para satisfacer las auténticas necesidades humanas. La empresa está llamada a prestar una contribución mayor en la sociedad, asumiendo la llamada...

69. ...Sin embargo, según la Doctrina Social de la Iglesia, el objeto de la economía es la formación de la riqueza y su incremento progresivo, en términos no sólo cuantitativos, sino cualitativos: todo lo cual es moralmente correcto si está orientado al desarrollo global y solidario del hombre y de la sociedad en la que vive y trabaja. El desarrollo, en efecto, no puede reducirse a un mero proceso de acumulación de bienes y servicios, aun cuando fuese en pro del bien común, no es una condición suficiente para la realización de una auténtica felicidad humana (CDSI, 334). La empresa está llamada ...

73. ...proceso de movilidad humana, en que millones de personas migran...

73. ...proceso de movilidad humana, en su doble expresión de migración e itinerancia, en que millones de personas migran...

74. Constatamos como hecho positivo el fortalecimiento de los regímenes democráticos en muchos países de América Latina y El Caribe según demuestran los últimos procesos electorales. Sin embargo, vemos con preocupación...

74. Constatamos un cierto proceso democrático que se demuestra en diversos procesos electorales. Sin embargo, vemos con preocupación...

83. …generando vulnerabilidad de los agricultores familiares que dependen de esos recursos para su sobrevivencia.

83. ...generando vulnerabilidad de los agricultores y sus familias que dependen de esos recursos para su supervivencia.

89. ...La Iglesia acompaña a los indígenas y afroamericanos en las luchas por sus derechos.

89. ...La Iglesia acompaña a los indígenas y afroamericanos en las luchas por sus legítimos derechos.

96. ...cultura y expresiones religiosas. Permanece aún en los imaginarios colectivos una mentalidad y mirada colonial con respecto a los pueblos originarios y afroamericanos. De modo que, descolonizar las mentes...

96. ...cultura y expresiones religiosas. En algunos casos permanece una mentalidad y una cierta mirada de menor respeto acerca de los indígenas y afrodescendientes. De modo que, descolonizar las mentes...

98. La Iglesia Católica en América Latina y El Caribe, a pesar de sus deficiencias y ambigüedades, ha dado testimonio de Cristo...

98. La Iglesia Católica en América Latina y El Caribe, a pesar de las deficiencias y ambigüedades de algunos de sus miembros, ha dado testimonio de Cristo...

101. ...centrada en el misterio pascual, en particular en la Eucaristía...

99 b. ...centrada en el misterio pascual de Cristo Salvador, en particular en la Eucaristía...

102. ...En algunas Iglesias se ha desarrollado el diaconado permanente. También los ministerios laicales y otros servicios pastorales, como delegados de la palabra, animadores de asamblea y de pequeñas comunidades, entre ellas, las comunidades eclesiales de base y un gran número de pastorales específicas. Se hace un gran esfuerzo...

99 c. ...En algunas Iglesias se ha desarrollado el diaconado permanente. También los ministerios confiado a los laicos y otros servicios pastorales, como delegados de la palabra, animadores de asamblea y de pequeñas comunidades, entre ellas, las comunidades eclesiales de base, los movimientos eclesiales y un gran número de pastorales específicas. Se hace un gran esfuerzo...

104. ...Se constata en muchos lugares un florecimiento de comunidades eclesiales de base, en comunión con los Obispos y fieles al Magisterio de la Iglesia...

99 e ...Se constata en algunos lugares un florecimiento de comunidades eclesiales de base, según el criterio de las precedentes Conferencias Generales, en comunión con los Obispos y fieles al Magisterio de la Iglesia (38).

105. ...se interesan cada vez más... y por transformar de manera efectiva el mundo según Cristo...

99 f. ......se interesan cada vez más... y se esfuerzan por transformar de manera efectiva el mundo según Cristo...

106. ...No con la misma intensidad en todas las Iglesias se ha desarrollado el diálogo ecuménico e interreligioso, enriqueciendo a todos los participantes. En otros lugares se han creado escuelas...

99 g. ...No con la misma intensidad en todas las Iglesias se ha desarrollado el diálogo ecuménico. También el diálogo interreligioso, cuando sigue las normas del Magisterio, puede enriquecer a los participantes en diversos encuentros 39. En otros lugares se han creado escuelas...

109. Lamentamos cierto clericalismo, algunos intentos de volver a una eclesiología y espiritualidad anteriores al Concilio Vaticano II, algunas lecturas y aplicaciones reduccionistas de la renovación conciliar, la ausencia de un sentido de autocrítica, de una auténtica obediencia y de ejercicio evangélico de la autoridad, los moralismos que debilitan la centralidad de Jesucristo, las infidelidades a la doctrina, a la moral y a la comunión, nuestras débiles vivencias de la opción preferencial por los pobres, no pocas recaídas secularizantes en la vida consagrada, la discriminación de la mujer y su ausencia frecuente en los organismos pastorales. Tal como lo manifestó el Santo Padre ...

100 b. Lamentamos, sea algunos intentos de volver a un cierto tipo de eclesiología y espiritualidad contrarias a la renovación del Concilio Vaticano II (41), sea algunas lecturas y aplicaciones reduccionistas de la renovación conciliar; lamentamos la ausencia de una auténtica obediencia y de ejercicio evangélico de la autoridad, las infidelidades a la doctrina, a la moral y a la comunión, nuestras débiles vivencias de la opción preferencial por los pobres, no pocas recaídas secularizantes en la vida consagrada influida por una antropología meramente sociológica y no evangélica. Tal como lo manifestó el Santo Padre ...

110. ... un énfasis en el sacramentalismo sin el conveniente itinerario... (...)

...rico patrimonio que constituye la Doctrina Social de la Iglesia...

100 c. ... un énfasis en el ritualismo sin el conveniente itinerario... (...)

...rico patrimonio que contiene la Doctrina Social de la Iglesia...

111. ...sociedades inoculadas por la postmodernidad...

100 d. ...sociedades influenciadas por la postmodernidad...

112. El insuficiente número de sacerdotes y su no equitativa distribución imposibilitan que muchísimas comunidades puedan participar en la celebración de la Eucaristía. A esto se añade la relativa escasez...

 

 

 

...para los migrantes e itinerantes. Hace falta una sólida estructura de formación permanente en los fieles, en otros agentes de pastoral y una evangelización más inculturada en todos los niveles, particularmente en las culturas indígenas y afroamericanas. Algunos movimientos eclesiales...

110 e. El insuficiente número de sacerdotes y su no equitativa distribución, imposibilitan que muchas comunidades puedan participar regularmente en la celebración de la Eucaristía. Recordando que la Eucaristía hace a la Iglesia, nos preocupa la situación de miles de estas comunidades privadas de la Eucaristía dominical por largos períodos de tiempo. [viene de 190h en 4ª redacc.] A esto se añade la relativa escasez...

...para los migrantes e itinerantes. Algunos movimientos eclesiales...

114. ...no es adecuado englobar a todos en una sola categoría de análisis, ni llamarlas simplemente “sectas”. Muchas veces no es fácil el diálogo ecuménico con grupos cristianos que atacan a la Iglesia Católica con insistencia.

100 g. ...no es adecuado englobar a todos en una sola categoría de análisis. Muchas veces no es fácil el diálogo ecuménico con grupos cristianos que atacan a la Iglesia Católica con insistencia.

115. Reconocemos que muchas veces los católicos nos hemos apartado del Evangelio, que requiere un estilo de vida más fiel a la verdad y a la caridad, más sencillo, austero y solidario, como también nos ha faltado valentía, persistencia y docilidad a la gracia para proseguir la renovación iniciada por el Concilio Vaticano II...

100 h. Reconocemos que en ocasiones algunos católicos se han apartado del Evangelio, que requiere un estilo de vida más fiel a la verdad y a la caridad, más sencillo, austero y solidario, como también nos ha faltado valentía, persistencia y docilidad a la gracia para proseguir, fiel a la Iglesia de siempre, la renovación iniciada por el Concilio Vaticano II...

117. ...Él es el salvador. Su resurrección posibilita la superación del pecado...

102. ...Él es el salvador. Su pasión, muerte y resurrección posibilita la superación del pecado...

123. ... su inicio hasta su término, y afirmar el derecho...

108. ... su inicio hasta su término natural, y afirmar el derecho...

124. Ante una vida sin sentido, nos revela la vida...

109. Ante una vida sin sentido, Jesús nos revela la vida ...

129

114. Proclamamos con alegría el valor de la familia en América Latina y El Caribe...

132. ...los esposos: es fecundo, fiel y exclusivo hasta la muerte, abierto a la vida y a la educación de los hijos...

117. ...los esposos: es fiel y exclusivo hasta la muerte y fecundo, abierto a la vida y a la educación de los hijos...

158. Jesús, con palabras y acciones, con su muerte y resurrección, inaugura (...) ministerio, los discípulos no fueron capaces de comprender que en un hombre como Él, radicalmente coherente (cf. Mc 12,14), el sentido de su vida sellaba el sentido de su muerte...

143. Jesucristo, verdadero hombre y verdadero Dios, con palabras y acciones, con su muerte y resurrección, inaugura (...) ministerio, los discípulos no fueron capaces de comprender que el sentido de su vida sellaba el sentido de su muerte...

180. ...en comunidad con el Obispo de Roma...

165. ...en comunión con el Obispo de Roma...

185. ...las Parroquias... (...) los fieles tienen una experiencia concreta de Cristo y la comunión eclesial (72). Uno de los anhelos...

170. ...las Parroquias... (...) los fieles tienen una experiencia concreta de Cristo y la comunión eclesial (81). Están llamadas a ser casas y escuelas de comunión. Uno de los anhelos...

187. La renovación (...) una red de comunidades y grupos capaz de articularse logrando que los participantes se sientan (...) Toda parroquia está llamada a ser el espacio donde la escucha de la Palabra sea la fuente del discipulado misionero. Su propia renovación exige que se deje iluminar siempre de nuevo por la Palabra viva y eficaz.

172. La renovación (...) una red de comunidades y grupos, capaces de articularse logrando que sus miembros se sientan (...) Toda parroquia está llamada a ser el espacio donde se recibe y acoge la Palabra, se celebra y se expresa en la adoración del Cuerpo de Cristo, y así es la fuente dinámica del discipulado misionero. Su propia renovación exige que se deje iluminar siempre de nuevo por la Palabra viva y eficaz.

190 a. ...Ellas celebran con alegría:

175 a. ...Ellas también celebran con alegría:

190 b. ...Bautismo... nuevo miembro.

175 b. ...Bautismo... nuevo miembro a Cristo y a su cuerpo que es la Iglesia.

190 d. ... Penitencia... la conversión de aquellos miembros de la comunidad que reconocen haber sido incoherentes con sus compromisos.

175 d. ... Penitencia ... la conversión que todos necesitamos para combatir el pecado, que nos hace incoherentes con los compromisos bautismales.

190 f. ...Orden: la opción de algunos cristianos de ponerse definitivamente al servicio pastoral de sus hermanos, una vez llamados por el Obispo.

175 f. ...Orden: el don del ministerio apostólico que sigue ejerciéndose en la Iglesia para el servicio pastoral de todos los fieles.

190 g. ...Matrimonio: el amor esponsal que como gracia de Dios germina y crece hasta la madurez y la donación total.

175 g. ...Matrimonio: el amor esponsal que como gracia de Dios germina y crece hasta la madurez haciendo efectiva en la vida cotidiana la donación total que mutuamente se hicieron al casarse.

190 h. Recordando que la Eucaristía hace a la Iglesia, nos preocupa la situación de miles de comunidades cristianas privadas de la Eucaristía dominical por largos períodos de tiempo. [pasó a 100e]

 

191. La Eucaristía, signo de la unidad (...) misterio del Hijo de Dios hecho pobre, nos plantea...

176. La Eucaristía, signo de la unidad (...) misterio del Hijo de Dios hecho hombre (cf. Fil 2,6-8), nos plantea...

192. ...A la vez, con gusto y alegría somos ministros de reconciliación, de la misma manera nos acercamos frecuentemente a él y hacemos de nuestra existencia un camino penitencial.

177. ...A la vez con plena disponibilidad tenemos la alegría de ser ministros de la reconciliación, también nosotros hemos de acercarnos frecuentemente, en un camino penitencial, al Sacramento de la Reconciliación.

193. En la experiencia eclesial de América Latina y El Caribe, las Comunidades Eclesiales de Base con frecuencia han sido verdaderas escuelas que forman discípulos y misioneros del Señor, como testimonia la entrega generosa, hasta derramar su sangre, de tantos miembros suyos. Ellas recogen la experiencia de las primeras comunidades, como están descritas en los Hechos de los Apóstoles (cf. Hch 2,42-47). Medellín reconoció en ellas una célula inicial de estructuración eclesial y foco de evangelización. Arraigadas en el corazón del mundo, son espacios privilegiados para la vivencia comunitaria de la fe, manantiales de fraternidad y de solidaridad, alternativa a la sociedad actual fundada en el egoísmo y en la competencia despiadada.

178. En la experiencia eclesial de algunas iglesias de América Latina y de El Caribe, las Comunidades Eclesiales de Base han sido escuelas que han ayudado a formar cristianos comprometidos con su fe, discípulos y misioneros del Señor, como testimonia la entrega generosa, hasta derramar su sangre, de tantos miembros suyos. Ellas recogen la experiencia de las primeras comunidades, como están descritas en los Hechos de los Apóstoles (cf. Hch 2, 42-47). Medellín reconoció en ellas una célula inicial de estructuración eclesial y foco de fe y evangelización (87). Puebla constató que las pequeñas comunidades, sobretodo las comunidades eclesiales de base, permitieron al pueblo acceder a un conocimiento mayor de la Palabra de Dios, al compromiso social en nombre del Evangelio, al surgimiento de nuevos servicios laicales y a la educación de la fe de los adultos (88), sin embargo también constató “que no han faltado miembros de comunidad o comunidades enteras que, atraídas por instituciones puramente laicas o radicalizadas ideológicamente, fueron perdiendo el sentido eclesial” (89).

194. Queremos decididamente reafirmar y dar nuevo impulso a la vida y misión profética y santificadora de las CEBs, en el seguimiento misionero de Jesús. Ellas han sido una de las grandes manifestaciones del Espíritu en la Iglesia de América Latina y El Caribe después del Vaticano II. Tienen la Palabra de Dios como fuente de su espiritualidad, y la orientación de sus Pastores como guía que asegura la comunión eclesial. Despliegan su compromiso evangelizador y misionero entre los más sencillos y alejados, y son expresión visible de la opción preferencial por los pobres. Son fuente y semilla de variados servicios y ministerios a favor de la vida en la sociedad y en la Iglesia.

195. Las Comunidades Eclesiales de Base, en comunión con su obispo y el proyecto de pastoral diocesana, son un signo de vitalidad en la Iglesia, instrumento de formación y de evangelización, y un punto de partida válido para la Misión Continental permanente. Ellas podrán revitalizar las parroquias desde su interior haciendo de las mismas una comunidad de comunidades. Después del camino recorrido hasta ahora, con logros y dificultades, es el momento de una profunda renovación de esta rica experiencia eclesial en nuestro continente, para que no pierdan su eficacia misionera sino que la perfeccionen y la acrecienten de acuerdo a las siempre nuevas exigencias de los tiempos.

179. Las comunidades eclesiales de base, en el seguimiento misionero de Jesús, tienen la Palabra de Dios como fuente de su espiritualidad y la orientación de sus Pastores como guía que asegura la comunión eclesial. Despliegan su compromiso evangelizador y misionero entre los más sencillos y alejados, y son expresión visible de la opción preferencial por los pobres. Son fuente y semilla de variados servicios y ministerios a favor de la vida en la sociedad y en la Iglesia. Manteniéndose en comunión con su obispo e insertándose al proyecto de pastoral diocesana, las CEBs se convierten en un signo de vitalidad en la Iglesia particular. Actuando así, juntamente con los grupos parroquiales, asociaciones y movimientos eclesiales, pueden contribuir a revitalizar las parroquias haciendo de las mismas una comunidad de comunidades. En su esfuerzo de corresponder a los desafíos de los tiempos actuales, las comunidades eclesiales de base cuidarán de no alterar el tesoro precioso de la Tradición y del Magisterio de la Iglesia.

196. Junto a las CEBs, hay otras variadas formas de pequeñas comunidades eclesiales, grupos de vida, de oración y de reflexión de la Palabra de Dios, e incluso redes de comunidades. El Espíritu las va haciendo florecer como respuesta a los nuevos desafíos de la evangelización. La experiencia positiva de estas comunidades hace necesaria una especial atención para que tengan a la Eucaristía como centro de su vida y crezcan en solidaridad e integración eclesial y social.

180. Como respuesta a las exigencias de la evangelización, junto con las comunidades eclesiales de base hay otras válidas formas de pequeñas comunidades, e incluso redes de comunidades, de movimientos, grupos de vida, de oración y de reflexión de la Palabra de Dios. Todas las comunidades y grupos eclesiales darán fruto en la medida en que la Eucaristía sea el centro de su vida y la Palabra de Dios sea faro de su camino y su actuación en la única Iglesia de Cristo.

199. El CELAM es un organismo eclesial de fraterna colegialidad episcopal... (...) Seminarios de estudio, el ITEPAL y el CEBIPAL. El resultado...

183. El CELAM es un organismo eclesial de fraterna ayuda episcopal... (...) Seminarios de estudio, en sus diversos organismos e instiotuciones. El resultado...

205. ... los obispos... su principal tarea es ser anunciador de la Palabra de Dios y la administración de los sacramentos.

189. ... los obispos... su principal tarea es ser maestros de la fe, anunciador de la Palabra de Dios y la administración de los sacramentos, como servidores de la grey.

209. El primero dice relación con la identidad teológica del ministerio presbiteral. El Concilio Vaticano II establece el sacerdocio ministerial al servicio del sacerdocio común de los fieles, y cada uno a su manera participan del único sacerdocio de Cristo (84). Cristo, Sumo y Eterno Sacerdote, nos ha redimido y nos ha participado su vida divina. En Él, somos todos hijos del mismo Padre y hermanos entre nosotros, también los presbíteros. Antes que padre el presbítero es un hermano. Esta dimensión fraterna debe transparentarse en el ejercicio pastoral y superar la tentación del autoritarismo que lo aísla de la comunidad y de la colaboración con los demás miembros de la Iglesia. No puede tampoco caer en la tentación de considerarse solamente un delegado o representante de la comunidad sino un don para ella por la unción del espíritu en su ordenación y su especial unión con Cristo cabeza.

193. El primer desafío dice relación con la identidad teológica del ministerio presbiteral. El Concilio Vaticano II establece el sacerdocio ministerial al servicio del sacerdocio común de los fieles, y cada uno, aunque de manera cualitativamente distinta, participan del único sacerdocio de Cristo (97). Cristo, Sumo y Eterno Sacerdote, nos ha redimido y nos ha participado su vida divina. En Él, somos todos hijos del mismo Padre y hermanos entre nosotros. El sacerdote no puede caer en la tentación de considerarse solamente un mero delegado o sólo un representante de la comunidad, sino un don para ella por la unción del Espíritu y por su especial unión con Cristo cabeza. “Todo Sumo Sacerdote es tomado de entre los hombres y puesto para intervenir a favor de los hombres en todo aquello que se refiere al servicio de Dios” (Hb 5,1).

211. El tercer desafío se refiere a los aspectos vitales y afectivos, al celibato y a una vida espiritual intensa fundada en la experiencia de Dios; asimismo al cultivo de relaciones fraternas con los demás presbíteros, con el obispo y con los laicos. Para que el ministerio del presbítero sea coherente y testimonial, éste debe amar y realizar su tarea pastoral en comunión con el obispo y con sus pares. El ministerio sacerdotal que brota del Orden Sagrado tiene una “radical forma comunitaria” y sólo puede ser desarrollado como una “tarea colectiva” (86).

195. El tercer desafío se refiere a los aspectos vitales y afectivos, al celibato y a una vida espiritual intensa fundada en la caridad pastoral, que se nutre en la experiencia personal con Dios y en la comunión con los hermanos; asimismo al cultivo de relaciones fraternas con el Obispo, con los demás presbíteros de la diócesis y con laicos. Para que el ministerio del presbítero sea coherente y testimonial, éste debe amar y realizar su tarea pastoral en comunión con el obispo y con los demás presbíteros de la diócesis. El ministerio sacerdotal que brota del Orden Sagrado tiene una “radical forma comunitaria” y sólo puede ser desarrollado como una “tarea colectiva” (99). El sacerdote debe ser hombre de oración, maduro en su elección de vida por Dios, hacer uso de los medios de perseverancia, como el Sacramento de la confesión, la devoción a la Santísima Virgen, la mortificación y la entrega apasionada a su misión pastoral.

216. ...formación permanente e integral de los sacerdotes. Es oportuno señalar la complementariedad entre la formación iniciada en el Seminario y el proceso formativo que abarca las diversas etapas de vida del presbítero. La Exhortación Apostólica Pastores Dabo Vobis, enfatiza que: “La formación permanente es un deber, ante todo para los sacerdotes jóvenes y ha de tener aquella frecuencia y programación de encuentros que, a la vez que prolongan la seriedad y solidez de la formación recibida en el seminario” (89)...[1]

200. ...formación permanente e integral de los sacerdotes. La Exhortación Apostólica Pastores Dabo Vobis, enfatiza que: “La formación permanente, precisamente porque es «permanente», debe acompañar a los sacerdotes siempre, esto es, en cualquier período y situación de su vida, así como en los diversos cargos de responsabilidad eclesial que se les confíen; todo ello, teniendo en cuenta, naturalmente, las posibilidades y características propias de la edad, condiciones de vida y tareas encomendadas” (102)... [ver nota 1 sobre PDV 76]

222. Cada diácono permanente debe cultivar esmeradamente su inserción en el cuerpo diaconal y una estrecha relación con su obispo, los presbíteros y demás miembros del pueblo de Dios...

206. Cada diácono permanente debe cultivar esmeradamente su inserción en el cuerpo diaconal, en fiel comunión con su obispo y en estrecha unidad con los presbíteros y demás miembros del pueblo de Dios...

224. La presencia numérica de los diáconos permanentes ha crecido significativamente en nuestras iglesias, aunque con desigual desarrollo y valoración. La V Conferencia anima a los obispos de América Latina y El Caribe a impulsar el diaconado permanente en las distintas diócesis y para grupos humanos específicos y pastorales ambientales, y espera de los diáconos un testimonio evangélico y un impulso misionero para que sean apóstoles en sus familias, en sus trabajos, en sus comunidades y en las nuevas fronteras de la misión.

208. La V Conferencia espera de los diáconos un testimonio evangélico y un impulso misionero para que sean apóstoles en sus familias, en sus trabajos, en sus comunidades y en las nuevas fronteras de la misión. No hay que crear en los candidatos al diaconado permanente expectativas que superen la naturaleza propia que corresponde al grado del diaconado.

232. ...los institutos seculares, las sociedades de vida apostólica y otras nuevas formas...

216. ...los institutos seculares, a los que se añaden las sociedades de vida apostólica y otras nuevas formas...

233. ...lugares de presencia, de su vida comunitaria y de sus obras...

217. ...lugares de presencia, de su vida fraterna en comunión y de sus obras...

235. ... tendencias de secularización, la vida consagrada está llamada a dar testimonio...

219. ... tendencias de secularización, también en la vida consagrada, los religiosos están llamados a dar testimonio...

238. ...necesidad y autenticidad.

222. ...necesidad y autenticidad. Los Pastores valoran como un inestimable don la virginidad consagrada, de quienes se entregan a Cristo y a su Iglesia con generosidad y corazón indiviso, y se proponen velar por su formación inicial y permanente.

239. ... que, en mutua relación con los Pastores, en comunión y diálogo fecundo y amistoso (105), están llamadas a estimular ... Reino de Dios.

223. ... que, en auténtica comunión con los Pastores y bajo su orientación, en un diálogo fecundo y amistoso (118), están llamadas a estimular ... Reino de Dios (119).

240.  Su anhelo de escucha, acogida y servicio, y su testimonio de los valores alternativos del Reino, transformado en Cristo, el Señor, es posible (106)

224. ...Su anhelo de escucha, acogida y servicio, y su testimonio de los valores alternativos del Reino, muestran que una nueva sociedad latinoamericana y caribeña, fundada en Cristo, es posible (120).

241. ...metodológicos de nuestra Iglesia. En verdad, mucha gente que pasa a otros grupos religiosos no está buscando salirse de nuestra Iglesia sino que está buscando sinceramente a Dios.

225. ...metodológicos de nuestra Iglesia. Esperan encontrar respuestas a sus inquietudes. Buscan no sin serios peligros responder a algunas aspiraciones que quizás no han encontrado, como debería ser, en la Iglesia.

245. ... La apologética no tiene porqué ser negativa o defensiva per se....

229. ... La apologética no tiene porqué ser negativa o meramente defensiva per se...

247. También es oportuno estudiar el Directorio ecuménico y sus consecuencias para la catequesis, la liturgia

231. ...También es oportuno estudiar el Directorio ecuménico y sus indicaciones respecto a la catequesis, la liturgia...

248. ...participar de organismos ecuménicos y realizar acciones conjuntas...

232. ...participar de organismos ecuménicos con una cuidadosa preparación y un esmerado seguimiento de los pastores, y realizar acciones conjuntas...

249. ...se abren posibilidades de testimonio común. Un paso en esta dirección es el encuentro con interlocutores pentecostales responsables y fraternos que comparten la estima, la oración y el estudio.

233. ...se abren posibilidades de testimonio común.

255. ...es un campo de bienaventuranzas en la huella de la Doctrina Social de la Iglesia.

239. ...es un campo de bienaventuranzas que son asumidas por la Doctrina Social de la Iglesia.

256. ...fundamento de la Trinidad-Amor. Somos hijos de la comunión y no de la soledad. La experiencia de un Dios...

240. ...fundamento de la Trinidad-Amor. La experiencia de un Dios...

266. La Eucaristía es el lugar privilegiado del encuentro del discípulo con Jesucristo. Con este Sacramento Jesús nos atrae hacia sí y nos hace entrar en su dinamismo hacia Dios y hacia el prójimo. La Eucaristía, fuente inagotable de la vocación cristiana y lugar de encuentro con Jesucristo resucitado en la Iglesia, es también fuente inextinguible del impulso misionero. Hay un estrecho vínculo entre las tres dimensiones de la vocación cristiana: creer, celebrar y vivir el misterio de Jesucristo, de tal modo, que la existencia cristiana adquiera verdaderamente una forma eucarística. Por ello, la vida del cristiano se abre a una dimensión misionera a partir del encuentro eucarístico. Allí el Espíritu Santo fortalece la identidad del discípulo y despierta en él la decidida voluntad de anunciar con audacia a los demás lo que ha escuchado y vivido.

267. Encontramos Jesucristo, de modo admirable, en la Sagrada Liturgia. Al vivirla, celebrando el misterio pascal, los fieles realizan de modo excelente su vocación de discípulos y misioneros de Jesucristo. La Constitución sobre la Sagrada Liturgia del Vaticano II nos muestra el lugar y la función de la liturgia en el seguimiento de Cristo, en la acción misionera de los cristianos, en la vida de Cristo, y en la vida de nuestros pueblos en Cristo (128). En cada Eucaristía los cristianos celebran y asumen el misterio pascal, se identifican con Él. Mueren con Cristo y resucitan con Él. La Eucaristía es, por excelencia, expresión de la vida de los discípulos y misioneros del Señor Jesús, de donde extraen y viven la plenitud de la vida en Cristo y la comparten con el prójimo. Por tanto, los fieles deben ser llevados a vivir su fe en la centralidad del misterio pascal de Cristo a través de la Eucaristía, de modo que toda la vida de los fieles se torne cada vez más vida eucarística. Es en la liturgia que los discípulos de Cristo más penetran en los misterios del Reino, donde ellos viven y expresan de modo sacramental su vocación de discípulos y misioneros.

250.   Encontramos a Jesucristo, de modo admirable, en la Sagrada Liturgia. Al vivirla, celebrando el misterio pascual, los discípulos de Cristo penetran más en los misterios del Reino y expresan de modo sacramental su vocación de discípulos y misioneros. La Constitución sobre la Sagrada Liturgia del Vaticano II nos muestra el lugar y la función de la liturgia en el seguimiento de Cristo, en la acción misionera de los cristianos, en la vida nueva en Cristo, y en la vida de nuestros pueblos en Él (142).

 

251.   La Eucaristía es el lugar privilegiado del encuentro del discípulo con Jesucristo. Con este Sacramento Jesús nos atrae hacia sí y nos hace entrar en su dinamismo hacia Dios y hacia el prójimo. Hay un estrecho vínculo entre las tres dimensiones de la vocación cristiana: creer, celebrar y vivir el misterio de Jesucristo, de tal modo, que la existencia cristiana adquiera verdaderamente una forma eucarística. En cada Eucaristía los cristianos celebran y asumen el misterio pascual, participando en él. Por tanto, los fieles deben vivir su fe en la centralidad del misterio pascual de Cristo a través de la Eucaristía, de modo que toda su vida sea cada vez más vida eucarística. La Eucaristía, fuente inagotable de la vocación cristiana es, al mismo tiempo, fuente inextinguible del impulso misionero. Allí el Espíritu Santo fortalece la identidad del discípulo y despierta en él la decidida voluntad de anunciar con audacia a los demás lo que ha escuchado y vivido.

[nuevo, se ubicaría entre 269 y 270]

254. El sacramento de la reconciliación es el lugar donde el pecador experimenta de manera singular el encuentro con Jesucristo, quien se compadece de nosotros y nos da el don de su perdón misericordioso, nos hace sentir que el amor es más fuerte que el pecado cometido, nos libera de cuanto nos impide permanecer en su amor, y nos devuelve la alegría y el entusiasmo de anunciarlo a los demás con corazón abierto y generoso.

[6.1.3. Una espiritualidad de la acción misionera (números 273 y 274) pasa a 6.2.2.5.”Una formación en la espiritualidad de la acción misionera” (números 284-285)]

 

279. ...reconociendo el testimonio de María, traten de imitarla cada día más...

262. ...reconociendo el testimonio de María y también de los santos, traten de imitarles cada día más...

284. ...La Virgen de Nazaret tuvo un papel único en la historia de salvación... (...) una familia, la familia de Dios.

267. ...La Virgen de Nazaret tuvo una misión única en la historia de salvación... (...) una familia, la familia de Dios. En María nos encontramos con Cristo, con el Padre y el Espíritu Santo, como asimismo con los hermanos.

290.  ...vida de nuestras Iglesias. Su testimonio...

273. ...vida de nuestras Iglesias. Sus vidas son lugares privilegiados de encuentro con Jesucristo. Su testimonio...

293. ...Cristo nos da el método. “Yo soy el Camino...

276. ...Cristo nos da el método: “Vengan y vean” (Jn 1, 39), “Yo soy el Camino...

294. ...llenos de maravilla...

 277. ...llenos de asombro...

295 a. El Encuentro con Jesucristo: Es el Señor quien llama (Mc 1, 14; Mt 9, 9: “Sígueme”). Se ha de propiciar este encuentro que da origen a la iniciación cristiana, pero que debe renovarse constantemente

278 a.  El Encuentro con Jesucristo: Quienes serán sus discípulos ya lo buscan (cf. Jn 1, 38), pero es el Señor quien los llama: “Sígueme” (Mc 1, 14; Mt 9, 9). Se ha de descubrir el sentido más hondo de la búsqueda, y se ha de propiciar el encuentro con Cristo que da origen a la iniciación cristiana. Este encuentro debe renovarse constantemente...

295 b. ...quien ha escuchado al Señor, cree en Él ...

278 b. ...quien ha escuchado al Señor con admiración, cree en Él ...

295 d. ...las parroquias, las comunidades de base, otras pequeñas comunidades...

278 d. ...las parroquias, las comunidades de vida consagrada, las comunidades de base, otras pequeñas comunidades...

295 e. ...La misión es inseparable del discipulado, por lo cual no debe entenderse como una última etapa de la formación, aunque se la realice...

278 e. ...La misión es inseparable del discipulado, por lo cual no debe entenderse como una etapa posterior a la formación, aunque se la realice...

298. ...continuos y graduales. El eje central deberá ser un proyecto orgánico de formación, elaborado por los organismos diocesanos competentes, teniendo en cuenta...

281. ...continuos y graduales. En la diócesis el eje central deberá ser un proyecto orgánico de formación, aprobado por el Obispo y elaborado con los organismos diocesanos competentes, teniendo en cuenta...

 

[6.2.2.5.”Una formación en la espiritualidad de la acción misionera” (números 284-285) viene de 6.1.3. Una espiritualidad de la acción misionera (números 273 y 274)]

273. Cuando hablamos de “espiritualidad” nos referimos concretamente al impulso del Espíritu, a su potencia de vida que moviliza y transfigura todas las dimensiones de la existencia. No es una experiencia que se limita a los espacios privados de la devoción, sino que busca penetrarlo todo con su fuego y su vida. La acción del discípulo misionero, necesita de ese impulso y de ese ardor que proviene del Espíritu, y se expresa en el trabajo, en el diálogo, en el servicio, en la misión cotidiana.

284. Es necesario formar a los discípulos en una espiritualidad de la acción misionera, que se basa en la docilidad al impulso del Espíritu, a su potencia de vida que moviliza y transfigura todas las dimensiones de la existencia. No es una experiencia que se limita a los espacios privados de la devoción, sino que busca penetrarlo todo con su fuego y su vida. El discípulo y misionero, movido por el impulso y el ardor que proviene del Espíritu, aprende a expresarlo en el trabajo, en el diálogo, en el servicio, en la misión cotidiana.

274. Si el impulso del Espíritu... (...) creativas, felices en el servicio. Nos vuelve...

285. Cuando el impulso del Espíritu... (...)  creativas, felices en el anuncio y el servicio misionero. Nos vuelve ...

301. ...activamente en la comunidad eclesial. Esto nos interpela profundamente...

286. ...activamente en la comunidad eclesial. Sin olvidar la importancia de la familia en la iniciación cristiana, este fenómeno nos interpela profundamente...

303. ...La iniciación cristiana propiamente hablando, se refiere a la primera iniciación en los misterios de la fe, sea en la forma de catecumenado postbautismal para los bautizados no suficientemente catequizados, sea en la forma de catecumenado bautismal para los no bautizados...

288. ...La iniciación cristiana propiamente hablando, se refiere a la primera iniciación en los misterios de la fe, sea en la forma de catecumenado bautismal para los no bautizados, sea en la forma de catecumenado postbautismal para los bautizados no suficientemente catequizados...

304. ... la Palabra de Dios, permita un encuentro personal cada vez mayor con Jesucristo, experimentado como plenitud

289. ...la Palabra de Dios, que conduzca un encuentro personal cada vez mayor con Jesucristo, perfecto Dios y perfecto hombre (165) experimentado como plenitud...

306. ...Es necesario asumir el dinamismo de la iniciación cristiana...

291. ...Es necesario asumir la dinámica catequística de la iniciación cristiana...

309. Asumir esta iniciación cristiana exige no sólo una renovación de la catequesis, sino también una reestructuración de toda la vida pastoral de la parroquia. Proponemos que este proceso de iniciación cristiana sea asumido...

294. Asumir esta iniciación cristiana exige no sólo una renovación de modalidad catequística de la parroquia. Proponemos que el proceso catequístico formativo adoptado por la Iglesia para la iniciación cristiana sea asumido...

315. ...Se trata de un camino educativo que provoque la apropiación progresiva de las actitudes de María, verdadera “educadora de la fe” (154) que nos lleva a asemejarnos cada vez más a Jesucristo.

300. ...Se trata de un camino educativo que, cultivando el amor personal a la Virgen, verdadera “educadora de la fe” (170) que nos lleva a asemejarnos cada vez más a Jesucristo, provoque la apropiación progresiva de sus actitudes.

317. ...introducir a los hijos en el camino de la iniciación cristiana (155).

302. ...introducir a los hijos en el camino de la iniciación cristiana. La familia, pequeña Iglesia, debe ser junto con la Parroquia el primer lugar para la iniciación cristiana de los niños (171). Ella ofrece a los hijos un sentido cristiano de existencia y los acompaña en la elaboración de su proyecto de vida, como discípulos misioneros.

318. ...don de sí mismos y a descubrir su vocación (...) La “catequesis familiar”, implementada de diversas maneras, experimentado ayuda exitosamente a la unidad... La familia, pequeña Iglesia, debe ser junto con la Parroquia en primer lugar para la iniciación cristiana de los niños. Ella ofrece a los hijos un sentido cristiano de la vida y los acompaña en la elaboración de su proyecto de vida como discípulos misioneros.

303. …don de sí mismos y la ayuda que ellos le presten para descubrir su vocación (…) La “catequesis familiar”, implementada de diversas maneras, se ha revelado como una ayuda exitosa a la unidad …

319. La dimensión comunitaria es intrínseca al misterio y a la realidad de la Iglesia que debe reflejar la Santísima Trinidad. A lo largo de los siglos, de diversas maneras, se ha vivido esta dimensión esencial. La Iglesia es comunión. Por tanto, debe cultivarse la formación comunitaria especialmente en la parroquia. Con diversas celebraciones e iniciativas, especialmente con la Eucaristía dominical, que es “momento privilegiado del encuentro de las comunidades con el Señor resucitado” (156), los fieles deben experimentar la parroquia como una familia en la fe y la caridad, en la que mutuamente se acompañen y ayuden en el seguimiento de Cristo.

320. Las Parroquias son células vivas de la Iglesia (157) y los lugares privilegiados en que la mayoría de los fieles tienen una experiencia concreta de Cristo y de su Iglesia (158). Encierran una inmensa riqueza comunitaria porque en ellas se encuentra una inmensa variedad de situaciones, de edades, de tareas. Sobre todo hoy, cuando la crisis de la vida familiar afecta a tantos niños y jóvenes, las Parroquias brindan un espacio comunitario para formarse en la fe y crecer comunitariamente.

304. La dimensión comunitaria es intrínseca al misterio y a la realidad de la Iglesia que debe reflejar la Santísima Trinidad. A lo largo de los siglos, de diversas maneras, se ha vivido esta dimensión esencial. La Iglesia es comunión. Las Parroquias son células vivas de la Iglesia (172) y lugares privilegiados en los que la mayoría de los fieles tienen una experiencia concreta de Cristo y de su Iglesia (173). Encierran una inagotable riqueza comunitaria porque en ellas se encuentra una inmensa variedad de situaciones, de edades, de tareas. Sobre todo hoy, cuando la crisis de la vida familiar afecta a tantos niños y jóvenes, las Parroquias brindan un espacio comunitario para formarse en la fe y crecer comunitariamente.

305. Por tanto, debe cultivarse la formación comunitaria especialmente en la parroquia. Con diversas celebraciones e iniciativas, especialmente con la Eucaristía dominical, que es “momento privilegiado del encuentro de las comunidades con el Señor resucitado” (174), los fieles deben experimentar la parroquia como una familia en la fe y la caridad, en la que mutuamente se acompañen y ayuden en el seguimiento de Cristo.

323. ...experiencia cristiana y evangelización que, en la situación cultural...

308. ...experiencia cristiana y evangelización que, en medio de la situación cultural...

329. ... La pastoral vocacional que comienza en la familia continúa en la comunidad cristiana, debe dirigirse (...) acompañándolos en su proceso de discernimiento. La pastoral vocacional es fruto de una sólida pastoral de conjunto, en la parroquia y en las demás instituciones eclesiales. Es necesario (...) ante el llamado del Señor.

314. ...La pastoral vocacional, que es responsabilidad de todo el pueblo de Dios, comienza en la familia y continúa en la comunidad cristiana, debe dirigirse (...) acompañándolos en su proceso de discernimiento. Plenamente integrada en el ámbito de la pastoral ordinaria, la pastoral vocacional es fruto de una sólida pastoral de conjunto, en las familias, en la parroquia, en las escuelas católicas y en las demás instituciones eclesiales. Es necesario (...) ante el llamado del Señor; así como promover y coordinar diversas iniciativas vocacionales (180). Las vocaciones son don de Dios, por lo tanto en cada diócesis no deben faltar especiales oraciones al “Dueño de la mies”.

330. Ante la escasez de personas que respondan a la vocación al sacerdocio y a la vida consagrada en América Latina y El Caribe, es urgente dar un cuidado especial a la promoción vocacional, con la certeza de que Jesús sigue llamando discípulos... (...) apoyar su decisión y su camino de respuesta vocacional.

315. Ante la escasez en muchas parte de América Latina y El Caribe de personas que respondan a la vocación al sacerdocio y a la vida consagrada en América Latina y El Caribe, es urgente dar un cuidado especial a la promoción vocacional, cultivando los ambientes en los que nacen las vocaciones al sacerdocio y a la vida consagrada, con la certeza de que Jesús sigue llamando discípulos... (...) apoyar su decisión y su camino de respuesta vocacional. A los sacerdotes les alentamos a dar testimonio de vida feliz, alegría, entusiasmo y santidad en el servicio del Señor.

331. ... casas de formación de religiosos. Es una etapa donde los futuros presbíteros comparten la vida a ejemplo de la comunidad apostólica en torno a Cristo Resucitado: oran juntos, celebran la liturgia que culmina en la Eucaristía, a partir de la Palabra de Dios reciben las enseñanzas que van iluminando su mente y moldeando su corazón, prestan servicios pastorales periódicamente a diversas comunidades, preparándose así para ser un signo personal y atractivo de Cristo en el mundo.

316. ... casas de formación. El tiempo de la primera formación es una etapa donde los futuros presbíteros comparten la vida a ejemplo de la comunidad apostólica en torno a Cristo Resucitado: oran juntos, celebran una misma liturgia que culmina en la Eucaristía, a partir de la Palabra de Dios reciben las enseñanzas que van iluminando su mente y moldeando su corazón para el ejercicio de la caridad fraterna y de la justicia, prestan servicios pastorales periódicamente a diversas comunidades, preparándose así para vivir una sólida espiritualidad de comunión con Cristo Pastor y docilidad a la acción del Espíritu, convirtiéndose en signo personal y atractivo de Cristo en el mundo, según el camino de santidad propio del ministerio sacerdotal (181).

332. Reconocemos el esfuerzo de los formadores de los Seminarios. Su testimonio y preparación son decisivos para el acompañamiento de los seminaristas; en este sentido. Los cursos de formadores que se han implementado son un medio eficaz de ayuda a su misión.

317. Reconocemos el esfuerzo de los formadores de los Seminarios. Su testimonio y preparación son decisivos para el acompañamiento de los seminaristas hacia una madurez afectiva que los haga aptos para abrazar el celibato sacerdotal y capaces de vivir en comunión con sus hermanos en la vocación sacerdotal; en este sentido, los cursos de formadores que se han implementado son un medio eficaz de ayuda a su misión (182).

334. Es necesario (...) Jesucristo Buen Pastor. Para esto sería una ayuda que los seminaristas se agruparan en pequeñas comunidades de oración y de vida, pero siempre manteniendo la unidad formativa del Seminario y su proyecto. Es fundamental que (...) amistad y amor, asegurando un auténtico proceso de iniciación cristiana, especialmente, en el Año Propedéutico. La espiritualidad que se promueva deberá responder a la identidad de la propia vocación, sea diocesana o religiosa.

319. Es necesario (...) Jesucristo Buen Pastor. Es fundamental que (...) amistad y amor, asegurando un auténtico proceso de iniciación espiritual, especialmente, en el Período Propedéutico. La espiritualidad que se promueva deberá responder a la identidad de la propia vocación, sea diocesana o religiosa (184).

 

320. Se procurará a lo largo de la formación desarrollar un amor tierno y filial a María, de manera que cada formando llegue a tener con ella una espontánea familiaridad, y la “acoja en su casa” como el discípulo amado. Ella brindará a los sacerdotes fortaleza y esperanza en los momentos difíciles y los alentará a ser incesantemente discípulos misioneros para el Pueblo de Dios. [en 4ta. redacc. es 340 2ª parte]

335. ...Esta debe llevar a comprender mejor el significado evangélico del celibato consagrado, a acogerlo con firme decisión y a vivirlo con serenidad y con la debida ascesis en un camino personal y comunitario, como entrega a Dios y a los demás con corazón pleno e indiviso.

321. ...Ésta debe llevar a comprender mejor el significado evangélico del celibato consagrado como valor que configura a Jesucristo, por tanto, como un estado de amor, fruto del don precioso de la gracia divina, según el ejemplo de la donación nupcial del Hijo de Dios; a acogerlo como tal con firme decisión, con magnanimidad y de todo corazón; y a vivirlo con serenidad y fiel perseverancia, con la debida ascesis en un camino personal y comunitario, como entrega a Dios y a los demás con corazón pleno e indiviso 185.

336. ...verdadero y generoso servicio.

322. ...verdadero y generoso servicio, en el cual el ser y el actuar, persona consagrada y ministerio, son realidades inseparables.

337. ...fiel al Magisterio de la Iglesia, atento al contexto (...) alimente toda la existencia.

323. ...fiel al Magisterio de la Iglesia, con atención crítica atento al contexto (...) alimente toda la existencia. Por tanto, será necesario contar en cada seminario con el número suficiente de profesores bien preparados (186).

338. ...comunión misionera con los sacerdotes, diáconos, religiosos...

324. ...comunión misionera con los presbíteros, diáconos, religiosos...

339. Los jóvenes provenientes de familias pobres o de grupos indígenas, requieren una formación adaptada, para que no pierdan sus raíces y puedan ser evangelizadores cercanos a sus pueblos y culturas.

325. Los jóvenes provenientes de familias pobres o de grupos indígenas, requieren una formación inculturada, es decir, deben recibir la adecuada formación teológica y espiritual para su futuro ministerio, sin que ello les haga perder sus raíces y, de esta forma puedan ser evangelizadores cercanos a sus pueblos y culturas (187).

340. ...La formación permanente “es un deber, ante todo para los sacerdotes jóvenes y ha de tener aquella frecuencia y programación de encuentros que, a la vez que prolongan la seriedad y solidez de la formación recibida en el seminario” (163). Al respecto, se requieren proyectos diocesanos bien articulados y constantemente evaluados. Se procurará a lo largo de la formación desarrollar un amor tierno y filial a María, de manera que cada formando llegue a tener con ella una espontánea familiaridad, y la “acoja en su casa” como el discípulo amado. Ella brindará a los sacerdotes fortaleza y esperanza en los momentos difíciles y los alentará a ser incesantemente discípulos misioneros para el Pueblo de Dios. [pasó a 320]

326. ...La formación permanente “es un deber ante todo para los sacerdotes jóvenes, y ha de tener aquella frecuencia y programación de encuentros que, a la vez que prolongan la seriedad y solidez de la formación recibida en el seminario lleven progresivamente a los jóvenes presbíteros a comprender y vivir la singular riqueza del «don» de Dios —el sacerdocio— y a desarrollar sus potencialidades y aptitudes ministeriales, también mediante una inserción cada vez más convencida y responsable en el presbiterio, y por tanto en la comunión y corresponsabilidad con todos los hermanos.” (188). Al respecto, se requieren proyectos diocesanos bien articulados y constantemente evaluados.

342. ...reformas educacionales de nuestro continente, impulsadas justamente para adaptarse (...) conciben la educación en función de la producción...

328. reformas educacionales de nuestro continente, impulsadas para adaptarse (...)  conciben la educación preponderantemente en función de la producción...

343. Ante esta situación, y pensando en una educación de calidad a la que tienen derecho todos los alumnos y alumnas de nuestros pueblos, sin distinción, recordamos el auténtico fin de la educación. La educación en general, la queremos concebir fundamentalmente como un proceso de formación integral, mediante la asimilación sistemática y crítica de la cultura. Y ésta, entendida como rico patrimonio a asimilar, pero también como un elemento vital y dinámico del cual forma parte. Ello exige confrontar e insertar valores perennes en el contexto actual. De este modo, la cultura se hace educativa.

329. Ante esta situación, fortaleciendo la estrecha colaboración con los padres de familia y pensando en una educación de calidad a la que tienen derecho, sin distinción, todos los alumnos y alumnas de nuestros pueblos, es necesario insistir en el auténtico fin de toda escuela. Ella está llamada a transformarse ante todo, en lugar privilegiado de formación y promoción integral, mediante la asimilación sistemática y crítica de la cultura, cosa que logra mediante un encuentro vivo y vital con el patrimonio cultural. Esto supone que tal encuentro se realice en la escuela en forma de elaboración, es decir, confrontando e insertando los valores perennes en el contexto actual. En realidad, la cultura para ser educativa debe insertarse en los problemas del tiempo en el que se desarrolla la vida del joven. De esta manera las distintas disciplinas han de presentar no sólo un saber por adquirir, sino también valores por asimilar, y verdades por descubrir.

344. Esto implica poner de relieve la dimensión ética y religiosa de la cultura, precisamente con el fin de activar el dinamismo espiritual del sujeto y ayudarle a alcanzar la libertad ética que presupone y perfecciona a la psicológica. Pero no se da libertad ética sino en la confrontación con los valores absolutos de los cuales depende el sentido y el valor de la vida del ser humano. La educación en definitiva, humaniza y personaliza al ser humano cuando logra que éste desarrolle plenamente su pensamiento y su libertad, haciéndolo fructificar en hábitos de comprensión y de comunión con la totalidad del orden real, por los cuales el mismo ser humano humaniza su mundo, produce cultura, transforma la sociedad y construye la  historia (164).

330. Constituye una responsabilidad estricta de la escuela, en cuanto institución educativa, poner de relieve la dimensión ética y religiosa de la cultura, precisamente con el fin de activar el dinamismo espiritual del sujeto y ayudarle a alcanzar la libertad ética que presupone y perfecciona a la psicológica. Pero no se da libertad ética sino en la confrontación con los valores absolutos de los cuales depende el sentido y el valor de la vida del hombre. Aun en el ámbito de la educación, se manifiesta la tendencia a asumir la actualidad como parámetro de los valores, corriendo así el peligro de responder a aspiraciones transitorias y superficiales, y de perder de vista las exigencias más profundas del mundo contemporáneo. (E.C.30). La educación humaniza y personaliza al ser humano cuando logra que éste desarrolle plenamente su pensamiento y su libertad, haciéndolo fructificar en hábitos de comprensión y en iniciativas de comunión con la totalidad del orden real. De esta manera ser humano humaniza su mundo, produce cultura, transforma la sociedad y construye la historia 190

350. Por lo tanto, la meta que la escuela católica se propone respecto de los niños y jóvenes, es la de colaborar en la construcción de su personalidad teniendo a Cristo como referencia en el plano de la mentalidad y de la vida. Tal referencia...

336. Por lo tanto, la meta que la escuela católica se propone respecto de los niños y jóvenes, es la de conducir al encuentro con Jesucristo vivo, Hijo del Padre, hermano y amigo, Maestro y Pastor misericordioso, esperanza, camino, verdad y vida, y así a la vivencia de la alianza con Dios y con los hombres. Lo hace, colaborando en la construcción de la personalidad de los alumnos, teniendo a Cristo como referencia en el plano de la mentalidad y de la vida. Tal referencia...

352. ...teniendo en cuenta el proceso de formación para vivir como discípulos...

338. ...teniendo en cuenta el proceso de formación para encontrar a Cristo y para vivir como discípulos...

362. ...participarnos de su propia vida. Es la vida que comparte con el Padre y el Espíritu Santo, la vida eterna. Su misión...

348. ...participarnos de su propia vida. Es la vida trinitaria del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, la vida eterna. Su misión ...

363. ...El bautismo (...), y lo hace hermano de los hijos del mismo Padre, reconociendo a Cristo como Primogénito...

349. ...El bautismo (...), y lo hace hijo de Dios, le permite reconocer a Cristo como Primogénito...

369. ...no nos exige que renunciemos a todos nuestros anhelos de intensidad vital...

355. ...no nos exige que renunciemos a nuestros anhelos de plenitud vital...

380. ...Obispos, sacerdotes, diáconos...

366. ...Obispos, presbíteros, diáconos...

382. ...La conversión pastoral requiere que la Iglesia se constituya en comunidades de discípulos misioneros...

368. ...La conversión pastoral requiere que las comunidades eclesiales sean comunidades de discípulos...

391. somos también misioneros por el Bautismo, nos formamos con un corazón... (...) llamados a ser una semilla de evangelización...

377. ...somos misioneros en virtud del Bautismo y la Confirmación, nos formamos con un corazón... (...) llamados a ser una nueva semilla de evangelización...

398. ...estructuras más justas en los órdenes nacionales e...

384. ...estructuras más justas en los ámbitos nacionales e...

399. ...el Papa Benedicto...

385. ...el Papa Benedicto XVI...

400. ...el que diga Señor, Señor… Los discípulos...

386. ...el que diga Señor, Señor… (cf. Mt 7,21). Los discípulos...

401. ...dignidad de la persona humana e invita al cuidado exquisito por cada uno (cf. Gn...

387. ...dignidad de la persona humana e invita a respetarla (cf. Gn...

403. ...cada persona humana alcance viva de acuerdo...

389. ...cada persona humana viva de acuerdo...

406. ... ...”la opción preferencial por los pobres (...) se ha hecho nuestro hermano (cf. Hb 2, 11-12).

392. ...”la opción preferencial por los pobres (...) se ha hecho nuestro hermano (cf. Hb 2, 11-12). Ella, sin embargo, no es ni exclusiva, ni excluyente.

416. …mujeres maltratadas, víctimas de la violencia, de la exclusión y del tráfico para la explotación sexual…

402. ...mujeres maltratadas, víctimas de la exclusión y del tráfico para la explotación sexual,...

Los números 421-425 son reemplazados por (406) a, b...e

8.6. Algunos rostros sufrientes que nos duelen

8.6. Rostros sufrientes que nos duelen

426. ...personas en situación de calle, que requieren...

407. ... personas que viven en la calle. Requieren...

420. La opción preferencial por los pobres(...) fin de responder a la realidad creciente de pobres. La situación precaria (...) para su sobre vivencia personal y familiar ...

409. La opción preferencial por los pobres (...) fin de responder otros efectos de la pobreza. La situación precaria (...) para su supervivencia personal y familiar...

8.6.2. Enfermos

8.6.3. Adictos dependientes

8.6.4. Migrantes

8.6.5. Presos

8.6.2. Migrantes

8.6.3. Enfermos

8.6.4. Adictos dependientes

8.6.5. Detenidos en cárceles

433. ...la unción y los gestos de caridad de los hermanos. Los enfermos son verdaderos misioneros, pues con sus sufrimientos completan la pasión de Cristo en su cuerpo que es la Iglesia (cf. Col 1, 24). El sufrimiento humano es una experiencia especial de la cruz y, a la vez, una oportunidad de encuentro consigo mismo, con los demás y con Dios. El testimonio de fe, paciencia y esperanza de los enfermos evangelizan a todos.

420. ...la Unción y los gestos de caridad de los hermanos. El sufrimiento humano es una experiencia especial de la cruz y de la resurrección del Señor.

434. ...fomentar una pastoral del Sida, en su amplio contexto...

421. ...fomentar una pastoral con personas que viven con el VIH Sida, en su amplio contexto...

435. Es muy dolorosa la situación de tantas personas y, en su mayoría jóvenes, que son víctimas de la vorágine insaciable de intereses económicos de quienes comercializan con la droga.

422. El problema de la droga es como una mancha de aceite que invade todo. No reconoce fronteras ni geográficas ni humanas. Ataca por igual a países ricos y pobres, a niños, jóvenes, adultos y ancianos, a hombres y mujeres. La Iglesia no puede permanecer indiferente ante este flagelo que está destruyendo a la humanidad, especialmente a las nuevas generaciones. Su labor se dirige especialmente en tres direcciones: prevención, acompañamiento y sostén de las políticas gubernamentales para reprimir esta pandemia. En la prevención insiste en la educación en los valores que deben conducir a las nuevas generaciones, especialmente el valor de la vida y del amor, la propia responsabilidad y la dignidad humana de los hijos de Dios. En el acompañamiento, la Iglesia está al lado del drogadicto para ayudarle a recuperar su dignidad y vencer esta enfermedad. En el apoyo a la erradicación de la droga, no deja de denunciar la criminalidad sin nombre de los narcotraficantes que comercian con tantas vidas humanas teniendo como meta el lucro y la fuerza en sus más bajas expresiones.

437. ...situaciones muy precarias, teniendo que drogarse para calmar su hambre...

424. ... situaciones muy precarias, que recurren a la drogarse para calmar su hambre...

447. ...Se necesita una mayor agilidad en los procedimientos judiciales, así como el reforzamiento de la ética y valores en el personal civil y militar que laboran en los recintos penitenciarios.

428. ...Se necesita una mayor agilidad en los procedimientos judiciales, una atención personalizada del personal civil y militar que en condiciones muy difíciles labora en los recintos penitenciarios, y el reforzamiento de la formación ética y de los valores correspondientes.

452. La familia está fundada (...) matrimonio entre una mujer y un varón signo del amor de Dios...

433.  La familia cristiana está fundada (...) matrimonio entre un varón y una mujer, signo del amor de Dios...

455. ...Por ello, ante leyes y disposiciones gubernamentales que son injustas según la luz de la fe, se debe favorecer la objeción de consciencia. Debemos atenernos a la “coherencia eucarística”, es decir, ser conscientes que no podemos recibir la sagrada comunión...

436. ...Por ello, ante leyes y disposiciones gubernamentales que son injustas a la luz de la fe y la razón, se debe favorecer la objeción de conciencia. Debemos atenernos a la “coherencia eucarística”, es decir, ser conscientes de que no pueden recibir la sagrada comunión...

456 e. Impulsar y promover en la educación integral de los miembros de la familia, integrando la dimensión del amor y la sexualidad.

437 e. Impulsar y promover en la educación integral de los miembros de la familia, especialmente a aquellos miembros de la familia que están en situaciones difíciles, incluyendo la dimensión del amor y la sexualidad (246).

456 i. Ofrecer formación permanente...

437 i. Seguir ofreciendo formación permanente...

456 j. Acompañar con cuidado, prudencia y amor compasivo a los matrimonios que viven en situación irregular (216), siguiendo las orientaciones del Magisterio (217). Se requieren mediaciones que hagan posible les llegue el mensaje de salvación para todos...

437 j. Acompañar con cuidado, prudencia y amor compasivo, siguiendo las orientaciones del Magisterio (247), a las parejas que viven en situación irregular, teniendo presente que a los divorciados y vueltos a casar no les es permitido comulgar (248). Se requieren mediaciones para que el mensaje de salvación llegue a todos...

1.   457. La niñez hoy en día debe ser sujeto de una acción prioritaria de la Iglesia, de la familia y de las instituciones del Estado, tanto por las posibilidades que ofrece como por la vulnerabilidad a la que se encuentra expuesta. Los niños son don y signo de la presencia de Dios en nuestro mundo por su capacidad de acoger con sencillez lo que será el fundamento de sus vidas y aquellos a quienes Jesús presentó como sus predilectos en el Reino y como modelo para entrar en él.

438. La niñez hoy en día debe ser destinataria de una acción prioritaria de la Iglesia, de la familia y de las instituciones del Estado, tanto por las posibilidades que ofrece, como por la vulnerabilidad a la que se encuentra expuesta. Los niños son don y signo de la presencia de Dios en nuestro mundo por su capacidad de aceptar con sencillez el mensaje evangélico. Jesús los escogió con especial ternura (cf. Mt 19,14), y presentó su capacidad de acoger el Evangelio como modelo para entrar en el Reino de Dios (cf. Mc 10,14; Mt 18,3).

458. ...niños soldados, y niños engañados y expuestos a la pornografía y prostitución forzada, tanto virtual como real. La primera infancia (0 a 6 años) requiere de una especial atención y cuidado.

439. ...niños soldados, y niños y niñas engañados y expuestos a la pornografía y prostitución forzada, tanto virtual como real. Sobre todo, la primera infancia (0 a 6 años) requiere de una especial atención y cuidado. No se puede permanecer indiferente ante el sufrimiento de tantos niños inocentes.

460 a. ...atendiendo a su formación integral.

441. a. atendiendo a su formación integral. De importancia para toda su vida es el ejemplo de oración de sus padres y abuelos, quienes tienen la misión de enseñar a sus hijos y nietos las primeras oraciones.

460 d. ...inalienables de los niños, sin perjuicio de los legítimos derechos de los padres.

441 d. ...inalienables de los niños y niñas, sin perjuicio de los legítimos derechos de los padres. Velar para que los niños reciban la educación adecuada a su edad en el ámbito de la solidaridad, de la afectividad y la sexualidad humana.

460 f. ...momento de la primera comunión, como también la formación en la afectividad y sexualidad humana.

441 f. ...momento de la primera comunión. De importancia para toda su vida es el ejemplo de oración de sus padres y abuelos, quienes tienen la misión de enseñar a sus hijos y nietos las primeras oraciones.

460 h. Promover y difundir procesos permanentes de investigación sobre la niñez, que  hagan sostenible, tanto el reconocimiento de su cuidado, como las iniciativas a favor de la defensa y de su promoción integral.

460 i.Fomentar la institución de la infancia misionera.

441 h. Fomentar la institución de la Infancia Misionera.

441 i. Promover y difundir permanentemente investigaciones sobre la niñez, que hagan sostenible, tanto el reconocimiento de su cuidado, como las iniciativas a favor de la defensa y de su promoción integral.

[461 sobre los adolescentes, dentro de 9.2 Los niños pasa a 442. dentro de 9.3. Los adolescentes y jóvenes]

461. Los adolescentes no son niños ni son jóvenes, sino están en la edad de la búsqueda (...)  que garantizan su perseverancia en la fe. El adolescente busca...

442. Merece especial atención la etapa de la adolescencia. Los adolescentes no son niños ni son jóvenes. Están en la edad de la búsqueda (...) que garantice su perseverancia y el crecimiento en la fe. El adolescente busca

462. ...son capaces y sensibles para procurar descubrir el llamado... construyendo Iglesia y sociedad.

443. ...son capaces y sensibles para descubrir el llamado... construyendo la Iglesia y la sociedad.

463. Por otro lado constatamos con preocupación que la juventud de nuestro Continente atraviesa por situaciones que la afectan significativamente: los efectos de la pobreza, que limitan el crecimiento armónico de sus vidas y genera exclusión; la socialización que con su transmisión de valores ya no se da prioritariamente en las instituciones tradicionales...

444. Por otro lado, constatamos con preocupación que innumerables jóvenes de nuestro continente atraviesan por situaciones que les afectan significativamente: las secuelas de la pobreza, que limitan el crecimiento armónico de sus vidas y generan exclusión; la socialización, cuya transmisión de valores ya no se produce primariamente en las instituciones tradicionales...

464. ...Preocupa también el uso indiscriminado y abusivo que muchos jóvenes pueden hacer del mundo de la comunicación virtual.

445. ...Preocupa también el uso indiscriminado y abusivo que muchos jóvenes hacen de la comunicación virtual.

465. a. Renovar de manera eficaz y realista una opción preferencial por los jóvenes, en continuidad con las Conferencias Episcopales anteriores...

446. a. Renovar en estrecha unión con la familia, de manera eficaz y realista la opción preferencial por los jóvenes, en continuidad con las Conferencias Generales anteriores...

465 c. Proponer a los jóvenes el seguimiento de Cristo en la Iglesia, a la luz del Plan de Dios, que les garantiza la realización plena de su dignidad de ser humano y les propone una opción vocacional específica: el sacerdocio, la vida consagrada o el matrimonio. Durante el proceso de acompañamiento vocacional, se irá gradualmente introduciendo a los jóvenes en la oración personal y lectio divina, la frecuencia de los sacramentos de la Eucaristía y la Reconciliación, la dirección espiritual y el apostolado.

446. c. Proponer a los jóvenes el encuentro con Jesucristo vivo y su seguimiento en la Iglesia, a la luz del Plan de Dios, que les garantiza la realización plena de su dignidad de ser humano, les impulsa a formar su personalidad y les propone una opción vocacional específica: el sacerdocio, la vida consagrada o el matrimonio. Durante el proceso de acompañamiento vocacional se irá introduciendo gradualmente a los jóvenes en la oración personal y la lectio divina, la frecuencia de los sacramentos de la Eucaristía y la Reconciliación, la dirección espiritual y el apostolado.

465. h. Asegurar la participación en peregrinaciones de jóvenes, en las Jornadas...

446. h. Asegurar la participación de jóvenes en peregrinaciones, en las Jornadas...

9.4. El bien de los adultos mayores

9.4. El bien de los ancianos

466. ...Niños y ancianos son el futuro de los pueblos. Los niños porque llevarán adelante la historia, los ancianos porque transmiten la sabiduría añeja de sus vidas.

447. ...Niños y ancianos construyen el futuro de los pueblos. Los niños porque llevarán adelante la historia, los ancianos porque transmiten la experiencia y la sabiduría de sus vidas.

467. La Palabra de Dios nos interpela, de muchas maneras, a respetar y valorar a nuestros mayores y ancianos. Incluso nos invita a aprender de ellos, con gratitud, y a acompañarlos en su soledad o débil condición. La frase de Jesús...

448. El respeto y gratitud de los ancianos debe ser testimoniado en primer lugar por su propia familia. La Palabra de Dios nos interpela de muchas maneras a respetar y valorar a nuestros mayores y ancianos. Incluso nos invita a aprender de ellos con gratitud, y a acompañarlos en su soledad y fragilidad. La frase de Jesús...

469. ...incorporándolos en lo posible...

450. ...incorporándolos lo más posible...

470. Desde la antropología cristiana, se resalta la igual dignidad entre varón y mujer en razón de ser creados a imagen y semejanza de Dios. El misterio de la Trinidad nos invita a vivir una comunidad de iguales en la diferencia. En una época de marcado machismo, la práctica de Jesús fue decisiva para significar la dignidad de la mujer y su valor indiscutible: Habló con ellas (cf. Jn 4, 27), las curó (cf. Mc 5, 25-34) las reivindicó en su dignidad (cf. Jn 8, 1-11), las eligió como primeras testigos de su resurrección (cf. Mt 28, 9-10) e incorporó mujeres a su grupo (cf. Lc 8, 1-3)....

451. La antropología cristiana resalta la igual dignidad entre varón y mujer en razón de ser creados a imagen y semejanza de Dios. El misterio de la Trinidad nos invita a vivir una comunidad de iguales en la diferencia. En una época de marcado machismo, la práctica de Jesús fue decisiva para significar la dignidad de la mujer y su valor indiscutible: habló con ellas (cf. Jn 4, 27), tuvo singular misericordia con las pecadores (cf. Lc 7,36-50; Jn 8,11), las curó (cf. Mc 5, 25-34), las reivindicó en su dignidad (cf. Jn 8, 1-11), las eligió como primeras testigos de su resurrección (cf. Mt 28, 9-10), e incorporó mujeres a al grupo de personas que le eran más cercanas (cf. Lc 8, 1-3).

473. En esta hora de América Latina urge escuchar el clamor muchas veces silenciado de las mujeres que son sometidas a muchas formas de exclusión y de violencia...

454. En esta hora de América Latina y El Caribe urge escuchar el clamor, tantas veces silenciado, de mujeres que son sometidas a muchas formas de exclusión y de violencia...

476. ...La vocación materna se cumple a través de muchas formas de amor, contención y servicio...

457. ...La vocación materna se cumple a través de muchas formas de amor, comprensión y servicio...

478. ...su fuente en Jesucristo, muchos se siente fuertemente invitados...

459. ...su fuente en Jesucristo, el varón se siente fuertemente invitados...

479. En todos y cada uno de los ámbitos que constituyen su vocación y misión debe, en cuanto bautizado, sentirse enviado por la Iglesia a dar testimonio como discípulo y misionero de Jesucristo en la familia. Sin embargo, en no pocos casos, termina delegando esta responsabilidad en las mujeres o esposas.

460. En todos los ámbitos que constituyen su vocación y misión, el varón debe, en cuanto bautizado, sentirse enviado por la Iglesia a dar testimonio como discípulo y misionero de Jesucristo. Sin embargo, en no pocos casos, desafortunadamente, termina renunciando a esta responsabilidad y delegándola a las mujeres o esposas.

480. En un número cada vez más frecuente de ellos, se va abriendo paso la tentación ...

461. En un número considerable de ellos se abre paso la tentación ...

481. ...consecuencias que lo anterior trae para la vida matrimonial y para los hijos, se hace necesario impulsar en todas nuestras Iglesias Particulares una pastoral para el padre de familia.

462. ...consecuencias que lo dicho trae para la vida matrimonial y para los hijos, se hace necesario impulsar en todas nuestras Iglesias Particulares una especial atención pastoral para el padre de familia.

482 d. ...en su identidad y rol, y pistas ...

463 d. ...en su identidad y misión, y pistas ...

482 e. ...destructiva de la familia y del padre.

463 e. ...destructiva de la familia y de los padres.

482 f. ...espacios y servicios que colaboren en este servicio.

463 f. ......espacios y servicios en los campos señalados.

9.7      La cultura de la vida y su defensa

9.7      La cultura de la vida: su proclamación y su defensa

483. ...don y tarea y debemos cuidar con sagrada atención desde la concepción...

464. ... don y tarea que debemos cuidar desde la concepción,...

484. La globalización también ha irrumpido en las ciencias, en sus métodos y en sus límites, y nosotros, los discípulos de Jesús, tenemos que llevar el Evangelio al gran escenario de las mismas, en un diálogo entre ciencia y fe que nos permita presentar la defensa de la vida en el concierto de las ciencias. La bioética trabaja con esta base epistemológica, de manera interdisciplinar, en dónde cada ciencia aporta sus conclusiones.

465. La globalización influye en las ciencias y en sus métodos prescindiendo de los cauces éticos. Los discípulos de Jesús tenemos que llevar el Evangelio al gran escenario de las mismas, promover el diálogo entre ciencia y fe, y en ese contexto presentar la defensa de la vida. Este diálogo debe ser realizado por la ética y en casos especiales por una bioética bien fundada. La bioética trabaja con esta base epistemológica, de manera interdisciplinar, donde cada ciencia aporta sus conclusiones.

485. ...problemáticas que se debaten en la bioética, nos urge iluminar con el Evangelio y el Magisterio de la Iglesia la realidad de la vida.

466. ...problemáticas que se debaten en las cuestiones éticas y en la bioética, nos urge iluminarlas con el Evangelio y el Magisterio de la Iglesia (253).

486. ...se encuentran en el ocaso, son un reclamo de vida digna que grita al cielo y que no puede dejar de estremecernos. La liberalización y banalización de las prácticas abortivas son crímenes abominables, al igual que la eutanasia, la manipulación genética y embrionaria, ensayos médicos en seres humanos, pena capital, y tantas otras maneras de atentar contra la dignidad y la vida. Si queremos sostener... maltratar a las personas.

467. ...se encuentran en el ocaso de sus vidas, son un reclamo de vida digna que grita al cielo y que no puede dejar de estremecernos. La liberalización y banalización de las prácticas abortivas son crímenes abominables, al igual que la eutanasia, la manipulación genética y embrionaria, ensayos médicos contrarios a la ética, pena capital, y tantas otras maneras de atentar contra la dignidad y la vida del ser humano. Si queremos sostener... maltratar a las personas (254).

487. ...hombres y mujeres, indican la importancia de la lucha por la vida y por la dignidad y la integridad de la persona humana.

468. ...hombres y mujeres. Esto subraya la importancia de la lucha por la vida, la dignidad y la integridad de la persona humana. La defensa fundamental de la dignidad y de estos valores comienza en la familia.

488 a. Promover y planear en las diócesis cursos de bioética para los agentes pastorales que puedan ayudar a fundamentar con solidez los diálogos acerca de los problemas y situaciones particulares sobre la vida.

469 a. Proseguir la promoción en la Conferencias Episcopales y en las diócesis de cursos sobre familia y cuestiones éticas para los Obispos y para los agentes de pastorales que puedan ayudar a fundamentar con solidez los diálogos acerca de los problemas y situaciones particulares sobre la vida.

488 b. Procurar que sacerdotes, diáconos, religiosos y laicos accedan a estudios universitarios de bioética.

469 b. Procurar que presbíteros, diáconos, religiosos y laicos accedan a estudios universitarios de moral familiar, cuestiones éticas y, cuando sea posible, cursos más especializados de bioética (255).

488 d. Convocar a las Universidades católicas...

469 d. Pedir a las Universidades católicas...

488 e. Crear a nivel nacional un comité de bioética, con personas preparadas...

469 e. Crear en las Conferencias Episcopales un comité de ética y bioética, con personas preparadas...

488 f. Ofrecer (...) regulación de la natalidad.

469 f. Ofrecer (...) regulación de la natalidad como pedagogía exigente de vida y amor (256).

488 g. Apoyar y acompañar pastoralmente y con misericordia a las mujeres que han decidido no abortar y acoger con misericordia a quienes han abortado...

469 g. Apoyar y acompañar pastoralmente y con especial ternura y solidaridad a las mujeres que han decidido no abortar, y acoger con misericordia a aquellas que han abortado...

488 h. Promover la formación y acción de laicos competentes que se organicen para defender la vida y la familia y que participen en organismos nacionales e internacionales.

469 h. Promover la formación y acción de laicos competentes, animarlos a organizarse para defender la vida y la familia, y alentarlos a participar en organismos nacionales e internacionales.

488 i. Asegurar que se integre la objeción de conciencia en las legislaciones y que se respeto por las administraciones públicas.

469 i. Asegurar que la objeción de conciencia se integre en las legislaciones y velar para que sea respetada por las administraciones públicas.

490. ...no un planeta con aire contaminado, con aguas envenenadas y con recursos naturales agotados.

471. ...no un planeta con aire contaminado. Felizmente en algunas escuelas católicas se ha comenzado a introducir entre las disciplinas una educación a la responsabilidad ecológica.

491. La Iglesia agradece a todos los que se ocupan de la defensa de la vida y del ambiente. Está cercana a los campesinos que con amor generoso trabajan duramente la tierra para sacar, en condiciones sumamente difíciles...

472. La Iglesia agradece a todos los que se ocupan de la defensa de la vida y del ambiente. Hay que darle particular importancia a la más grave destrucción en curso de la ecología humana (259). Está cercana a los campesinos que con amor generoso trabajan duramente la tierra para sacar, a veces en condiciones sumamente difíciles...

492. ...América Latina tiene necesidad de progresar...

473. ...Nuestra región tiene necesidad de progresar...

[498 y 499 manifestaba errores que revelaban un original portugués, fueron corregidos en 479-480]

499. Es necesario presentar la persona humana como el centro de toda la vida social por su dignidad de hija de Dios, llamada a compartir su vida por toda la eternidad. La fe cristiana nos muestra Jesucristo como la verdad última del ser humano (227). Anunciarlo integralmente...

 

 

...Los cristianos que han recibido talentos propios deberán ser creativos en sus campos de actuación: mundo de la cultura, de la política, de la opinión pública, de la arte y de la ciencia.

480. ...Es necesario presentar la persona humana como el centro de toda la vida social y cultural, resultando en ella: la dignidad de ser imagen y semejanza de Dios y la vocación a ser hijos en el Hijo, llamados a compartir su vida por toda la eternidad. La fe cristiana nos muestra a Jesucristo como la verdad última del ser humano (265), el modelo en el que el ser hombre se despliega en todo su esplendor ontológico y existencial. Anunciarlo integralmente...

...Los cristianos con los talentos que han recibido talentos apropiados deberán ser creativos en sus campos de actuación: el mundo de la cultura, de la política, de la opinión pública, del arte y de la ciencia.

2.   502. …Los estimulamos para que procuren una capacitación doctrinal y pedagógica. Agradecemos también a quienes, por la oración y la vida comunitaria, procuran ser testimonio de fe y de coherencia en estas escuelas.

483. ...Los estimulamos para que impulsen una capacitación doctrinal y pedagógica. Agradecemos también a quienes, por la oración y la vida comunitaria, se esfuerzan por ser testimonio de fe y de coherencia en estas escuelas.

503. ... globalización configuran el mundo actual...

484. ... globalización conforman el mundo actual...

504. ...la Iglesia “pregona sobre los terrados” (cf. Mt 10,27...

485.... la Iglesia ‘proclama desde las azoteas’ (cf. Mt 10, 27...

505 g. Formar comunicadores profesionales competentes y comprometidos con los valores humano-cristianos en la transformación evangélica de la sociedad.

486 c. Formar comunicadores profesionales competentes y comprometidos con los valores humanos y cristianos en la transformación evangélica de la sociedad, con particular atención a los propietarios, directores, programadores, periodistas y locutores.

505 d. Estar presente en los MCS: prensa, radio y tv, sitios de internet, foros y tantos otros sistemas para introducir en ellos el misterio de Cristo.

486 e. Estar presente en los medios de comunicación social: prensa, radio y TV, cine digital, sitios de Internet, foros y tantos otros sistemas para introducir en ellos el misterio de Cristo.

505 h. Promover leyes para crear nueva cultura que protejan a los niños, jóvenes y más vulnerables...

486 h. Suscitar leyes para promover una nueva cultura que proteja a los niños, jóvenes y a las personas más vulnerables...

508. ...También en la familia, les cabe a los padres alertar a sus hijos para un uso conciente de los contenidos disponibles en la Internet, de forma a complementar su formación educacional y moral.

489. ...También en la familia deben los padres alertar a sus hijos para un uso consciente de los contenidos disponibles en la Internet, para complementar su formación educacional y moral.

519. ...es más urgente y mejora el sentido de lo humano.

500. ...es más urgente y reclama mejorar el sentido de lo humano.

527. Los obispos reunidos en la V Conferencia queremos acompañar a los constructores de la sociedad., Ya que le corresponde a la Iglesia formar las conciencias, ser abogada de la justicia y de la verdad, educar en las virtudes individuales y políticas es la vocación fundamental de la Iglesia en este sector” (238). Queremos llamar...

508. Los obispos reunidos en la V Conferencia queremos acompañar a los constructores de la sociedad, ya que es la vocación fundamental de la Iglesia en este sector, formar las conciencias, ser abogada de la justicia y de la verdad, y educar en las virtudes individuales y políticas (279). Queremos llamar...

528. ...no se encuentra más en la línea de frente de la producción cultural...

509. ...no se encuentra más en la primera línea de la producción cultural...

529. ...fracasando normalmente en este propósito.

510. ...fracasando frecuentemente en este propósito.

536 b. ...políticas y culturales: élites, clase media, pobres;

517 b. ...políticas y culturales: pobres, clase media y élites.

537 g. ...transmitir el Evangelio a todos y a todas los que viven...

518 g. ... transmitir el Evangelio a todas las personas que viven...

543. ...Convoca y congrega a todas sus diversísimas gentes en su misterio de comunión, sin discriminaciones...

524. ...Convoca y congrega todos en su misterio de comunión, sin discriminaciones...

547. ... Hay muy graves bloqueos...

528. ... Sin embargo, hay muy graves bloqueos...

552. ... ...de nuestras Iglesias y del CELAM.

533. ...de nuestras Iglesias y del CELAM. La Iglesia con su predicación, vida sacramental y pastoral habrá de ayudar a que las heridas culturales injustamente sufridas en la historia de los afrodescendientes, no absorban, ni paralicen desde dentro, el dinamismo de su personalidad humana, de su identidad étnica, de su memoria cultural, de su desarrollo social en los nuevos escenarios que se presentan.

556. ...sea un continente de la esperanza y del amor hay que ir, como buenos samaritanos... (...) consenso sobre ellos” (247). Importan este consenso moral y cambio de estructuras para disminuir la hiriente inequidad...

537. ...sea un continente de la esperanza, del amor, de la vida y de la paz hay que ir, como buenos samaritanos... (...) consenso sobre ellos” (288). Tales estructuras justas nacen y funcionan cuando la sociedad percibe que el hombre y la mujer, creados a imagen y semejanza de Dios, poseen una dignidad inviolable, al servicio de la cual se han de concebir y actuar los valores fundamentales que rigen la convivencia humana. Este consenso moral y cambio de estructuras son importantes para disminuir la hiriente inequidad...

563. ...incluido el de la Cuenca Amazónica, de fortalecer vínculos (...) a la luz de la “Ecclesia in America”...

544. ...incluidos los de la Cuenca Amazónica, a estrechar vínculos (...) a la luz de la Exhortación Apostólica “Ecclesia in America”,

566. ...En 20 jornadas de intensa oración...

547. . ...En 19 jornadas de intensa oración...

567. ...construcción de su Reino en América Latina!...

548. ...construcción de su Reino en nuestro Continente...

568. ...se necesita cuidar el tesoro de la piedad católica de nuestros pueblos...

549. ...se necesita cuidar el tesoro de la religiosidad popular de nuestros pueblos...

573. Guiados por María, fijamos los ojos en Jesucristo, autor y consumador de la fe, y le decimos:...

554. Guiados por María, fijamos los ojos en Jesucristo, autor y consumador de la fe, y le decimos con el Sucesor de Pedro:...

 

Notas que se añaden al texto:

 

(No se indican las notas supuestas, por ejemplo, citas sin la correspondiente nota)

18.- en #19 sobre el Ver-Juzgar-Actuar;

22.- en #40 sobre la “ideología de género”;

32.- en #88 sobre indígenas y afrodescendientes;

38.- en #99e sobre las CEBs;

39.- en #99g sobre el diálogo interreligioso;

41.- en #100b sobre la renovación del Concilio Vaticano II;

45.- en #108 sobre la vida y la ley natural;

50.- en #116 sobre el matrimonio entre varón y mujer;

87.- en #178 sobre las CEBs;

88.- en #178 sobre las CEBs;

89.- en #178 sobre las CEBs;

91.- La incorporación de la nota (en #181) citando a JP II Apostolos Suos hace que las dos siguientes, donde decía Ibid y referían a EAm refieran ahora a este texto. Error!

119.- en #223 sobre los religiosos;

151.- en #259 sobre la religiosidad popular;

165.- en #289 sobre Cristo “verdadero Dios y verdadero hombre”;

174.- en #305 sobre la Eucaristía dominical;

175.- en #309 con las pequeñas comunidades eclesiales, la parroquia “comunidad de comunidades”;

180-188.- Nros. 314-327 sobre los Seminarios

237.- en #413 sobre las migraciones;

240.- en #432 sobre el matrimonio y la familia;

244-249 en #437 sobre el matrimonio y la familia;

250.- en #443 sobre los jóvenes

251-252.- en # 453 y 458 a sobre las mujeres

253-256.- en 464-469 sobre la cultura de la vida y su defensa; bioética;

259.- en #472 sobre la ecología;

268.- en #486 h sobre leyes para cultura que proteja ante los MCS;

273.- en #493 sobre el turismo

276.- en #501 sobre la opción por los pobres y una pastoral atenta a los constructores de la sociedad;

281.- en #520 corrige el error de todas las versiones anteriores; donde decía Juan Pablo II dice Benedicto XVI.

292.- cita conclusiva del Papa en el “Quédate...” (#554) que se había omitido en los anteriores textos.



            [1].- La 4ta. redacción cita el segundo párrafo de PDV 76 que insiste en la “formación permanente”, pero particularmente de los “sacerdotes jóvenes”. La redacción final, omite las referencias a los jóvenes y cita la primera parte de PDV 76 que refiere a “cualquier período y situación de vida...”

Ir Arriba
8219